Enlaces accesibilidad

Esta semana repor contacta con los protagonistas de un Informe Semanal de hace 25 años

Emancipados

  • Fueron los protagonistas en Informe Semanal, en el programa Linea 900 y ahora en Repor
  • 25 años después, vemos cómo les va la vida: son cuatro personas con parálisis cerebral
  • Han luchado contra estereotipos y prejuicios hasta lograr obtener su independencia
  • Estreno domingo 20:30h en canal 24h y la noche de miércoles a jueves, 01.30h en La 1

Por
Repor - Emancipados

Conocí a Rosa Ortolá, a Oriol Miquel, a Jaume Solé y a Pere Lluís Gimeno en 1990 a raíz de un Informe Semanal, que titulamos “Se acabó la parálisis”. Por aquel entonces supimos los detalles de la vida del científico Stephen Hawking y cómo se comunicaba.

Una escuela de Barcelona, Pont del Dragó, introdujo las primeras aplicaciones en ordenadores para que un colectivo de jóvenes con parálisis cerebral pudieran acceder al mundo de la enseñanza y del trabajo. El grupo de padres de alumnos se empeñó en conseguir que este centro se focalizara en las nuevas tecnologías.

El reportaje de Informe Semanal fue muy novedoso. Ganó el Premio Inserso de 1990. Hasta entonces, desconocíamos cómo esas aplicaciones individualizadas podían permitir a los jóvenes comunicarse, hablar y enseñarnos que una persona con parálisis cerebral no tiene mermadas sus facultades mentales

Rosa Ortolá lo resumió con una frase: “Que se nos vea con esta imagen no significa que seamos imbéciles.” En ese momento, Rosa había acabado la carrera de Historia del Arte y estaba estudiando oposiciones.

Oriol Miquel estaba en el Pont del Dragó aprendiendo diseño por ordenador. Su aspiración era poder estudiar en una prestigiosa escuela de Barcelona. Su compañero Jaume Solé había aprendido a editar vídeo en el Pont. Era la época en la que todavía se trabajaba en U-matic.

Conocimos a un Pere Lluís incansable asistiendo a cursos del INEM. Estaba buscando trabajo y como es lógico, le argumentaban que no tenía experiencia….

En 1993 nos reencontramos con el Línea 900 “Nadie lo hará por ti”

Tres años después, desde TVE Catalunya, volvimos a interesarnos sobre cuatro de los protagonistas de aquel Informe Semanal

Rosa Ortolá ya estaba trabajando. Había ganado las oposiciones a técnico superior de la Generalitat. Entró a la consejería de Benestar Social, porque esperó encontrar mayor apoyo allí. Tuvo que sortear el “efecto sorpresa”. Nos contó que al principio alguna gente “parecía que vieran a un marciano”. En un inicio, le ofrecieron trabajo de administrativo y no de técnico superior.

Oriol Miquel estaba exuberante. Había sido admitidito en la Escuela Massana de Barcelona. Preparaba una exposición. Su paso por el centro supuso un gran ejercicio de integración para compañeros y profesores. Y todo hacía prever que encontraría trabajo. 

Veinticinco años después ha sido impactante volvernos a encontrar con Rosa, Oriol, Jaume y Pere Lluís

Jaume Solé, por su parte, había enviado 33 currículums a diferentes cadenas de televisión privadas y públicas, solo tres le contestaron para decirle que no. Su padre, llegó a comentar en aquel momento, que igual desde la escuela les habían ilusionado demasiado...

Pere Lluís ya trabajaba también. Pero todavía en una ubicación difícil. Hacía funciones de administrativo en un ambulatorio. En ocasiones debía quedarse al cargo del teléfono o debía atender a colas de público, algo por lo que sufría bastante.

Veinticinco años después, emancipados

Veinticinco años después ha sido impactante volvernos a encontrar con Rosa, Oriol, Jaume y Pere Lluís. Ellos se han conservado mejor. Quizás ha sido su historia de batalla continúa. “Ha sido una historia de lucha en la que nosotros hemos acompañado”, nos ha dicho Núria, la madre de Oriol. Las familias también se han hecho mayores. Les preocupaba el futuro.

Rosa, Jaume, Oriol y Pere Lluís han superado miles de obstáculos hasta lograr ser persones independientes

Ha habido una coincidencia en los últimos meses. Tanto Rosa, como Oriol o Jaume han anunciado a sus padres que se emancipaban. Rosa en un piso propio y Oriol Jaume en una residencia asistida, de nueva creación. Algunas madres nos han confesado que les ha costado asimilarlo.

La Fundación Catalana para la Parálisis Cerebral abrió en diciembre un hogar residencia asistido pero a la vez abierto, en la calle Llull, del distrito de Poblenou de Barcelona, donde ellos pueden entrar y salir, para ir a trabajar o para pasar sus ratos de ocio con los amigos. El coste aproximado de la asistencia por persona es de unos 2000 euros al mes.

Para poner en marcha el nuevo centro asistido, los padres se han endeudado 1,8MEUR

Una parte la paga el usuario, la otra está concertada por la administración. Como tardó en entrar en funcionamiento, la Fundación (que son los padres) se endeudó con 1,8 millones de euros. Ahora necesitan que la Generalitat se decida a concertar ocho plazas más, para poder equilibrar sus cuentas. También admiten donaciones.

El camino ha sido duro. Jaume nunca ha podido trabajar de forma remunerada en una empresa. Algo de lo que su padre culpa a las instituciones, que aprobaron una legislación a favor de la inserción, pero que no acaba de aplicarse. Sin embargo, va al Centro Ocupacional Sínia y disfruta a fondo de actividades de ocio, viajes, amigos.

Tras la crisis, la Comunidad Autónoma de Catalunya destina 75 millones de euros de presupuesto para la inserción laboral de personas con discapacidad. De estos, sólo 5 millones de euros se dedican a la entrada en empresas. El resto se queda en Centros especiales de empleo. Esta tendencia debería cambiarse según el mismo responsable de Economía Social de la Generalitat, Xavier López.

Repor - Emancipados - Xavier López

También el director de Can Dragó opina que se debe cambiar el modelo de empleo para facilitar el acceso y su abaratamiento.

Repor - Emancipados - Jordi Escoín

Cuando escuchamos a los profesionales, nos cuentan que lo importante es el bienestar y felicidad y que centros adecuados para cada tipo de personas deberán existir siempre.

Repor - Emancipados - Valle Grande

Oriol Miquel, después de la Escuela Massana, pudo trabajar diez años. Esto le permitió obtener una invalidez. Hoy también está en el Centro Ocupacional Sínia. Está preparando una guía de tiendas del Barrio Gótico de Barcelona para indicar cuáles son accesibles, “friendly”, adaptadas a las personas con discapacidad.

Pere Lluís hoy está encantado con su trabajo. Sigue en un ambulatorio de la Seguridad Social. Esta vez en el barrio de Horta. Se le ve arropado por el equipo y por el director, el doctor Xavier Navarro, que nos ha explicado que forma parte del grupo de seguridad de las analíticas. En el reportaje también Pere Lluís se sincera, explicando sus esfuerzos para encontrar pareja.

Rosa trabajó 21 años en la Generalitat. De todos ellos, nos ha confesado que sólo fue enteramente feliz uno. Se sentía útil realizando tareas de inspección y asesoramiento de empresas. Tras estas dos décadas de trabajo y tras varias caídas, obtuvo la invalidez. Lo que le ha permitido vivir en una situación relativamente holgada y ha llegado a comprarse una vivienda en el pueblo donde nació, en Pego, Alicante.

Rosa con su frase, “Pasad, estáis en vuestra casa” resume el Repor "Emancipados". Es el anuncio de un triunfo. El avance de esta generación de ya no tan jóvenes que ha luchado contra viento y marea contra estereotipos y prejuicios para obtener su independencia.

Televisión

anterior siguiente