Anterior Qué es la realidad virtual y por qué tienes que conocerla Siguiente Mishtó, una parada fugaz en Cambrils en la caravana de 'Cocineros al Volante' Arriba
Revuelto de sesos con huevos sobre berenjenas
Con las manos en la masa

Elena Santoja y el cocinero Ramón Ramírez hacen un revuelto de sesos con huevos sobre berenjenas

|

En este capítulo Elena Santoja y el cocinero profesional Ramón Ramírez elaboran un plato muy sencillo y lleno de nutrientes. Además nos enseñan por qué es importante comer huevos, cuáles son sus propiedades y cómo saber si los huevos que hemos comprado están frescos y si son de calidad.

Revuelto de sesos con huevos sobre berenjenas rebozadas
Ingredientes Preparación
  • 6 huevos
  • 1 berenjena grande
  • 1 manojo de ajetes
  • 3 sesadas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Harina
  • Perejil
  1. Limpiar los sesos con agua hasta que pierdan la sangre. Meterlos en agua con vinagre o limón y sal. Coger los sesos con mucho cuidado y quitarle la membrana exterior y las venas. Cocer durante 10 minutos en agua caliente (que no esté hirviendo) para blanquearlos.
  2. Meter las berenjenas cortadas en rodajas en leche, agua y sal durante media hora (misma proporción de leche y agua).
  3. Sacar los sesos ya blanqueados con cuidado de que no se rompan. Dejarlos enfriar un poco y quitarles el exceso de agua con un trapo seco. Trocearlos con cuidado para hacer el revuelto, en tamaño medio.
  4. Secar las berenjenas y rebozarlas en harina con cuidado de que no queden bolas. Freírlas en la sartén a fuego medio hasta que queden doradas. Sacar y escurrir para evitar el exceso de aceite.
  5. Cortar los ajetes en rodajas y dorar en la sartén. Una vez cojan color, añadir los sesos troceados y mezclar bien.
  6. Mientras, hacer una cama con las rodajas de berenjena rebozadas en una fuente.
  7. Batir los huevos con una pizca de sal y añadir al revuelto de sesos y ajetes. Remover para que vaya cuajando poco a poco. Una vez haya cuajado, colocar el revuelto sobre la cama de berenjenas.
  8. Puedes decorarlo con un poco de perejil o con el verde de los ajetes.