Anterior Cola de merluza rellena de pies de cerdo Siguiente Rober se enfrenta a su pasado tras la llegada de una 'vieja amiga' en los próximos capítulos de 'Servir y proteger' Arriba Ir arriba

'Un mundo sin abejas', en 'La Noche Temática'

|

'El efecto abeja'

Todos los públicos. Comenzamos la emisión con un documental de producción sueca del año 2014. Con una duración de 58 minutos está dirigido por Tina-Marie Qwiberg y producido por Triq Produktion.

'Miel: los secretos de la colmena'

Todos los públicos. Cerramos la emisión con un documental de nacionalidad francesa del año 2011 de 52 minutos de duración. Está dirigido por Sylvie Chabas y producido por SUNSET Presse.

Durante millones de años, los insectos han polinizado las plantas a cambio de polen. Este intercambio nos proporciona una tercera parte de nuestros alimentos. Pero los pesticidas agrícolas y las enfermedades han reducido dramáticamente el número de abejas y otros polinizadores. En las ciudades los productos químicos están menos presentes. ¿Podrían los entornos urbanos convertirse en un santuario para las abejas? La miel es un producto único. Algunos científicos sugieren incluso que podría aplicarse en el tratamiento contra el cáncer. Esta semana, la Noche Temática reflexiona sobre las consecuencias de la creciente desaparición de las abejas en el mundo.

'El efecto abeja'

La necesidad de polinizar grandes cosechas ha dado lugar a la industria de la cría de abejas. Con una gran demanda, alquilar colonias de abejas es un negocio muy rentable. En muchos lugares, como Estados Unidos, los agricultores dependen exclusivamente de una sola especie, la abeja doméstica.

[Ver el documental en la parte superior]

La monocultura es una forma racional de producir cultivos. Es mucho más fácil cosechar un cultivo único que un conjunto de plantas diferentes, que posiblemente tendrían que ser cosechadas de forma distinta. Pero si en un entorno solo hay un campo de colza en flor, los abejorros y las abejas de esa zona están limitados a alimentarse solamente de semilla de colza.

La falta de nutrición es un problema en más de un sentido. Las abejas y los abejorros no polinizan de forma altruista, sino para alimentar a sus crías y asegurar su colonia a tiempo para el invierno. Una dieta desequilibrada es probablemente una de las razones del descenso en la población de abejas. Doscientos aleteos por segundo no es suficiente.

La monocultura necesita polinización, pero los milenarios abejorros no se adaptan bien a ella. Los polinizadores silvestres que habitan en los márgenes de los campos de cultivo son muy eficientes, pero en un campo de arándanos de grandes dimensiones, los polinizadores nativos no llegan al centro del mismo, así que para esas zonas hay que recurrir obligatoriamente a los polinizadores comerciales.

¿Cómo reemplazamos las flores silvestres? ¿O las partes de una cadena alimenticia que se ha desmoronado? ¿Cómo entender la importancia de las pequeñas criaturas y de que tres cuartas partes de todas las plantas dependen de los insectos polinizadores? Dicho de otro modo, casi todo lo que vemos a nuestro alrededor depende de ellos.

'Miel, los secretos de la colmena'

La miel se está convirtiendo en un producto cada vez más escaso y cada vez más demandado. En Francia las importaciones se han triplicado en los últimos quince años lo que ha supuesto la llegada al mercado de miel de calidad dudosa.

No recomendado para menores de 12 años La noche temática - Miel, los secretos de la colmena - Ver ahora
Transcripción completa

En el campo las abejas están muriendo

y hoy día la miel se está convirtiendo

en un producto cada vez más raro.

En París, aparentemente, todo marcha bien.

No hay problemas, producen mucha miel y es de buena calidad.

Pero la miel de las ciudades francesas

no sustituirá a los productos importados

que se han triplicado en solo 15 años.

Un mercado en expansión que estimula el engaño y la estafa.

Las zonas iluminadas que vemos en la imagen

son capas de levadura.

Existe, claramente, un problema con las mieles chinas.

-A veces encontramos cosas horribles como harina de soja

o clara de huevo deshidratada. Hay montones de cosas.

La miel es un edulcorante muy popular,

pero sus poderes curativos se suelen ignorar.

En el Corán hay un verso que dice algo así:

"Todo lo que pasa por el estómago de una abeja es medicinal".

¿Podrían la miel y otros productos de la colmena

ser nuestros futuros antibióticos?

La enfermera jamás había visto algo parecido.

La miel había hecho el trabajo por ella.

(Música)

Poner miel sobre una tostada es algo que no deberíamos dar por sentado.

La gente habla del descenso en la población de las abejas

y de los riesgos que ello conlleva para la polinización,

pero a menudo olvida otro aspecto,

la carencia cada vez mayor de un producto excepcional

y de todo lo que fabrican las abejas en el interior de sus colmenas.

La miel ha existido en todas las civilizaciones

y es algo que el hombre nunca ha sido capaz de fabricar por sí solo.

En este colmenar en el parque de Courneuve,

en las afueras de París,

vamos a ser testigos de la primera recolección

de primavera de miel de espino

que Alain Sandmeyer ha dejado cuidadosamente madurar.

Cuando los panales están sellados así ya podemos recolectar la miel.

Es lo mismo que hacemos nosotros poniendo una tapa en el tarro

cuando la mermelada está lista.

Cuando la miel está lista,

particularmente en lo que se refiere a contenido de agua,

las abejas lo saben y la sellan aquí arriba.

La miel debe tener entre un 16 y un 17 % de contenido de agua

Mientras que el néctar, cuando se recolecta,

tiene alrededor de un 60 % de contenido de agua.

Así que es esencial que eliminen el agua.

Y solo cuando estiman que hay alrededor de un 16-17 %

sellan el panel con cera.

En ese momento nosotros vemos que podemos recolectarla.

Y estamos seguros de que tendrá un contenido de agua del 15, 16 o 17 %

y se podrá conservar durante varios años sin problema.

Aquí el panal está perfectamente sellado.

La miel está lista para ser recolectada sin problema.

Alain Sandmeyer es el encargado del colmenar

de los jardines de Luxemburgo en París.

Es un apasionado de las abejas y, especialmente,

de la miel que producen.

Es fantástico cuando ves lo que fabrican.

Para producir un kilo de miel

las abejas tienen que volar entre 40 y 50 000 km.

Así que se pueden imaginar el trabajo que conlleva eso

y el respeto que debemos sentir por estos animales.

40 000 km o casi un viaje alrededor de globo

para fabricar un kilo de miel.

¿Cuándo dejaremos entonces de ver la miel

como un producto alimenticio más de los que comemos porque es dulce?

Cuando se busca miel de alta calidad

a menudo implica redes de producción a pequeña escala.

Actualmente la gran mayoría de las mieles francesas

la venden los propios apicultores en los mercados locales.

Esa es miel de primavera que recolecté y embotellé anoche.

-¿Esta? -Sí, esa.

Los auténticos entusiastas de la miel saben lo que quieren

y apreciar la miel significa identificar orígenes

y sabores específicos como sucede con el vino.

Aquí la tenemos de tomillo francés. Algo bastante inusual.

En su tienda de París, Sylvette Vidal da la oportunidad

de probar todas las variedades que están expuestas.

El sabor inicial de esta es realmente inusual.

Y luego cambia un poco. -Está deliciosa.

Es muy sorprendente. Y tiene un sabor a regaliz, en mi opinión.

Sí, y el sabor es bastante fuerte. -Sí, es sorprendente.

-Y además permanece mucho tiempo.

La miel de roble proviene del departamento de Lozère,

allí es donde se produce. Y es sabrosa.

-Muy sabrosa. -Exacto. Eso no se puede negar.

Cada estación trae una nueva miel

si se permite a la naturaleza seguir su curso.

Cada mes de septiembre, cuando abro la tienda,

cuando llegan los clientes, todos me preguntan:

"¿Qué has encontrado para nosotros este año?"

Así que cada año tengo que sorprenderlos.

Este año hay un apicultor que colocó sus colmenas

en un lugar donde había muchos rododendros

y la miel de rododendro es muy rara.

Pero los rododendros florecieron tarde así que las abejas polinizaron

otras flores que estaban por debajo y llenaron las colmenas.

Y volvieron a los rododendros más tarde.

De manera que esta vez el apicultor

no obtuvo miel de rododendro, sino otra cosa, miel de montaña,

miel de montaña y bosque, que era excelente.

Así que podemos beneficiarnos de ese contratiempo.

Y el año que viene tal vez encontremos algo parecido.

Sylvette Vidal conoce a cada uno de los apicultores con los que trabaja,

algo que de ningún modo sucede con los principales minoristas.

En Francia la mitad de la miel que se consume es importada.

Y cuando los precios son bajos,

alrededor de 2 E por un tarro de 250 g la calidad suele resentirse.

Paul Schweitzer es biólogo.

Cada año examina bajo su microscopio alrededor de 2500 tipos de miel.

Y lo que ve en las mieles de bajo coste no resulta tranquilizador.

Las zonas iluminadas que vemos en la imagen son capas de levadura.

Cuando aparece levadura así no se trata de levadura aislada.

Forma capas enteras porque los hongos de levadura se han multiplicado

y cuando de multiplican permanecen unidos así.

Paradójicamente la miel que acabamos de probar

no presenta ningún signo de fermentación.

¿Por qué? Porque la miel empezó a fermentar

y sufrió una gran fermentación pero luego se pasteurizó,

lo que significa que los hongos de levadura murieron.

Pero los que ya se habían multiplicado siguen ahí.

Y son sus cuerpos muertos lo que estamos viendo aquí.

Los hongos de levadura muertos

no son peligrosos para el consumo humano

pero demuestran que estas mieles se han transportado

en contenedores mal limpiados.

Una falta grave de higiene que para Paul Schweitzer

indica la misma procedencia.

Bueno, no es fácil señalar a un país,

pero lo que sí es obvio es que todas o casi todas la mieles chinas

que llegan al mercado están así más o menos.

Algunas tienen menos levadura,

pero todas tienen cantidades significativas de levadura.

De modo que está claro que existe un problema sanitario

con las mieles chinas.

No es la primera vez que se denuncia la miel china.

Durante 2 años, entre 2002 y 2004, se prohibió en mercados europeos

porque contenía restos de cloranfenicol,

un antibiótico que puede tener afectos adversos en la salud humana.

Actualmente las mieles chinas han vuelto al mercado

y están autorizadas por la Unión Europea.

No son tan desastrosas como podría haber parecido hace algunos años.

Pero en lo que concierne a la levadura sucede básicamente lo mismo.

Hasta el punto que cantidades sustanciales de levadura en la miel

indican casi con toda la certeza un origen geográfico específico.

Lo que significa que sabemos que proceden de china.

Más de la mitad de los productos más baratos derivados de la miel

vendidos en los supermercado están mezclados con miel china.

El problema es que los distribuidores

no están obligados a especificar la procedencia,

exceptuando una vaga estipulación

acerca del lugar de origen que obliga a especificar

si el producto está fabricado fuera o dentro de la Unión Europea.

Para probar una miel realmente excepcional viajamos a Marruecos.

En el valle del Souss, a unos 100 km al noroeste del Agadir,

se cosecha una de las mieles mejores del país.

Las condiciones son ideales:

un clima soleado a lo largo de todo el año

y un entorno bien preservado y fértil.

No es de extrañar que la gente del lugar lo llame el Valle del Paraíso.

(Música)

Puedes ver las amapolas.

Las abejas están recolectando su néctar.

También de los dientes de león

y de las plantas de cactus que están floreciendo en este momento.

Las abejas recolectan miel de todas ellas

aquí tenemos todo lo que necesitamos.

Aquí siempre tenemos flores en las montañas

y por eso tenemos una miel muy pura.

Nosotros no damos azúcar en polvo a nuestras abejas

como hace alguna gente en otros lugares.

Gracias a Dios tenemos todo lo que necesitamos

ahora que la sequía ha terminado.

(Música)

En una buena temporada la miel proporciona un medio de subsistencia

a toda la gente del lugar y lo ha hecho durante generaciones.

Un legado muy raras veces amenazado.

Hubo tiempos muy duros

cuando tuvimos que trasladarnos al norte debido a la sequia.

Y hubo un año en que fuimos invadidos por la langosta del desierto.

El tratamiento para librarnos de ellas diezmó a nuestras abejas.

Algunas de las abejas siguen manteniéndose aquí

en colmenas tradicionales de mimbre.

El progreso ha llegado en forma de colmenas más modernas,

pero no en métodos de cultivo.

La agricultura local está desprovista de cualquier pesticida.

Cuando ves un panal como este...

Regular, sin agujeros o imperfecciones...

Significa que se trata de una colmena sana.

En estas regiones la miel forma parte de cada ágape festivo

y ocasión ceremonial. Es lo primero que se ofrece a cualquier invitado.

Esta familia produce 4 variedades diferentes.

Esta es miel de euphorbia.

Miel de tomillo.

Y esta es miel de algarrobo.

Esta es miel de aceite de argán.

Primero producimos la miel de naranjo,

luego la miel de tomillo.

Esta es la cosecha más importante del año.

Después de la miel de tomillo tenemos la miel de euphorbia.

Y luego viene la temporada del algarrobo.

Eso permite a las abejas recuperar fuerzas.

Las mantenemos aquí todo el tiempo que podemos

y al final del año las dejamos que recolecten

el néctar de los almendros.

Entre las diferentes variedades,

la miel de tomillo merece una atención especial.

Es miel de tomillo de la región de Ida Outanane.

Es la mejor del país.

Dicen que aquí se encuentra la miel de todas las mieles.

Es realmente de una calidad superior.

Por ello está tan solicitada en todo marruecos.

Y esta miel de tomillo, producida desde hace siglos,

podría convertirse en un producto raro.

Nuestro encuentro con este hombre de avanzada edad

suscitó una serie de preguntas.

Yo solía venir aquí durante la cosecha de la miel.

La primera recolección era siempre mía.

Me pasaba el día comiendo miel. Y me encantaba.

Entonces...

tenía 15 años.

Venía aquí con mi padre.

Este colmenar comunitario, el más grande del mundo,

hoy está abandonado.

Pero hace 25 años estaba totalmente operativo

y podía contener hasta 4000 colmenas.

Había mucho tomillo y plantas medicinales.

Las abejas tenían mucho alimento.

La naturaleza era generosa.

Incluso recuerdo ver a mi abuela lavando la ropa con miel.

En aquella época no había jabón ni detergente.

Pero ahora... Mire.

Cuando veo el estado en que se encuentran estos colmenares

se me parte el corazón.

Dios lo ha querido así.

Debido a las sucesivas sequias, a la migración masiva a las ciudades

y a la mano de obra menos cualificada

la miel de tomillo que antiguamente se producía aquí

en tanta abundancia ha dejado de fluir.

La perspectiva de escasez de este producto

en le Marruecos actual es una triste realidad.

El precio de la miel nunca ha sido tan alto

y la demanda sigue elevándolo.

En el mercado local los apicultores la venden a unos 30 E el kg.

Un nivel que impide la exportación

ya que el precio de una buena miel en Francia

apenas alcanza los 18 E el kg.

Vengo de lejos.

He recorrido 10 km solo para conseguir esta miel.

La gente la compra aunque sea cara.

Cuando no pueden pagarla encuentran la forma de comprar

solo una pequeña cantidad. Pero la compran.

Se ha convertido en un producto de lujo

hasta el punto de que incluso en un país productor

aparecen sustitutos baratos que parecen auténticos

pero que cuestan solo 20 céntimos un tarro.

Aquí nadie se lleva engaño.

Saben que la miel de tomillo,

conocida como el néctar de los dioses,

tiene un reputación casi sagrada

y es conocida por poseer todo tipo de propiedades mágicas.

En el Corán hay un verso que dice algo así:

"Todo lo que pasa por el estómago de una abeja es medicinal".

Aquí también es un producto de vital importancia

por sus propiedades medicinales.

En estas regiones aisladas donde las carreteras son pocas

y distantes entre sí la miel de tomillo es un regalo del cielo

y puede servir de tratamiento y curar prácticamente todo.

Sí uno de nuestros hijos está enfermo o tiene dolor de estómago

le damos una cucharada de miel y se le pasa.

Cuando alguien tiene una irritación en un ojo

le aplicamos un poco de miel...

y se le pasa.

Si alguien se quema con té o con agua caliente

le aplicamos un poco de miel y actúa como medicamento.

A veces mezclamos la miel con plantas medicinales también.

Como artemisia herba-alba, orégano o lavanda.

Es bueno para la tos y para los pulmones.

La sabiduría ancestral se transmitió de generación en generación

y hoy se estudia en la medicina occidental.

En Francia la miel se utiliza también como medio de sanación.

Las cualidades curativas o de cicatrización de la miel

funcionan con las quemaduras, llagas y heridas.

Incluidas las heridas poscirugía como en este departamento

de cirugía digestiva en un hospital de Limoges.

¿Pica un poco cuando la aplicamos?

¿Qué tal? -Está un poco caliente.

-Muy bien. -Dura 30 o 40 minutos.

-¿Sí? ¿Pero no es insoportable? -No, no. Es muy suave.

-Perfecto.

-Es cierto que al principio impresiona mucho. Es extraño.

-¿Le sorprendió cuando supo cómo iban a trabajar

en su herida las enfermeras? -Al principio sí, por supuesto.

No pensaba que se pudiera ayudar a cerrar la herida con miel.

Pero está bien. No duele.

Y parece que actúa con mucha rapidez.

-Hace ya varios años que venimos observando

que el proceso curativo es realmente interesante, por eso la utilizamos.

-Cuando dice interesante... -Significa que ganamos unos 8 días.

Un antiguo remedio que el hospital lleva utilizando 25 años.

La iniciativa nació gracias a la intuición del Dr. Descottes,

que posteriormente falleció.

Comenzó con el Dr. Descottes, en los años 80,

cuando utilizábamos muy pocos productos,

muy pocos procedimientos médicos.

Nuestro conocimiento sobre cicatrización se limitaba

a hacer lo que se hacía normalmente, pero no comprendíamos necesariamente

lo que estaba ocurriendo, sobre todo en comparación a lo que sabemos hoy.

Él nos puso en este camino con la miel y dijo:

"Adelante, veamos lo que podemos aprender".

Y un grupo del personal médico nos apasionamos con este trabajo.

Por la miel y porque la curación funcionaba.

Así fue como comenzó todo.

Sin duda tuvo un efecto milagroso en el alpinista Antoine Bonfils.

Si hoy puede caminar es porque comprendió instintivamente

lo que el producto podía hacer por él.

Tras escalar el monte Everest en 2008 tuvieron que amputarle

los 5 dedos de un pie.

Siguiendo el consejo del Dr. Descottes, utilizó miel

para curar las heridas.

Mi madre había leído un artículo en una revista de salud

sobre el Dr. Descottes y su trabajo en el hospital de Limoges.

Nos pusimos en contacto con él.

En aquella ocasión me envió un producto clínico y me dijo:

"¿Sabes?, la miel puede ayudarte en la cicatrización,

e incluso puede curar las heridas 3 veces más rápido".

-¿Y sucedió así? -Así sucedió.

Los doctores que habían realizado las amputaciones

dijeron que la herida tardaría un año en curar

con todos los riesgos de infección que ellos conllevaba.

Un mes y medio después la herida prácticamente se había curado.

El proceso de curación fue espectacular y eliminó también

la necesidad de analgésicos como la morfina.

De un día para otro eliminamos la morfina.

La enfermera jamás había visto nada parecido.

30 o 35 años practicando la medicina y nunca había visto algo así.

Ella no sabía qué hacer porque la miel había hecho el trabajo por ella.

Fue milagroso. Encargamos un frasco de 1 kg de miel.

Tiene gracias porque yo esperaba recibir un frasco esterilizado

con alguna especie de tapa sofisticada para abrirlo

o algo así, pero nada más lejos de la realidad.

Era un simple frasco de miel corriente para cocinar.

Hecha por un apicultor.

Miel orgánica.

Usamos alrededor de 500 g.

Y los 500 g sobrantes

terminamos utilizándolos en nuestras tostadas o con el té.

¿Deberíamos seguir albergando dudas acerca de las propiedades de la miel

y de sus efectos en la proliferación de células?

¿De sus cualidades antibacterianas?

¿Cuándo conoceremos por fin todos sus secretos?

En cualquier caso podría venderse en farmacias.

En el hospital de Limoges están trabajando en un nuevo prototipo.

Una miel medicinal y esterilizada suministrada en tubos.

Esto es un tubo de miel preparada por el laboratorio.

Es una fórmula especial que utiliza mieles de diferentes flores

que han sido elegidas por sus propiedades inhibidoras

contra la mayoría de gérmenes de los hospitales.

-Yo creo que al tener la miel en tubos la profesión médica

la utilizará mucho más. Es un paso hacia adelante

y es tranquilizador para el desarrollo de nuestro trabajo.

El nombre que se da al uso médico de productos derivados de la miel

es apiterapia.

Cubre el uso de la propia miel pero también el de la jalea real,

el polen y el propóleo.

Françoise Sauvager es una farmacóloga retirada.

¿Has visto a la reina?

comenzó a investigar sobre el propóleo hace alrededor de 30 años

cuando escribió un tesis sobre sus propiedades antivirales,

especialmente contra el herpes.

Es con frecuencia su primera opción en el tratamiento

de diversas infecciones.

En su jardín, a las afueras de Rouen,

ha instalado alrededor de 20 colmenas para obtener

un ingrediente especial.

El propóleo es una substancia resinosa

que podemos ver en la materia que las abejas depositan

en los panales en primavera.

A las abejas no les gustan los agujeros

así que los llenan utilizando el propóleo.

Es también una medicina para ellas.

Lo utilizan para todo tipo de cosas.

Lo utilizan para envolver los cuerpos muertos de los intrusos

de gran tamaño que entran en las colmenas.

Por ejemplo animales grandes como ratones de campo o babosas,

ratones comunes y lagartos que entran en las colmenas

mueren a causa del veneno de las abejas

y para evitar que los cadáveres se pudran debido

a los gérmenes de los intestinos los cubren totalmente con propóleo

y quedan desinfectados. Es lo mismo que hacían los egipcios.

Utilizaban el propóleo para embalsamar los cuerpos.

Las abejas utilizan el propóleo para embalsamar a cualquier intruso

que acceda al interior de la colmena.

Así que un producto de antaño vuelve a utilizarse ampliamente

esta vez para aliviar el problema

de la resistencia a ciertos antibióticos.

Efectivamente. Desde finales del s XIX y principios del XX,

pero especialmente en el s XIX, cuando comenzó la síntesis química

tendíamos a ignorar estos productos más naturales.

Pero ahora con el problema de los gérmenes altamente resistentes

debido al uso excesivo de los antibióticos

están apareciendo organismos mutantes

que resisten prácticamente cualquier antibiótico disponible.

Por ejemplo el staphylococcus aureus se dice que es multirresistente

a los medicamentos.

Hay cepas que son resistentes a muchos antibióticos,

a familias enteras de anticuerpos, incluso a la vancomicina,

que era el principal medicamento contra él hace 15 o 20 años.

De modo que ahora nos tenemos que enfrentar a gérmenes

que lo resisten todo y el propóleo es una respuesta eficaz.

El propóleo tiene también aplicaciones en la cancerología.

Se están llevando a cabo numerosos estudios clínicos

sobre el propóleo y la quimioterapia.

Cerca de Agen, en el suroeste de Francia,

Patrice Percie du Sert

vende propóleo y trabaja con varios oncólogos

para promover la causa de un producto, que considera,

ha sido ignorado durante demasiado tiempo.

Pero existe otro producto de la colmena

que ha estado explorando durante los últimos 15 años.

Antiguo apicultor e ingeniero agrícola,

es un especialista en polen.

Su trabajo se ha centrado en la determinación de las características

de una serie de pólenes diferentes.

Acaba de regresar de Andalucía,

donde fue a buscar algo que en Francia no se puede encontrar.

El polen de una planta de floración llamada jara.

Se trata de imágenes que no son fáciles de obtener.

Ya que las abejas son extremadamente móviles en las flores.

En estas imágenes que ha grabado el propio Patrice podemos ver

los racimos de polen que las abejas recolectan

de las flores con las patas traseras y transportan a la colmena.

Contienen un valor nutricional realmente extraordinario.

En el polen tenemos lo mismo que podemos encontrar

en la fruta y las verduras pero en concentraciones colosales.

Por ejemplo, en una cucharada sopera de polen de jara, solo 15 g,

tenemos un 40 % de la ingesta diaria recomendada de vitamina E.

La vitamina E es una vitamina vital y alrededor del 30 %

de los franceses están por debajo de la ingesta

diaria recomendada de modo que una cucharada sopera

podría cubrir esa deficiencia.

También aporta polifenoles. Se habla mucho de los del vino tinto,

pero una sola cucharada sopera de polen de castaño, por ejemplo,

contiene tantos polifenoles como 400 l de vino o de té verde.

Tal es la riqueza nutricional del polen.

Patrice considera que el polen debe consumirse fresco

para preservar todas sus cualidades activas.

Él mismo ha patentado un proceso de congelación mediante nitrógeno

que le permite producir y distribuir más de 50 t al año

a comercios al por menor.

(Música)

Pero su objetivo son también los laboratorios farmacéuticos

ya que está convencido de que el polen debería utilizarse

extensivamente en la medicina.

Voy a cortar una rama pequeña.

Trabaja regularmente con médicos y científicos

para identificar las propiedades terapéuticas

de los diferentes tipos de pólenes.

Esto es un amento macho, es decir, la inflorescencia macho del sauce

que produce el polen. Y tenemos otra planta la inflorescencia hembra

que produce la semilla del sauce.

De modo que la abeja tiene que transportar el polen

desde la flor macho a la flor hembra para que haya fecundación

y el árbol pueda dar su fruto.

Sin abejas el sauce común no puede reproducirse.

Poca gente sabe que el polen de sauce una vez recolectado

y transformado por las abejas es de gran interés para la medicina

por su potencial para tratar la AMD, la degeneración macular,

enfermedad visual asociada al envejecimiento que afecta

a más de 30 millones de personas en todo el mundo.

El polen de sauce es uno de los más ricos en proteínas

y en micronutrición. Es especialmente rico en carotinoides.

Contiene tantos como las zanahorias, pero no son los mismos.

Las zanahorias contienen sobretodo betacarotenos,

mientras que el polen de sauce contiene luteína y zeaxantina,

sustancias valiosas para proteger la retina de la degeneración macular

vinculada al envejecimiento.

Este es solo un ejemplo entre otros muchos de pólenes

que poseen propiedades que las investigaciones científicas

apenas han comenzado a explorar.

Para Patrice el principal problema es el abastecimiento.

En Francia consigue solamente un 15 % de lo que necesita

y de un año a otro el polen se ha convertido en un producto

cada vez más difícil de encontrar.

Es una mezcla de ciruelos, de flores de ciruelo.

Y debajo hay polen de sauce.

Así que las abejas han pasado de los sauces a los ciruelos.

Recolectamos cada 4 días.

Y entre los dos cajones hemos recogido unos 500 g.

Su objetivo para este año, a fin de mantener a flote su empresa

y a sus 16 empleados es encontrar 20 toneladas.

En la actualidad está en negociaciones con Rumanía,

un país en el que puede encontrar polen orgánico de alta calidad.

Rumanía es el país europeo donde se han perdido menos abejas

y donde las abejas disfrutan de un estado óptimo de salud.

Hay regiones enteras como Transilvania y los Cárpatos

donde no se usa ningún pesticida, o su uso es casi inexistente,

ya que se practica una agricultura de subsistencia.

Son agricultores muy humildes que no disponen de medios

para comprar pesticidas y se las arreglan para cultivar sin ellos,

como hacíamos en Francia hace 2 siglos.

Esta mañana contacta por teléfono con una colega de Rumanía.

¿Diga? -Hola, buenos días, Frédérine.

-Buenos días, ¿cómo está?

-Tenemos un tiempo estupendo. ¿Qué tal allí?

Está bastante preocupado ya que el abastecimiento no está garantizado.

El año pasado tuvo un problema importante con un proveedor rumano.

Aquí también hace un tiempo maravilloso.

-¿Cómo están los sauces allí?

-Bueno, depende de la región, ahora comienzan a florecer,

pero las cosas despegaran dentro de una semana, más o menos.

-¡Vaya! -No estoy nada preocupada

por las cantidades que deberíamos obtener,

podemos cubrir nuestras necesidades sin ningún problema.

De modo que esta asociación ha sido un gran éxito.

¡Un gran éxito!

-De acuerdo.

Me ha tranquilizado, porque estaba bastante angustiado por el tema.

-Pues no. Las noticias son buenas respecto a los dos apicultores

con los que nos reunimos, los dos nos han facilitado

nuevos contactos, así que podremos dormir tranquilos.

-Si, yo también.

Escuche, entonces ánimo y hasta el viernes.

-Gracias, hasta el viernes, adiós.

Gracias a Dios. Es muy emocionante para mí...

porque es un acuerdo vital para nuestra empresa.

Representa la tercera parte de nuestras compras

y si falla, estamos perdidos.

Un tercio de las compras.

¿Se da usted cuenta?

En una empresa como la nuestra obtenemos alrededor

de un 5, 6 o 7% de beneficio al año.

Si no tenemos polen para vender, los gastos hay que seguir pagándolos.

Y nuestra estructura es muy frágil. Así son las cosas.

Es una batalla diaria, no es nada fácil.

Pese a todas las dificultades, Patrice Percie Du Sert

consigue comprar 18 toneladas este año.

¿Acabará el polen francés convirtiéndose en escaso?

Este es ya el caso de la jalea real, un concentrado de vitaminas

y aminoácidos, que aporta un choque energético muy beneficioso.

Dentro de la colmena, solo la reina se alimenta de jalea real.

Esta dieta exclusiva, le permite vivir 40 veces más que las obreras.

La prueba está, por lo visto, en la alimentación.

Solo un puñado de apicultores se dedican a producir jalea real.

Como Remy Pelisser, con quien nos reunimos en el departamento.

En Francia, la producción nacional cubre únicamente el 2% del consumo.

Esta vez, he tenido suerte.

Estaba buscando a la reina y la he encontrado en el primer cuadro.

Así que voy a separarla.

Y la voy a dejar aquí.

Para producir jalea real hay que jugar al escondite con las abejas

y hacerles creer que la reina ha desaparecido.

Las obreras alimentaran entonces a nuevas larvas durante 3 días

para obtener una nueva reina.

Tres días es el tiempo ideal.

Si esperamos un día más, recogeremos una larva enorme

que se habrá comido toda la jalea real.

Y nos quedaremos sin jalea.

Es precisamente a los tres días cuando el ciclo es más óptimo.

Reunir las larvas, colocarlas en las celdas artificiales

y volver a colocarlas en la colmena, extrayendo una pequeña

cantidad de jalea cada vez.

Cada paso es complicado y debe hacerse meticulosamente.

Lo que convierte a la jalea real en un producto caro

en cuanto a los costes de la mano de obra.

Esa es la razón por la que la mayoría de la jalea

se importa de China.

La jalea real requiere básicamente tiempo.

Ahora, casi todos los productos manufacturados vienen de China.

No solo hay jalea en China.

El coste de la mano de obra es lo que marca la diferencia

en el precio del producto.

Y allí el coste de la mano de obra debe ser 30 veces inferior.

Vamos a reunirnos con el mayor importador francés de jalea real.

Curiosamente, es también el mayor productor de miel y sus derivados.

Benoit Marie, encantado.

La empresa familiar que dirige se encuentra en las afueras de Nantes.

Tienen 23 tiendas en toda Francia, además de un negocio

de venta por correo y recientemente han desarrollado una nueva línea

de productos para balneario y salones de belleza.

Sabe fabricar jalea real y todavía conserva algunas colmenas

para enseñárselas a los visitantes.

Pero ha decidido dejar de producirla, para concentrarse

en la elaboración de la miel.

Las mejores especies de abejas para la elaboración de jalea real

y no son necesariamente las mejores para la producción de miel.

No es fácil vincular el rendimiento de la producción de miel

con el rendimiento en la producción de jalea real.

Toda la jalea real que vende su empresa procede de China.

Es una cuestión de costes.

Aunque como empresario se muestra reticente a la hora

de dar más detalles.

¿Cuánta jalea real vende al año tu familia?

-Pues algunas toneladas.

-¿Podrías ser algo más concreto? -Es confidencial.

Lo cierto es que importa más de 200 t al año.

A 15E el frasco de 10 gramos, se diría que el nicho de mercado

de la jalea real se encuentra en una etapa floreciente.

Pero a Benoit no le gusta que se comente que su jalea

procede de China.

¿Desde cuándo importa la jalea real de China?

-¿Le importa que hablemos de Mongolia?

¿Le supone algún inconveniente? -No, no.

-Lo preferiría si es posible. Verá nos resulta muy incómodo.

A nuestros clientes no les molesta mucho si hablamos del Tibet,

aunque el Tibet pertenezca a China. Y menos si hablamos de Mongolia,

puesto que es allí donde se produce.

Pero en cuanto mencionas China, es horrible.

Y entonces, tenemos que estar dando explicaciones una y otra vez.

Hablaremos de Mongolia entonces, con sus altiplanicies,

sus flores y su aire limpio.

Finalmente, accede a hablar abiertamente con nosotros.

Nos lleva a sus almacenes, para explicarnos las exigencias

de la cadena de frío.

Su jalea real es trasportada en barco ya congelada

y luego almacenada en sus frigoríficos.

Se descongela al llegar a puerto.

Y luego se envía a analizar al laboratorio

para comprobar su calidad en cuanto a aminoácidos

y minerales.

Y para garantizar que no haya presencia de contaminantes.

Lo que permite la obtención del certificado biológico Ecocert.

Y a continuación llega hasta nosotros,

fresca, apta y lista para el consumo.

Y la almacenamos a una temperatura de 5 grados.

En vista del riesgo de defectos y falsificaciones

asociados generalmente al mercado Chino,

decidimos hacer analizar la jalea real por nuestra parte.

Así que fuimos a ver a Paul.

Con respecto a las pruebas antibióticas que hemos realizado,

las mismas que con la miel, no hemos encontrado nada anómalo,

así que cumple con la normativa.

Queda por saber si ha sido falsificada.

Uno de los problemas, una de las formas más sencillas de falsificar

la jalea real, es añadirle miel.

Como el valor de mercado de ambos productos difiere bastante,

el añadirle un 10 o un 20% de miel a una jalea real,

puede resultar muy lucrativo cuando se manejan grandes cantidades.

Sin embargo, disponemos de varias técnicas que permiten descubrirlo.

Podemos analizar los niveles de azúcar,

para ver si hay presencia de azúcares específicos de la miel,

es decir, si los perfiles del azúcar, se corresponden con los de la jalea.

En este caso, no hemos observado ninguna anomalía.

Se trata de una jalea real que se corresponde con la descripción.

No hay indicios de mala calidad, hay jaleas chinas de calidad,

como es el caso de esta, hay que decirlo.

Pero hay otras catastróficas, donde sabemos que ha habido

una falsificación, también ocurre a veces.

Se trata de un fenómeno que Reny Pelisser condena firmemente.

Junto con alguno de sus colegas, ha creado la denominación de origen;

"Jalea Real Francesa", en base a normas muy estrictas de calidad.

Las abejas deben alimentarse exclusivamente de polen y néctar,

es muy crítico con las jaleas importadas.

No añaden nada a la jalea, eso espero.

Al menos que yo sepa.

Estoy hablando, sobre todo, del mantenimiento de las colmenas.

Es posible y no de forma sistemática, sino en ciertas ocasiones,

como cuando la naturaleza no proporciona a las abejas

todos los elementos que necesitan para la secreción de la jalea,

que puedan recurrir a productos, que nosotros tenemos prohibidos,

para remplazar el néctar o el polen.

-¿Cómo cuales?

-El polen, por ejemplo, puede remplazarse por levadura

de cerveza. Puede remplazarse por harina.

En su caso, la más utilizada es la harina de soja.

Potencialmente transgénica, productos de este estilo.

Productos como clara de huevo liofilizada,

hay un montón de cosas inimaginables.

Las posibilidades son infinitas.

¿Se permitirán que estos productos sucedáneos de la jalea real

invadan nuestros mercados durante más tiempo?

¿Quién determinará que la miel y otros productos

sean alimentos nobles que merecen nuestra más alta consideración?

Las importaciones de miel no dejan de aumentar.

Solo en Francia en los últimos 15 años,

más de 15.000 apicultores han abandonado su profesión

y para los que quedan, las cosechas son inciertas.

Loic Lerai es apicultor en la campiña de Nantes.

Los pesticidas con los que se fumiga los campos de alrededor

le han convertido en un médico de abejas, más que en productor.

Sus cosechas durante los últimos seis años

han sido impredecibles, y este año,

en el que ha habido prolongadas sequías, sufrirá más pérdidas.

Para empezar, estos cuadros han sido abandonados.

Y este ha sufrido más.

-En esta época, ¿la colmena debería estar repleta de miel?

-Deberíamos tener dos capas de miel.

En esta colmena, por lo menos,

no hemos obtenido la cantidad que esperaba.

Algo presente en el medio ha hecho que mis colmenas

se hayan visto afectadas.

De modo, que la cosecha de miel de esta primavera,

se ha perdido.

El colmenar consta de 90 colmenas, así que habremos perdido...

1 tonelada, de 900 kg a 1 tonelada en este colmenar.

Es bastante deprimente.

Estos datos le han obligado a replantearse su estrategia

como apicultor, mezclando los negocios con la política.

Decidió colocar sus colmenas en pleno centro de Nantes,

en los jardines del ayuntamiento, la sede del poder local.

Y para su sorpresa, las abejas han sido muy productivas.

Está repleto de abejas, es un signo de buena salud.

Es magnífico.

Es una gran recompensa para nosotros, es fantástico.

-Es una alegría renovada, ver año tras año las colmenas así

en primavera.

Es un signo de abundancia. Incluso de sobreabundancia,

cuando las encontramos como hoy.

Y después de ver esto, se hace más duro ver como nuestras colmenas

se van muriendo poco a poco. Es desolador.

Esto empieza a ponerse interesante.

Pronto vamos a necesitar una escalera para llegar a la cima.

Las acacias. -Sí.

Colmenas en los tejados.

¿Se están convirtiendo las ciudades en un nuevo "El Dorado"

para las abejas en el único refugio posible

para estos insectos polinizadores o estamos siendo manipulados?

En los jardines y parques de Nantes, no se usan pesticidas.

Lo que permite a las abejas trabajar sin ningún problema.

Vamos a echar un vistazo.

-¿Por qué algunas están más llenas que otras?

-Por regla general, empiezan llenando los cuadros centrales.

Por ejemplo, un lado de este cuadro estaba bastante lleno.

-Muy bien.

-Cuando se manejan colonias sanas, vuelvo a recuperar las sensaciones

que tenía perdidas.

Ya no estoy preocupado por lo que me puedo encontrar

al llegar al colmenar, como, por ejemplo,

abejas muertas delante de la colmena o una colonia debilitada,

como ocurría en el colmenar de antes. Es tranquilizador.

Sin embargo, hay que insistir que el lugar de la apicultura

está en el medio rural.

Estas abejas están aquí como una llamada de alerta.

El gran éxodo de las abejas sigue su curso imparable.

La tendencia a establecer colmenas en pueblos y ciudades

sigue extendiéndose.

Las abejas se consideran centinelas medioambientales.

La idea es colocar colmenas en sitios visibles,

especialmente en los tejados, para llamar públicamente la atención

sobre el hecho de que en el campo se están muriendo.

Puede que se trate de una maniobra política,

pero se está haciendo cada vez más popular.

Esta tendencia ha permitido a Nicolas

inventarse una nueva profesión.

La entrega y mantenimiento de colmenas para diversas

empresas y firmas.

Este año ya están reservados todos los enjambres.

Me quedan algunas colmenas despobladas para junio.

No, no queda ninguna. Están todas reservadas.

Es muy curioso, soy apicultor desde hace 25 años,

conozco bien el mundo de las abejas.

Hace 25, 20 , 15 o incluso 10 años, si hablabas de abejas,

nadie te hacía el mínimo caso.

A todo el mundo le traía sin cuidado. Todo cambió hace 5 años.

Ni siquiera, hace tres o cuatro años.

De repente la gente se ha vuelto muy ecológica y maravillosa.

Cuando salgo a cenar por ahí, me paso la mitad del tiempo

respondiendo a un bombardeo de preguntas sobre las abejas.

Es bastante sorprendente. Las abejas se han puesto de moda.

Antes nadie hablaba del tema.

¿Lo ven? Todos esos árboles son acacias.

Toda esa hilera son acacias. Algunas están en plena floración.

Las inflorescencias que se ven son las flores de las acacias.

Florecieron hace dos días como mucho, así que el proceso ha empezado.

¿Ven esos árboles de ahí? Los vecinos van a disfrutar.

Resulta sorprendente, pero París es muy verde.

Como casi todas las grandes ciudades y eso que tenemos menos

espacios verdes que Londres o Berlín.

Hoy ha venido a entregar cuatro colmenas en un tejado

del distrito financiero de la ciudad.

Representa una novedad para la compañía y sus empleados.

Y quizás un símbolo.

(Música)

Aquí van a estar muy bien.

No les dará el sol por la mañana, y recibirán los rayos del sol

durante el resto del día. Muy bien.

La próxima parada es Montreuil, un barrio del este de la ciudad.

Hola, buenos días. -Encantado de recibirle.

La apicultura urbana puede ser un deporte muy sufrido.

Ya está la primera.

Listo. ¿Le parece bien el emplazamiento?

¿Quiere que retrase o adelante la posición?

-No, eso tiene que decidirlo usted.

Lo único que yo sé es que este es el espacio que está reservado.

-Si se aleja usted un poco, abriré la colmena.

-De acuerdo.

-Para liberar a las abejas.

Ahora saldrán, darán dos o tres vueltas alrededor de la colmena

para poner en marcha su GPS, para situarse respecto al sol.

Y luego, podrán salir a trabajar.

A buscar néctar y polen.

-¿Cuántas abejas hay en las colmenas? -Habrá 40 o 50.000.

-¿40 o 50.000?

-Las obreras, una reina y en estos momentos de 1500 a 2000 machos.

Reciben el nombre de zánganos. -Ya.

Son ellos los que no trabajan. -Sí que trabajan,

-¿Ellos trabajan también? -Su trabajo consiste en fecundar

a las hembras. Es una bonita profesión.

-Quien pudiera. (RÍEN)

-Y no debe hacer un día muy ventoso. -No, no les gusta el viento.

Pero aquí estarán bien resguardadas. No creo que haya ningún problema.

Las colmenas ayudan a la empresa a obtener el certificado de calidad.

Aquí estarán bien protegidas. Era uno de los requisitos.

Me pareció una idea simpática y completamente natural

que casaba muy bien con nuestro concepto ecológico de empresa.

Y ha despertado más interés

que la supresión de la mitad de las impresoras.

Un tema que aburre a todos.

Sin embargo, la idea de las colmenas, ha sorprendido mucho a la gente.

-Bienvenido a la Torre de Plata. -Hola.

La última visita de Nicolas hoy es un famoso restaurante parisino.

Aquí instaló seis colmenas que llevan ya 4 años produciendo miel.

Es la única miel que se sirve en el menú.

Y este año tampoco tiene dudas sobre la próxima cosecha.

Están muy animadas.

Hay mucha actividad.

Todo lo que se puede ver en el centro, de color brillante,

es el néctar que las abejas están transformando en miel.

A diferencia de las abejas que viven en la campiña,

Nicolas nunca se ha encontrado con una sorpresa desagradable

al visitar estas colmenas. Las cantidades son regulares.

El año pasado, mi mejor colmena estaba donde estuvimos esta mañana.

Produjo entre 80 y 90 kilos. Casi 100 kilos.

Fue la colmena más productiva en ese lugar y en esa época determinada.

Este año puede que sea aquí, o en Montreuil,

o allí, o en cualquier otro punto. Nunca se sabe. Ya lo veremos.

¿La miel producida en las ciudades es tan buena como se pretende?

¿Qué ocurre con las emisiones de tráfico y la contaminación?

Para obtener un punto de vista definitivo,

hacemos una visita a Paul, nuestro fiable experto.

Hemos buscado la presencia de varios tipos de metales pesados,

arsénico, cadmio, plomo y mercurio. Los más básicos.

Y no hemos hallado nada anormal.

Luego, hemos medido los HAPS,

los hidrocarburos aromáticos policíclicos,

producidos por la contaminación de los vehículos,

compuestos que se encuentran en la atmósfera.

Hemos buscado una quincena de moléculas, y, de las quince,

hemos encontrado trazas de Fluorateno y Criseno.

Hay que tener en cuenta, que todas esas substancias,

se encuentran en mayor o menor cantidad en cualquier miel,

no por eso la miel es peligrosa, ya que, con estas dosis,

habría que consumir cantidades astronómicas de miel

para sufrir alguna consecuencia.

Si las abejas soportan la polución urbana mejor que los pesticidas,

¿significa que deberíamos consumir solo la miel de las ciudades?

Justo al norte de París, la ciudad de Aubervilliers

tiene seis colmenas.

El año pasado produjeron 350 kilos de miel.

En un evento organizado en la piscina municipal,

los residentes vienen a apreciar el fruto de la cosecha.

Es como estar en medio de la campiña. -Se despega muy bien.

Constituye una buena oportunidad para que Henri

despierte la conciencia de la gente y trate de influir

en alguno de los políticos locales.

-Alcalde, ¿también es diputado? -No.

Para difundir la necesidad de salvar a nuestras abejas y el riesgo

que supondría un desabastecimiento de la miel, cualquier oportunidad

merece ser aprovechada. ¡Qué rica!

-La vitalidad de nuestras colonias de abejas, se ha visto

hasta tal punto debilitada y la tasa de mortalidad ha crecido tanto

que la producción mundial de miel ya no cubre las necesidades.

Argentina, por poner un ejemplo, que antes producía

110 000 toneladas de miel, hoy produce entre 60 y 70 000.

En el período que va de 1970 a 1995 Francia fue líder europeo

"de los doce" en términos de producción.

Importábamos entre 6 000 y 7 000 toneladas

mientras que hoy importamos entre 20 y 22 000.

En solo 10 o 15 años, las importaciones se han triplicado.

Es una situación dramática.

Creo que la miel va camino de convertirse en un bien escaso.

(Música)

Ante esta potencial escasez, ¿no corremos el riesgo de ver

cada vez más sucedáneos de la miel en nuestros estantes?

Mieles de menor calidad, fermentadas, prefabricadas

y no aptas para el consumo humano. Y por encima de todo,

desprovistas de las saludables virtudes y propiedades

de la miel auténtica y genuina.

(Música)

La noche temática - Miel, los secretos de la colmena

Durante dos años, entre dos mil dos y dos mil cuatro, se prohibió la miel china en los mercados europeos porque contenía restos de cloranfenicol, un antibiótico que puede tener efectos adversos en la salud humana. Más de la mitad de los productos más baratos derivados de la miel vendidos en los supermercados están mezclados con miel china.

El problema es que los distribuidores no están obligados a especificar la procedencia, exceptuando una vaga estipulación acerca del lugar de origen, que obliga a especificar si el producto está fabricado fuera o dentro de la Unión Europea.

Los beneficios de la miel son conocidos desde la antigüedad. Hoy en día continúan investigándose sus posibles propiedades curativas de las que nos podemos beneficiar. ¿Podrían la miel y otros productos de la colmena ser nuestros futuros antibióticos? En Francia, la miel se utiliza también como medio de sanación.

Las cualidades curativas o de cicatrización de la miel funcionan con las quemaduras, llagas y heridas, incluidas las heridas postcirugía. En cualquier caso, podría venderse en farmacias. En el hospital de Limoges están trabajando en un nuevo prototipo, una miel medicinal y esterilizada suministrada en tubos. El nombre que se da al uso médico de productos derivados de la miel es “apiterapia”. Cubre el uso de la propia miel, pero también el de la jalea real, el polen y el propóleo.