Cómo se hizo el capítulo 2 de 'Isabel'

"Isabel no es una serie de acción"

  • Te contamos el capítulo dos a través de sus mejores momentos
  • El director y el guionista de la serie te cuentan cómo se rodó este segundo episodio
  • Aviso: si no has visto el capítulo, el texto te puede desvelar algunas tramas
Programas no recomendados para menores de 13 años (NR13)
PALOMA G. QUIRÓS 

En este capítulo dos hemos visto que han sucedido muchísimas cosas, por eso, elegir los mejores momentos no ha sido fácil. Así que hemos charlado con Jordi Frades y Javier Olivares, jefes de dirección y guión, para que nos cuenten por qué, por ejemplo, Isabel planta al Rey de Portugal o por qué Gonzalo Fernández de Córdoba se convierte en el héroe de la corte.

Secuestro en Palacio

Hay muchos momentos tensos en este episodio, pero si tenemos que quedarnos con uno, elegimos el del secuestro frustrado de Enrique IV en su propio palacio.

¿Cómo reflejar un hecho que históricamente está documentado que sucedió consiguiendo entretener al espectador? Jordi Frades nos confiesa que "el secuestro era una parte bastante complicada, entre otras cosas, porque estábamos muy interesados en dejar claro que Isabel no es una serie de acción. Intentamos contarlo de manera realista sin que las batallas y las luchas de espadas fueran grandilocuentes, sino que fuera lo más rápido y conciso posible, intentando pensar cómo debían de ser las cosas en realidad".

Eso sí, no debemos perder de vista que estamos hablando de una historia basada en hechos reales, pero que no deja de ser una ficción. Javier Olivares tiene asumido que tras la emisión de este capítulo le van a caer las críticas de sus colegas historiadores. El intento de secuestro existió, pero no en este momento de la vida de Isabel. Los guionistas de la serie se han tomado una licencia porque según Olivares: "el secuestro nos servía para mostrar a un personaje como Gonzalo Fernández de Córdoba, del cual nos hemos tenido que crear todo un arco narrativo porque de esta época apenas hay documentación sobre él; pero teníamos que presentarlo porque es un personaje muy importante para Alfonso y para Isabel".

La reina Juana de Avis tiene miedo

Esta semana hemos visto además, por primera vez, a la reina Juana como una persona débil e insegura. Sorprende esta actitud después de haberla visto en la entrega anterior como una mujer temperamental, luchadora y muy fuerte.

Jordi Frades justifica este cambio de carácter: "yo estaba muy interesado en que los personajes estuvieran arriba y abajo. Cuanto más grande sea el abanico de emociones, más interesante resulta. Y yo creo que Bárbara [Lenni] lo ha sacado con creces".

Cuando Javier Olivares imaginó está escena se puso en el lugar de Juana antes de escribir: "Ella debe pensar: yo vine aquí con 16 años a casarme con un rey ¿y qué es lo que me encuentro? No se acuesta conmigo, no me deja embarazada y ahora tenemos todos estos problemas. Juana tiene miedo y creo que es un miedo lógico".

¿Es la reina una estratega política?

Esa Juana temerosa cambia de registro pocas escenas después y la vemos decidida a tomar las decisiones que su marido es incapaz de adoptar. Se nos presenta como una verdadera estratega política que deja con la boca abierta al mismísimo Enrique IV:

¿Está detrás de toda esta planificación la reina? ¿o es solo una marioneta que Mendoza mueve para llegar hasta Enrique? Vemos que en el capítulo se juega con esta ambigüedad y hemos decidido preguntarle al que al fin y al cabo es el responsable de cada palabra que sale de la boca de los personajes.

Olivares nos cuenta que un principio era posible que Juana lo hubiera originado, pero "al mismo tiempo nosotros pensábamos que Juana no tenía ni el nivel ni la capacidad de estrategia de Diego Hurtado de Mendoza. Hicimos un poco de juego de intriga. Pensé que era más lógico de un estratega que de la pasión de una reina."

Isabel no quiere casarse sin elegir ella a su marido

Seguimos viendo cómo Isabel va creciendo y cambiando poco a poco. Según Frades: "Isabel se hace consciente de cómo se comporta su hermano, del futuro que le espera y cómo está su relación con la reina. Vemos su angustia creciente viviendo en la corte de Segovia". Javier Olivares además apunta que "en este episodio vemos ese momento de decepción de que no sirve de nada estudiar, prepararse, dar la cara ni tener orgullo si eres mujer. A mí me parece que marca uno de los conceptos más claros de la serie".

Además el jefe de guionistas señala que hay que tener en cuenta que "Isabel no es la elegida y por edad le correspondería y no hay ley sálica, como podía haber en Aragón, pero había esa sensación de que no convenía. A las mujeres se las casaba y se las alejaba. Una mujer como reina supondría que se casaría con un rey o príncipe extranjero y eso sería meter a un extraño en casa".

Eso debió de pensar Isabel cuando Enrique concierta su matrimonio con su cuñado el Rey de Portugal. Ella lo tiene claro, se va a casar con quien ella elija:

Por cierto, que precisamente esta escena fue la que se usó en el casting para elegir a las actrices. La intensidad y la emoción que ponen Michelle Jenner y Bárbara Lenni bien les valió un papel en Isabel.

¿Qué pasará ahora con Isabel?

La guerra continúa porque ha sido imposible llegar a un acuerdo con el bando rebelde, veremos cuánto tiempo consigue seguir huyendo Isabel de un matrimonio no deseado.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:49552