Enlaces accesibilidad

Fallecimiento de Fran Álvarez

Belén Esteban, destrozada tras el fallecimiento de Fran Álvarez

  • El hostelero tenía tan solo 43 años

  • Fran Álvarez y Belen Esteban estuvieron casados durante dos años

Corazón - Belén Esteban, destrozada tras el fallecimiento de Fran Álvarez

Belén Esteban ha intentado continuar como ha podido con su rutina diaria. Esta mañana, los periodistas encontraban a Esteban en un centro comercial, y ayer en un bar cerca de su casa. Allí, no quiso hacer declaraciones, pero estaba visiblemente afectada tras conocer la noticia del fallecimiento a los 43 años de su ex marido, Fran Álvarez.


Aún no se había producido el levantamiento del cuerpo cuando muchos medios de comunicación ya se habían desplazado a su casa, en el barrio de La Elipa. Un allegado intentó evitar que se grabase este estremecedor momento y el círculo de Belén revela que la colaboradora está destrozada por la trágica noticia. Entre los amigos y familiares, estaba la actual novia del hostelero, que se cubría para que no se la identificara.


Fran Álvarez tenía que haberse presentado a las 12 de la mañana a su puesto de trabajo. Al no hacerlo, una empleada del hogar fue a buscarle, y encontró su cadáver tendido en la cama. Una vecina cuenta que en los últimos meses se le veía muy desmejorado. “Sorprendida hasta cierto punto. Ya se veía que bien, bien no estaba”, asegura.

La relación más nociva e intensa de Belén

El uso del posesivo en las relaciones personales de Belén Esteban da pistas sobre cómo entiende ella el amor. Francisco Álvarez fue "su" Fran durante los tres años de noviazgo y dos de matrimonio. A pesar de estar casado con una persona realmente mediática, él siempre luchó por conservar la etiqueta de "tipo corriente".


Fran y Belén eran amigos desde niños, se casaron en 2008 y el matrimonio duró 2 años. Él nunca dejó su puesto de camarero, y sorteó como pudo a la prensa, evitando aparecer en los medios. Al principio lo tuvo más fácil, cuando la pareja funcionaba. Pero por ella supimos tan solo un año y medio después de contraer matrimonio en Madrid, un desliz amoroso de Fran. Aunque Belén le perdonó, siguieron las continuas crisis de pareja por sus malos hábitos de vida. Ambos han reconocido el uso continuado de estupefacientes durante su relación.


En los últimos años, Fran había intentado desintoxicarse. Llevaba varios meses en Proyecto Hombre, pero recayó. Pero en este tiempo, la lucha con Belén era otra. Ella le pedía la nulidad matrimonial, para casarse con su actual pareja, su Miguel. Una nulidad que nunca llegó a firmar.
Ayer fallecía a los 43 años y deja una familia destrozada, una pareja, y un hijo de unos 20 fruto de una anterior relación.