Enlaces accesibilidad

Eurovisión 2019

Miki visita la Torre de David, en Salto Sepulcro y el Muro de las lamentaciones de Jerusalén

  • El representante español ha pasado el día en Tierra Santa
  • “Es el corazón del judaísmo, cristianismo y islamismo, y es un lugar sagrado para todas ellas”

Por
Eurovisión 2019 - Miki visita la Torre de David, en Salto Sepulcro y el Muro de las lamentaciones de Jerusalén

Miki ha viajado con la delegación española al completo a JerusalénTierra Santa de más de 4.000 años de historia donde se mezclan diversas culturas y religiones. Y el representante lo ha podido comprobar a su paso por los lugares más emblemáticos, donde ha visto mezquitas, sinagogas e iglesias.

“Ha sido una visita muy bonita y, aunque no sea un día de descanso como tal, sirve desestresarnos y pasar buenos ratos en grupo”, ha comentado.

Miki ha subido a la Torre de David, desde donde ha divisado la ciudad y sus contrastes. Por un lado, la ciudad vieja, donde se respira calma, y sus barrios están organizados según la religión que profesan. Y por otro, la parte moderna, que se caracteriza por los edificios nuevos, los colores y el ruido y la agitación de las calles.

Corazón - Miki, con ilusión y alegría ante la cuenta atrás para la final de 'Eurovisión 2019'

“Es el corazón del judaísmo, cristianismo y islamismo, y es un lugar sagrado para todas ellas”, ha explicado Avishai, el guía del grupo, cuyo nombre hebreo que significa “regalo del padre”. Además existe también una zona armenia, "que, aunque son cristianos, tienen costumbres propias". 

Avishai nos hace una visita por la Iglesia del Santo Sepulcro de #jerusalem #mikitour

Una publicación compartida de  eurovisiontve (@eurovisiontve) el 

La siguiente parada ha sido la Iglesia del Santo Sepulcro. Se cree que allí se crucifico y se enterró a Jesucristo. Además, guarda la piedra en la que fue ungido antes de ser sepultado. Un momento muy solemne en el que se ha hecho un silencio espontáneo entre las decenas de personas que visitaban el lugar.

Y en la ruta por Jerusalén no podía faltar el Muro de las lamentaciones. El equipo se ha acercado al muro, dividido por géneros, para tocarlo y pedir sus deseos. Un lugar que irradia energía y una fuerza sobrecogedora, tal vez por la mezcla de civilizaciones que han dejado su huella.

Y en cada uno de los rincones, Miki se ha encontrado con decenas de fans a los que ha atendido con simpatía y fotografiándose con ellos:“Mola recibir el cariño de la gente. Cuando se acercan y te dan la enhorabuena por el trabajo hecho, es muy guay. Estoy contento y si ellos también lo están, pues mejor”.

La última parte de la visita ha tenido lugar en el mercado de Machne-Yehuda. Los miembros de la delegación han comido el típico falafel, un plato georgiano y de postre un helado, para combatir las altas temperaturas.