Enlaces accesibilidad

¡Brava, Victoria!

Diez años sin la soprano Victoria de los Ángeles

  • Victoria de los Ángeles tiene publicados una cincuentena larga de discos
  • No existe ningún trabajo biográfico y las ediciones en vídeo son muy escasas
  • Pero Victoria filmaba a su alrededor y se convirtió en cineasta aficionada
  • Un recuerdo de 'Imprescindibles' a los diez años de su fallecimiento

Por
Imprescindibles - Brava victoria

Imprescindibles

Se emite el lunes, a las 21.00 h. en La 2

El documental "Brava Victoria" es una producción de Cromosoma y Televisió de Catalunya, con la colaboración de Televisión Española, Fundació Victoria de los Ángeles, Gran Teatre del Liceu e ICIC.

Equipo:
Directora: Maria Gorgues
Productor: Oriol Ivern
Productor ejecutivo: Tono Folguera
Director de fotografía: Carles Mestres
Montaje: Carlos Prieto
Diseño de sonido: Dani Zacarias y J.Sánchez “Cuti”

Duración: 52'

“Victoria lo guardaba todo”. Fue una de las primeras frases que pronunció Helena Mora (presidenta de la Fundación Victoria de los Ángeles y nuera de la soprano) cuando le preguntamos sobre la posibilidad de rescatar imágenes inéditas de la artista.

Victoria lo guardaba todo

Con muchas ganas y con la esperanza de desenterrar un pequeño tesoro, la Fundación y el equipo del documental nos pusimos a explorar un montón, nunca mejor dicho, de efectos personales. Una especie de zoco, de memorabilia, que haría las delicias de cualquier coleccionista.

Finalmente, mezcladas con proyectores, cámaras fotográficas, una modernísima cámara de 8 mm y una preciosa Bolex de 16 mm, aparecieron las bobinas.

La soprano se convirtió en una cineasta aficionada. Rodaba cuando viajaba y reflejaba su entorno familiar cámara en mano

El material era una incógnita; su valor en tanto que imágenes inéditas, incalculable. Fuentes del entorno de la cantante aseguraban que la cámara la llevaba la propia Victoria de los Ángeles muy a menudo.

Gracias a sus largas estancias en Estados Unidos y amante de todo lo moderno y novedoso, la soprano se convirtió en una cineasta aficionada. Rodaba cuando viajaba y, cuando volvía a Barcelona, reflejaba su entorno familiar cámara en mano.

Pudorosa delante del objetivo (su timidez era notable fuera del escenario), le gustaba observar sin ser observada.

Aprovechó las posibilidades técnicas (y lo practicó durante toda su vida) para dejar constancia, por ejemplo, de las melodías populares que habían sonado desde su infancia en la casa paterna.

Una vida de talento

Victoria de los Ángeles nació en Barcelona el 1 de noviembre de 1923. Su padre, Bernardo López, de origen andaluz, era el bedel de la Universidad de Barcelona y residía allí con la familia: su esposa Victoria García y sus tres hijos Carmen, Victoria de los Ángeles i José.

Las aulas vacías de la universidad y la sala del paraninfo, donde podía tocar el piano, fueron el entorno cotidiano de la infancia y la juventud de esta gran cantante.

 Victoria de los Ángeles labró su talento artístico de forma autodidacta

Durante su adolescencia, Victoria de los Ángeles labró su talento artístico de forma autodidacta.

Al acabar la Guerra Civil española entró en el Conservatorio de música del Liceu, donde la escuchó por primera vez la cantante y profesora Mercè Plantada.

Realizó sus estudios musicales junto a la mezzosoprano Dolors Frau y el guitarrista Graciano Tarragó.

Su carrera duró hasta el 28 de diciembre de 1997, fecha de su último concierto público, acompañada por Albert Guinovart en el Teatro Nacional de Catalunya de Barcelona.

Murió en Barcelona el 15 de enero de 2005.

El documental,  una nueva mirada

Con una intensísima carrera, llegó a interpretar el papel protagonista de más de 35 óperas, entre las que encontramos:  La Traviata, Carmen, Pelléas et Mélisande, Fidelio, Fausto, Pagliacci, Werther, Orfeo, Cavalleria rusticana, La Bohème, Madame Butterfly, Il barbiere di Siviglia, Otello, Tannhäuser, Lohengrin, Ariadne auf Naxos, Der Freischütz o Don Giovanni.

En 1961 participa en el estreno póstumo de La Atlántida de Manuel de Falla en el Gran Teatro del Liceu

Sus numerosas grabaciones son consideradas una referencia indiscutible.

También en 1961 destaca su participación en el estreno póstumo, en versión de concierto, de La Atlántida de Manuel de Falla en el Gran Teatro del Liceu.

En aquellos años, realizó una importante difusión de la música española y latinoamericana, y colaboró con su admirado Pau Casals, y con los compositores más importantes del momento: Joaquín Rodrigo, Frederic Mompou, Xavier Montsalvage, Oscar Esplà, Héitor Villa-Lobos i Eduard Toldrà.

Tratamiento

Sin seguir un recorrido estrictamente lineal, el documental también asume la trayectoria biográfica de la soprano.

Brava Victoria!” pretende acercarse al perfil humano de la gran cantante. 

Más allá de una síntesis profesional y artística, “Brava Victoria!” pretende acercarse al perfil humano de la gran cantante.

En este sentido, las películas personales revelan otras facetas de la vida de Victoria de los Ángeles.

Tres bloques

El documental distingue tres bloques con contenidos y lenguaje visual propios:

  • Una soprano barcelonesa (hasta que la cantante cumple veinticinco años)

Está planteado como un making off que muestra la investigación del propio documental,en varios ámbitos y espacios, con la intención de reconstruir el pasado del personaje. Esta parte hace referencia tanto a la formación como a la personalidad de la cantante. Por ello, intervendrán imágenes simbólicas y tratadas. Ejemplos: el patio de Ciencias de la Universidad, floristería, muñecas, croissants, etc., que ayudan a dibujar la personalidad de la futura cantante. Empieza a salir el tema recurrente del tejer de las agujas de punto que funcionará como recurso de transición y que marca el ritmo de los acontecimientos, como un metrónomo.

  • La voz del corazón (etapa del gran eco internacional) 

Una nueva mirada hacia la protagonista y de la protagonista. Este bloque corresponde, básicamente, a las películas encontradas, que documentan e ilustran la etapa internacional de la cantante. Imágenes totalmente ineditas de la soprano y de su entorno.

  • El lenguaje del recuerdo (Victoria de los Angeles, hoy)

Es la parte que corresponde al presente, con todo lo que está vinculado con Victória de los Ángeles. En casi todas las sequencias de este rodaje tienen un papel muy destacado dos personas: Helena Mora, nuera de la cantante y presidenta de la Fundación Victória de los Ángeles y Manuel Garcia Morante, el último pianista acompañante y gran amigo de la cantante

Televisión

anterior siguiente