Anterior Milhojas de calabacín Siguiente Este verano, sumérgete en la tele de los 90 con el Archivo de RTVE Arriba Ir arriba
Cumbres - Conchita Martínez

Conchita Martínez en el Pico Tebarray

  • El Valle del Tena es uno de los más extensos del Pirineo y cuenta con varias montañas que superan los 3.000 metros

  • El punto de partida de la ascensión es el Ibon de Baños, en la explanada de Baños de Panticosa

  • Conchita Martínez es ahora la primera tenista en subir una montaña con Edurne Pasaban

|

Dirección: Cesc Tomàs
Presentación: Edurne Pasaban
Realización:  Cesc Tomàs, Roger Paulo y Núria Pla
Producción: Lluís Boix, Josep Parés y Marc Royo
Guión y documentación: Daniel Martí y Eva Marín 
Cámaras: Ashley Pla, Magí Baqués y Joan Navarra
Sonidistas: Cristian Conesa y Raúl Hernández
Montaje: Antoni Tomàs, Enric Ferrés y David Escusa
Ambientación Musical: Patrícia Carnicero
Producción ejecutiva: Ángel Villoria

La  tenista Conchita  Martínez acepta el reto de subir a la cumbre del Pico Tebarray  de 2.893m, en el Pirineo Aragonés, con la alpinista Edurne Pasaban.

La tenista de Monzón, Conchita Martínez, la única mujer española ganadora de Wimbledon, descubre las cumbres del Pirineo aragonés de la mano de la alpinista Edurne Pasaban, la primera mujer en ascender los catorce ochomiles del planeta.
Retirada como jugadora de torneos profesionales desde hace 8 años, Conchita ha seguido vinculada al mundo de la raqueta y, en 2013 fue elegida capitana de la selección española de la Copa Federación.

El Valle del Tena es uno de los más extensos del Pirineo y cuenta con varias montañas que superan los 3.000 metros como Los Infiernos, el Gran Facha o el Balaitús. Entre esas cumbres de renombre se encuentra el bonito Pico Tebarray, un poco olvidado por ser algo más bajo, pero sin duda merecedor de dedicarle una ascensión.

El punto de partida de la ascensión es el Ibon de Baños, en la explanada de Baños de Panticosa donde también se encuentra el refugio de montañeros llamado la Casa de Piedra. Durante el primer día, la tenista y la alpinista remontan más de 500 metros de desnivel hasta llegar al refugio de Bachimaña, uno de los más modernos del Pirineo, situado a 2.200 metros de altitud junto a los Ibones del mismo nombre. Inaugurado en 2012, es propiedad de la Federación Aragonesa de Montañismo y cuenta con 80 plazas.

Edurne y Conchita tienen tiempo de pasear por los alrededores del refugio, charlar relajadamente y también de volver a coger la raqueta, aunque sea para jugar a palas. Al día siguiente el equipo de Cumbres, y la tenista aragonesa, tienen una larga jornada de camino. Remontan hasta el collado de los Infiernos, bordeando lagos rodeados todavía de nieve y, una vez allí trepan hasta los 2.893 metros de la cumbre del Pico Tebarray, mirador del Balaitús, los Infiernos, el Garmo Blanco o el Midi d’Oseau.

Conchita Martínez, la única mujer española en ganar medallas en tres juegos olímpicos, es ahora la primera tenista en subir una montaña con la alpinista Edurne Pasaban. No hay medallas ni copas, porque el premio es la cumbre.