Enlaces accesibilidad

#BloggerMC5 - Mousse de chocolate con merengue crujiente

  • ¿A que nunca hubieras imaginado poder utilizar el agua de cocción de las legumbres para cocinar un postre delicioso?
  • Sano, ligero y además vegano
  • Esta mousse de Raquel te conquistará por completo

Por
#Blogger - Mousse de chocolate con merengue crujiente

¿A que nunca hubieras imaginado poder utilizar el agua de cocción de las legumbres para cocinar un postre delicioso, sano, ligero y además vegano? Si no te lo crees te explico cómo tener lista esta suculenta mousse de chocolate con merengue crujiente en 1 hora y sin utilizar huevo, lácteos ni gelatina. Y que no te asuste lo del agua de legumbres… ¡El sabor a la legumbre ni se nota ni se huele cuando el postre está terminado! ¿Vamos a ello?

Aunque te parezca increíble, es un postre tan rico, fácil y económico que si no lo cuentas… ¡Nadie sabrá de qué está hecho ni que lo has hecho en un momento! ¿Una recomendación? No añadas endulzante si tu chocolate de postre ya lleva azúcar e intenta , poco a poco, acostumbrarte a consumir chocolates con mayor porcentaje de cacao y menos azúcar.

 

 

Mousse de chocolate con merengue crujienteMousse de chocolate con merengue crujientepostres

 
Ingredientes Preparación
  • 2 tazas de agua de cocción de legumbres (yo la he usado de garbanzos y te sirve el propio líquido de la legumbre al natural, en conserva/de bote).
  • 120 gramos de chocolate negro de postres.
  • Opcional: endulzante de preferencia o esencias tipo vainilla, por ejemplo.
  • ¼ cucharadita de cremor tártaro o ácido tartárico (lo encuentras en tu supermercado habitual, es un tipo de gasificante).
  1. Para la mousse: vacía un bote de conserva de legumbre sobre un colador o utiliza 1 taza de agua de cocción de legumbre que hayas guardado y reserva el líquido resultante en un bol mientras fundes al baño María el chocolate. Cuando el chocolate esté fundido es momento de agregarle esencias (no es imprescindible, yo no las he añadido), mezclar bien y dejarlo atemperar mientras montamos el agua de las legumbres (con una batidora eléctrica lo tendrás enseguida, debes conseguir una textura similar a las claras a punto de nieve). A continuación hay que ir agregando el contenido del bol que acabamos de montar al que habíamos reservado con el chocolate, poco a poco y mediante movimientos envolventes hasta que la mezcla sea totalmente homogénea. Vertemos en tarrinitas(suelen salir 4 unidades) y dejamos refrigerar al menos entre 30 minutos y 1 hora antes de poder servir.
  2. Para el merengue: precalienta el horno a 100°C y vacía un bote de conserva de legumbre sobre un colador o utiliza 1 taza de agua de cocción de legumbre que hayas guardado. A continuación, agrega 2 cucharaditas de esencia de vainilla (o la que más te guste) y ¼ de cucharadita de cremor tártaro. Bate (preferiblemente con batidora eléctrica) y cuando empiece a montar añade 2 cucharadas de azúcar glacé y sigue batiendo hasta que logres un merengue o mezcla capaz de hacer picos, es decir, con una consistencia mucho más cremosa que las claras a punto de nieve. Pon papel de horno sobre una bandeja apta para hornear, distribuye pequeñas formas de merengue con una cuchara o manga pastelera y hornea hasta que estén a tu gusto (es difícil dar tiempo de cocción pues dependerá del tipo de horno, de la humedad exterior y de cómo te guste más, blanco y blandito o dorado y crujiente, como a mí).