Enlaces accesibilidad

La revolución Guna

  • En Portada viaja a las islas Guna, amenazadas por el cambio climático. Sus habitantes pueden ser los primeros desplazados indígenas de América
  • Guna Yala es su territorio, una comarca autónoma del Caribe panameño

|

Por
En portada - Guna Yala, entre el mar y la tierra

Al llegar al control de la carretera que atraviesa la Reserva de Nusagandi, se ven tres banderas: la panameña en el puesto de policía y dos en el lado guna: una tricolor (roja, amarilla y verde, con 8 estrellas y dos brazos cruzados) , adoptada por el Congreso General Guna en 2010, y otra que llama mucho más la atención, sobre todo a los españoles, que consta de tres franjas horizontales, dos rojas y, entre ellas, una amarilla sobre la que hay una esvástica, orientada al lado izquierdo, un símbolo tradicional guna. Esta es la bandera “rojigualda” con una esvástica levógira es la enseña de un levantamiento que marca un hito en la historia del pueblo guna y origen de su actual autogobierno: la Revolución Dule de 1925.

En portada: La revolución Guna (Making of)

La separación de Panamá de Colombia en 1903 fue traumática para los gunas. No sólo pierden territorio, sino que quedan divididos por la nueva frontera. Con la nueva república también se impulsa las políticas para “civilizar” a todos los pueblos indígenas, entre ellos el guna. Esta acción “civilizadora” implicaba la desaparición de la lengua y los usos tradicionales, entre ellos la vestimenta tradicional de las mujeres. A medida que aumentó la presión para erradicar las tradiciones, creció la resistencia, hasta el punto que el 25 de febrero de 1925 los rebeldes gunas declararon su independencia, la República Dule.

Una semana después, el conflicto se cerraba con un acuerdo de paz entre las autoridades panameñas y gunas. Los indígenas entregaban sus armas y reconocían las leyes de la República de Panamá y, a cambio, el gobierno les permitía conservar su cultura y su autonomía.

Aunque la vida de la República Dule fue efímera, el 25 de febrero es el “día nacional” de los gunas. Aquella revolución fue seguida por la creación de la Comarca de San Blas en 1938, conocida desde 2010 como Guna Yala. Así hoy los gunas son uno de los pueblos indígenas que mejor han conservado su cultura y su autogobierno.

En este contexto, la vestimenta de las mujeres puede interpretarse como un símbolo de resistencia y autoafirmación. Las gunas, a diferencia de los hombres, conservan con orgullo su vestido tradicional y, en particular, las molas, que forman parte de sus blusas.

Las molas, estimadas como moneda de cambio y producto comercial, aportan importantes ingresos a las comunidades y, en particular, a sus mujeres. Su confección y diseño es una actividad femenina, en la que también participan los “omegiid”, los homosexuales, los hombres que asumen una identidad femenina, aunque no vistan las prendas tradicionales. Las molas son, además, la expresión artística guna más conocida y apreciada. Podría decirse, que las molas son otra bandera de los gunas.