arriba Ir arriba

Les autoritats de les Illes diuen que Balears surt poc a poc de la crisi. La delegada del Govern i el president Bauzà han destacat la recuperació econòmica de les Illes. Els treballadors d' Emaya convocats a una vaga a partir del 26 de desembre. Inici de les vendes de Nadal, els comerciants creuen que seran positives. Entrevista amb Antoni Gomila i Rafel Durán, per l'obra Herodes Rei.

El Organismo de Investigación y Análisis francés (BEA), encargado de la pesquisas sobre el avión siniestrado entre Río de Janeiro y París con 228 personas a bordo el pasado 1 de junio, ha recomendado cambiar los "criterios de certificación" de los sensores de velocidad Pitot de los aviones. Las causas del accidente, no obstante, siguen sin aclararse, señaló el BEA en el segundo informe sobre el siniestro del avión Airbus A330 de la aerolínea Air France, que se precipitó al Atlántico.

  • El avión que viajaba de Río de Janeiro a París desapareció en el océano el 1 de junio
  • Le Monde asegura que la marina francesa ha captado la señal acústica que emiten
  • La Oficina de Investigación y Análisis matiza que aún se investiga si esta señal es buena
  • A las baterías de los localizadores les queda una autonomía de ocho días
  • La "prioridad" de los investigadores es la "búsqueda acústica" de las cajas negras
  • Dentro de 14 días dejarán de emitir el sonido que facilita su localización
  • Emiten a 37,5 kilohercios y los micrófonos pueden recoger frecuencias de entre 5 y 100
  • Los investigación del accidente del avión "se acerca al objetivo"

La Compañía Air France descarta que un fallo eléctrico fuese la causa del accidente del vuelo AF447, aunque sigue siendo una incógnita por qué, en cuestión de minutos, se produjo un cambio brusco de velocidad. Según el último mensaje automático que se recibió, el aparato estaba descendiendo a más de 1800 pies por minuto poco antes de desaparecer de los radares. Air France estaba sustituyendo los sensores de velocidad en vuelo de este modelo de Airbus, una decisión que la compañía ha decidido acelerar después de las presiones de algunos pilotos que se niegan a viajar si no se cambian esos sensores. Mientras, las familias de las víctimas esperan ansiosas a que se realicen las labores de identificación que ya han empezado. Informe Semanal analiza los diferentes interrogantes que se abren en torno al Airbus siniestrado en aguas del Atlántico.