Enlaces accesibilidad

Anne Bogart lleva a la escena una obra sobre el director de teatro Bob Wilson

  • Anne Bogart habla de “Bob”, la obra inspirada en el director Robert Wilson
  • Cayetana Guillén Cuervo, Julieta Serrano y Ernesto Arias, en una obra de Camus
  • La compañía Profetas de mueble bar  presenta “Las Criadas” de Genet
  • Mark Ravenhill: de un videojuego al horror y la crueldad de la guerra
  • Mi reino por un caballo se ha emitido el martes, 19 de febrero, en La 2

Por
Mi reino por un caballo - 20/02/13

El teatro, en La 2

Arantxa Vela dirige la revista especializada en danza y teatro de La 2 de TVE.

Mi reino por un caballo es un programa sobre actualidad de las artes escénicas que se emite en La 2 de TVE la noche entre los martes y los miércoles,  a las 00.15 horas, en La 2 de TVE

Por lo visto no soy a la única a la que el director norteamericano Robert Wilson le produce ternura. Anne Bogart nos contó que un día, cuando le vió saludar después de una función de “Alice in Wonderland” todo gordezuelo y cojuelo, se conmovió tanto, que se echó a llorar.

Anne y Bob

Ese hombre que había sido en su juventud delgado, guapo, altivo y alto, se había hecho mayor y frágil y, de esta manera, Anne se dio cuenta de que lo quería.

Wilson no debe ser una persona fácil. Su presencia impone

Wilson no debe ser una persona fácil. De hecho, nos dijo ella, que se había roto un pie al caerse en el foso de la orquesta cuando le gritaba a un actor, por eso andaba cojuelo. Su presencia impone.

Es un hombre que aprendió de joven que debía tomarse su tiempo

Es un hombre que aprendió de joven que debía tomarse su tiempo. Se lo aconsejó una profesora de danza que quiso ayudarle con sus dificultades de habla, era tartamudo, y, desde entonces, ese chico curioso de Wako, Texas, habla despacio, mueve a sus actores despacio, tan despacio que el tiempo se hace espacio (valga el pareado).

Crear espacio, tocar el tiempo

 el tiempo se convierte en un lugar

No sé qué quiero decir exactamente con esto pero es algo que me viene a la cabeza cuando veo danza o un trabajo de Bob Wilson. El actor o el bailarín crean el espacio de ficción al desplazarse, y el tiempo casi se puede tocar cuando repiten movimientos, estructuras, cuando ralentizan la velocidad.

el tiempo casi se puede tocar cuando repiten movimientos, estructuras, cuando ralentizan la velocidad

El tiempo se materializa, se convierte en imagen cuando el coreógrafo adjudica movimientos a los ritmos de la música, como si de una partitura visual se tratara. Y es así como el tiempo se convierte en un lugar. Bueno, al final he conseguido ponerle palabras a esa idea que hasta ahora era más una sensación.

El imponente Wilson

Pero yo quería hablar de Wilson y de su altivez. Había comenzado el párrafo anterior diciendo que su presencia impone. Mientras hacía el reportaje, el montador se dio cuenta de que ciertos microgestos aparecían en su rostro cuando hablaba, y percibió en ello el trabajo que le costaba evitar tartamudear.

Wilson siempre se está esforzando

Anne Bogart nos revelaba que Wilson siempre se está esforzando. Que aún sufría por pronunciar correctamente, por su relación con su madre, por no haber conseguido el reconocimiento de su padre, o de su país, lo que no es muy diferente.

Wilson, ese hombre orgulloso, imponente, arrastra una tensión continua que se percibe a pesar de su lentitud y su dominio de sí. Por eso me produce ternura, porque alguien si no tiene una sensibilidad extrema, no detiene a unos policías que están maltratando a un chico negro que no les hace caso, porque se ha dado cuenta de que es sordo.

Pero, para precisar lo que me conmueve de él, voy a decir una obviedad y es que Wilson no es una persona autocomplaciente que utilice la debilidad, la enfermedad, para conseguir privilegios, el cariño o la atención de los otros.

siempre me conmueve más la gente que encuentra su camino en la capacidad antes que en la queja

Wilson se esfuerza, se esforzó tanto que se convirtió en uno de los grandes. Hizo de su capa, un sayo o de la necesidad, virtud.

Y a mí siempre me conmueve más la gente que encuentra su camino en la capacidad antes que en la queja, porque los que se quejan esclavizan a los otros, los atan a sus debilidades y los que dan con la manera de transformar la realidad es porque la han buscado.

y además...

Cayetana Guillén Cuervo, Julieta Serrano y Ernesto Arias protagonizan “El malentendido” de Albert Camus. Con dirección de Eduardo Vasco, la obra nos narra la historia de un hombre que regresa al hogar de su madre y de su hermana haciéndose pasar por un desconocido.

Los personajes de la obra, todo mujeres, son interpretados por hombres en esta peculiar versión.

La compañía Profetas de mueble bar ha puesto en escena “Las Criadas” de Jean Genet. Los personajes de la obra, todo mujeres, son interpretados por hombres en esta peculiar versión.

Una tragedia que se basa en un hecho real, el crimen de las hermanas Papin.

Dispara/agafa tresor/repeteix (Dispara/coge el tesoro/repite) del dramaturgo británico Mark Ravenhill parte da la idea de un videojuego para llevar a los escenarios el horror y la crueldad de la guerra.

examina también la urgencia de Occidente por exportar sus libertades y su democracia

Se estrenó en 2007 en el Festival Fringe de Edimburgo y, además de investigar sobre los efectos de las guerras en Oriente Medio, examina también la urgencia de Occidente por exportar sus libertades y su democracia.

Teníamos en cartera la entrevista que le hicimos a Anne Bogart sobre “Bob”, la obra que presentó en el 2012 en el ciclo del CDN “Una mirada al mundo” inspirado en la figura del director norteamericano Robert Wilson.

Hablamos con ella del trabajo de ambos, de las teorías que ella adaptó de la danza para la dirección y entrenamiento de actores, el método del punto de vista y de lo que le llevó a fijarse en Wilson para llevar a cabo la primera pieza de una trilogía basada en el proceso creativo.