Enlaces accesibilidad

Los padres los niños asesinados en Godella pueden ser juzgados y condenados

  • Un informe médico da luz verde para que sean sentenciados si así procede
  • En el documento se les ha considerado capacitados para declarar
  • Está afirmación no elimina la posibilidad de que pueda haber eximentes en una posible sentencia
  • Toda la información en la página web de 'La Mañana' 

Por
La Mañana - Prisión para los padres de los niños de Godella

¿Pueden ser juzgados y condenados los padres de los dos pequeños asesinados en Godella? La respuesta es sí, según ha dado a conocer el abogado Erlanz Ibarrondo en el programa ‘La Mañana’. El letrado ha hecho referencia a un informe elaborado por el médico forense que ha valorado el estado de los progenitores. “Esto es fundamental porque permite saber si saber si pueden ser juzgados y condenados”. Esta afirmación no elimina la posibilidad de que la enfermedad mental que sufre el padre de los niños pueda ser eximente en una hipotética sentencia. Tal como ha comentado el abogado, en el documento ha tenido una vital importancia el hecho de que se les haya considerado capacitados para declarar ante las autoridades.

Los dos detenidos permanecen ahora en prisión provisional comunicada y sin fianza. Así lo ha decretado el juez que está instruyendo el caso tras haberse negado ambos a declarar. Antes sí lo habían hecho ante los agentes del instituto armado. Ahora se encuentran en el centro penitenciario de Picassent (Valencia), aunque dentro de módulos de enfermería separados.

“Hay que dar un aviso ante cualquier indicio”, ha dicho Benjamín Ballesteros durante su intervención en ‘La Mañana’. El Director de Programas de la Fundación ANAR ha explicado en directo los diferentes pasos que se pueden seguir cada vez que una persona tenga sospechas de que hay menores en una situación similar a la que se encontraban las víctimas de este crimen. La familia vivía en claras condiciones de insalubridad que no eran desconocidas por algunas personas de su entorno. Los servicios sociales ya habían abierto un expediente a los progenitores para retirarles la custodia.