Anterior Milhojas de calabacín Siguiente Este verano, sumérgete en la tele de los 90 con el Archivo de RTVE Arriba Ir arriba
La estrategia del muñeco alienígena ha sido desarrollada por Todd Roger y Katherine Milkman.

El simple truco del cerebro que transformará tu memoria: el muñeco alienígena

  • Los humanos somos expertos en olvidar o posponer cosas pendientes

  • Para luchar contra ello, hemos desarrollado un sinfín de trucos que ayudan a nuestra memoria

|

Los humanos somos expertos en olvidar o posponer cosas pendientes. Para luchar contra ello, hemos desarrollado un sinfín de trucos que ayudan a nuestra memoria: El hilo atado en el dedo, cambiarnos el anillo de mano, los post-it fosforitos inundando nuestro escritorio, las alarmas móviles, etc... Pero, ¿por qué esto tampoco funciona?

Esencialmente, porque nuestro cerebro codifica de marea ineficaz nuestros objetivos: Posponemos las tareas sin pensar en el momento concreto en que vamos desarrollarlas. De esta manera, esa carta del seguro del coche puede tirarse semanas encima de tu mesa sin que hayas ido a enviarla.

Si estamos preocupados por nuestra memoria, existen herramientas científicas de estimulación cognitiva, que pueden ayudarnos a evaluar y potenciar nuestras habilidades cognitivas. Sin embargo, si únicamente queremos luchar contra los pequeños olvidos diarios, podemos poner en marcha esta sorprendente y sencilla estrategia conocida con el nombre del muñeco alienígena:

Esta estrategia, ha sido desarrollada por Todd Roger y Katherine Milkman, dos investigadores de Harvard y Pensilvania respectivamente. Su teoría ha sido avalada científicamente y publicada en la revista Psychological Science. El sistema que proponen estos investigadores para potenciar nuestra memoria es asombrosamente sencillo: Asociar mentalmente una tarea que tenemos que realizar, a un estímulo físico inusual.

Lo explicaremos con uno de sus experimentos más curiosos, que fue realizado en una cafetería, mediante un estudio de campo. A los clientes que tomaban un café se les entregaba un cupón descuento que sería válido dos días más tarde. A la mitad de los clientes se les avisó en caja que el día del descuento habría en el mostrador un muñeco alienígena de la película Toy Story. Al resto no.

De los clientes que se les dio la señal, el 24% recordó utilizar el descuento frente al 17% de los que no habían sido avisados. Estos resultados sugieren que el enfoque de recordatorios por asociación, puede aumentar drásticamente el éxito a la hora de completar tareas.

Los investigadores proponen que usemos la imaginación para diversificar nuestras asociaciones. Podemos jugar con el estímulo que queramos y de la condición que queramos (visual, auditivo, olfativo…) con la única regla inquebrantable de que esté presente y podamos percibirlo con precisión en el momento objetivo de realizar la tarea.

Además, no sólo su método puede ayudarnos individualmente, sino que si las empresas y entidades lo utilizasen podría facilitarnos la vida.

Algo tan simple como los parkins. A todos nos ha pasado alguna vez que tras llegar al coche nos acordamos que no hemos pagado y tenemos que volver. Roger y Milkman proponen que si estas empresas pusieran una estatua alienígena en el lugar donde recogemos el ticket con un aviso de que encontraremos otra igual en las cajas de pago, se reducirían drásticamente esos viajes dobles al coche y posteriormente volver a la caja.

En conclusión, parece que este nuevo método publicado hace apenas dos meses, podría ser la herramienta perfecta para facilitarnos el bienestar, y olvidarnos del resto de trucos ineficaces que utilizamos con el fin de potenciar nuestra memoria.