Enlaces accesibilidad

Los pequeños de Godella habrían tenido una muerte violenta

  • La investigación apunta a que los pequeños podrían haber fallecido a golpes
  • La familia vivía en una vivienda en condiciones de insalubridad
  • "Las personas que lo sabían no han acudido a la Policía", apunta el criminólogo Vicente Garrido 
  • Toda la información en la página web de 'La Mañana'

Por
La Mañana - Los pequeños de Godella habrían tenido una muerte violenta

“Las personas que conocían esta situación de riesgo no han acudido a la Policía”, ha dicho el criminólogo forense Vicente Garrido en ‘La Mañana’. El experto ha evaluado el hallazgo de los cuerpos sin vida de los pequeños de Godella (Valencia) poniendo el foco en terceras personas que podrían haber evitado el resultado fatal. “Aquí nadie ha llama a los servicios sociales. No entiendo cómo nadie ayudó a la familia”, ha sentenciado.

Garrido ha intervenido en directo durante la emisión del programa para aportar su punto de vista profesional sobre el crimen de los menores en la localidad valenciana. Los pequeños fueron hallados a última hora de la tarde de ayer muertos y enterrados, tras un amplio operativo de búsqueda de la Guardia Civil. La madre de los niños fue la que señaló a los agentes del instituto armado el lugar en el que se encontraban los cuerpos. Se trataba de un niño de tres años y una niña de cinco meses.

La búsqueda se inició cuando dos vecinos dieron la voz de alerta tras oír gritos en la vivienda donde vivía la familia y más tarde presenciar cómo el padre de los menores corría tras la madre desnuda. Vivían en un chalet okupado y en condiciones de insalubridad. Los servicios sociales ya habían abierto un expediente a los progenitores para retirarles la custodia.

Garrido también se ha referido a la enfermedad del padre de los niños durante su intervención. Ha dejado claro que no entiende cómo ante esta situación de “riesgo elevadísimo” no ha tenido lugar una intervención a tiempo. Los antecedentes psicológicos del progenitor están en el punto de mira de la investigación. La principal hipótesis que manejan los investigadores apunta a una muerte violenta.