Anterior Tiramisú de té verde Siguiente ¿En qué continente encajas mejor? Arriba Ir arriba
Es lo que los científicos denominan el "efecto de la primera noche".

¿Por qué dormimos mal en camas extrañas? Tu cerebro te está vigilando

  • A la mayoría nos ocurre lo que los científicos denominan el "efecto de la primera noche"

  • Una noche de insomnio o sueño de mala calidad puede afectar gravemente a nuestras funciones cognitivas

|

No hay nada como dormir en nuestra propia cama. Muchos de nosotros experimentamos problemas de sueño cuando dormimos en un sitio desconocido. Y es que a la mayoría de nosotros nos ocurre lo que los científicos denominan el “efecto de la primera noche”, que consiste en problemas para conciliar y/o mantener el sueño durante la primera noche al dormir en una cama extraña, o en un lugar desconocido.

Recientemente, un estudio de la Universidad de Brown arroja luz a este fenómeno. Lo que ocurre durante la primera noche de dormir en un sitio diferente al habitual es que, nuestro cerebro lo cataloga como un sitio potencialmente peligroso y se mantiene en alerta, vigilando. Si no sabemos si una habitación es segura para dormir en ella, se activa este sistema de vigilancia para que podamos detectar algo inusual.

El “efecto de la primera noche” podría ser equivalente a lo que ocurre con otros animales. Por ejemplo, los pájaros duermen con un ojo abierto, y la mitad del cerebro activa, en caso de que puedan venir depredadores. También los delfines, alternan el sueño de cada uno de los hemisferios cerebrales (cada una de las mitades en las que se divide nuestro cerebro), de manera que están siempre alerta.

En el estudio, se vio que durante esta primera noche fuera de la cama habitual, el cerebro se dormía con normalidad, pero el hemisferio izquierdo se mantenía más activo, muy atento a sonidos extraños. En la segunda noche, el efecto se desvanecía. Sin embargo, en la investigación se midió la actividad del cerebro durante un breve espacio de tiempo, por lo que es posible que nos suceda como a los delfines, y que alternemos la mitad del cerebro que se mantiene activa. Este efecto puede ser particularmente molesto para las personas que se ven obligadas a hacer viajes de negocios, que ven su sueño perjudicado.

¿Qué podemos hacer para minimizar el “efecto de la primera noche?

Una noche de insomnio o sueño de mala calidad puede afectar gravemente nuestras funciones cerebralesEl sueño nos permite consolidar los recuerdos y es esencial para el aprendizaje. Con la falta de sueño, nuestra memoria, nuestra atención y nuestro estado de ánimo se ven perjudicados, afectando al desempeño de nuestras actividades cotidianas.

¿Qué podemos hacer para que el “efecto de la primera noche” nos afecte lo menos posible?

- Familiarízate con el lugar
- Reduce al máximo los estímulos y causas que puedan molestarte, como bajar las persianas, utilizar tapones de los oídos, mantén mantas cerca por si tienes frío o un ventilador si tienes calor.
- Prueba a llevarte tu propia almohada.
- Intenta elegir habitaciones similares a la tuya propia.
- Utiliza técnicas de relajación, programas de estimulación cerebral para ayudar a tratar el insomnio, o sustancias naturales inductoras del sueño, como la melatotina o la valeriana. Los fármacos inductores del sueño se desaconsejan.
- Y sobre todo, no te desesperes. Hazte a la idea de que durante la primera noche no descansarás tan bien como en tu propia cama, es normal. No te angusties, y sobre todo, no mires el reloj contando las horas de sueño que te quedan.