Anterior Tiramisú de té verde Siguiente ¿En qué continente encajas mejor? Arriba Ir arriba
Repor - Zoos bajo lupa

Zoos bajo lupa

  • 12 millones de personas visitan cada año los zoológicos españoles

  • Los principales objetivos de los zoológicos del siglo XXI son la conservación, educación y la investigación

  • Para las asociaciones animalistas los zoológicos son, sobre todo, un  negocio basado en el cautiverio

|

12 millones de personas visitan cada año los zoológicos españoles. Una cifra que confirma su poder de seducción, sobre todo, entre los más pequeños. Pero, ¿son los zoológicos algo más que un centro de ocio?
“Los principales objetivos de los zoológicos del siglo XXI – nos explica Agustín López-Goya, director biológico del Zoo de Madrid, son la conservación, educación y la investigación. Pero conjugado con la parte lúdica porque los visitantes vienen a entretenerse”.

Zoos bajo lupa - Zoo Madrid


 “Muchos zoos son sólo un entretenimiento- responde Andrea Torres, de la asociación animalista Infozoos -. Se lucran de los animales.” Y añade que es prácticamente imposible que los animales en cautividad estén bien. A la pregunta ¿Cuál es el zoológico español que reúne las peores condiciones? Nos dan esta respuesta: “El de Castellar de la Frontera, en Cádiz”.
Entramos en contacto con una persona que nos explica algunas de las razones por las que este zoo está tan cuestionado. “Utilizan el fotomatón animal. Los animales desde pequeños pasan todos los días, de la mañana a la tarde, de brazo en brazo de los visitantes para hacerse fotos. Aparte del sufrimiento animal es peligroso para la salud pública (…) Ha habido casos de mordeduras  e incluso una plaga de tiña. Nos explica esta persona que prefiere mantener el anonimato. “En el caso del tigre, el propietario lo sedaba y le quitaba las uñas para que los visitantes se hicieran la foto tranquilamente” apostilla.

Zoos bajo lupa - Ricardo Gistas


“Yo desde pequeño ya quería ser como Félix Rodríguez de la Fuente” nos confiesa Ricardo Gistas, propietario del zoo de Castellar. Reconoce que el poder hacerse fotos con los animales es un reclamo para la gente y a él le ayuda a mantener el zoo, que es privado.”Pero los animales no están estresados” puntualiza. “Aquí todo el mundo protesta. Vienen los animalistas y dicen que estas instalaciones son pequeñas. Pero, ¿qué hacemos?, ¿sacrificamos a los animales?”
Para las asociaciones animalistas la prueba de que los zoológicos son, sobre todo, un  negocio basado en el cautiverio de los animales la encontramos en los delfinarios, donde se entrena a estos animales para que participen en espectáculos que califican de “circenses” y que incrementan, dicen, su sufrimiento.“Las cosas han cambiado. Ya no trabajamos como hace 25 años. Yo me quedo tranquilo que los animales están bien” nos dice Stuart Moore, director del delfinario Aquópolis Costa Dorada.

Zoos bajo lupa - SOS Delfines


Pero para ver animales hay otras alternativas. En plena serranía de Cuenca encontramos El Hosquillo. El parque se creó para repoblar acotados de caza de especies como muflones o ciervos. Actualmente se centran en la educación medioambiental. Pero ojo a interesados: aquí sólo se ven animales autóctonos que se crían en semi libertad. “Deberíamos empezar a valorar más lo que tenemos cerca, lo autóctono” nos dicen desde el parque.

Es un reportaje de Alicia Gómez y Sara Boldú
Edición: Marta Blanch
Sonorización: Fernando Pequeño
Ambientación Musical: Gerard Gual