Las mujeres de Shakespeare

Los Macbeth: ¿Quién es peor él o ella?

  • Destacamos el monólogo de El Brujo en Las mujeres de Shakespeare
  • La compañía de Antonio Gades representa la versión bailada de Carmen
  • Mi reino por un caballo se ha emitido el lunes, 17 de septiembre, en La 2
Programas para todos los públicos
Ampliar foto Rafael Álvarez, El Brujo, en la represenrtación de 'Las mujeres de Shakespeare'

Rafael Álvarez, El Brujo, en la represenrtación de ’Las mujeres de Shakespeare’

El teatro, en La 2

Arantxa Vela dirige la revista especializada en danza y teatro de La 2 de TVE.

Mi reino por un caballo es un programa sobre actualidad de las artes escénicas que se emite en La 2 de TVE los lunes, a las 19.30 horas

ARANTXA VELA BUENDÍAARANTXA VELA BUENDÍA 

Comienzo este artículo sabiendo que, antes de enviárselo a Beceiro, nuestro hombre en la red, tengo que leérselo a mi compañera Machús Osinaga porque ella y yo mantenemos una encendida polémica sobre la "maldad" del matrimonio Macbeth.

Como siempre se corre el peligro de acabar arrimando el ascua a la propia sardina, tengo que cotejar con ella mi forma de expresar su punto de vista para no faltar a su verdad.

Las mujeres de Shakespeare

La polémica se avivó cuando Machús fue a rodar el reportaje sobre el monólogo de El Brujo "Las mujeres de Shakespeare". Y es que, cada vez que alguien pone en escena un Macbeth, nos enzarzamos con lo mismo.

Machús ve en la incitación que Lady Macbeth hace a su marido para que mate al rey una mayor responsabilidad como desencadenante, no ya sólo de ese crimen, sino de todos los demás y los hechos trágicos que les acontecen.

 los dos personajes comparten una ambición, que ella verbaliza

La cosa sería algo así, si ella no le hubiera metido la idea en la cabeza, si no le hubiera manipulado, habría sido poco probable que él hubiese llegado a asesinar a nadie. (Machús me da el visto bueno. Puedo seguir).

Yo, en cambio, no veo a Macbeth tan libre de mancha. Creo que los dos personajes comparten una ambición, que ella verbaliza, eso sí, pero no olvidemos que es él el que mata, el que mata una y otra vez. ¿Y yo me pregunto?

Viendo cómo reacciona la Macbeth, el horror que siente ante el crimen después de cometido, ¿habría sido ella capaz de matar? ¿Se hubiera atrevido a hacerlo si hubiese tenido ella delante al rey?

 una cosa es decirlo y otra hacerlo

Porque una cosa es decirlo y otra hacerlo. Una, las ideas y, otra, la realidad. Por eso le recuerdo a Machús que es Macbeth el que asesina. El que le quita la vida al cuerpo que tiene delante para arrebatarle el trono.

Porque lo hace por eso, para convertirse en rey. De modo que la ambición no se le puede negar. Lady Macbeth dice en algún momento de la obra algo así como que ella expresa lo que él no quiere reconocer que piensa, como si Shakespeare nos quisiera contar que Macbeth y su esposa desean lo mismo.

A mí me gusta recordar que ella se vuelve muy loca por la culpa. "No sabía que el viejo tuviera tanta sangre", dice horrorizada al ver que un crimen sucede a otro. Macbeth, en cambio, que se siente invulnerable al saber que no puede matarle ningún hombre nacido de mujer y que no le ocurrirá nada hasta que un bosque se mueva, (cosa, en principio, harto difícil) no para de asesinar y asesinar pensando que nunca pagará por sus crímenes.

A la lectura de lo que llevo escrito, Machús me pide que añada que Macbeth no es muy espabilado, que es más su estulticia que su ambición, que es un fácil instrumento en manos de su esposa y que es ella la que le inyecta los deseos de ser rey.

Hasta aquí nuestros puntos de vista. Nos gustaría conocer los vuestros ¿Por qué no?

y además...

La compañía de Antonio Gades representa en los teatros del Canal la versión bailada de la novela de Prosper Merimée Carmen que en su momento el bailarín creó junto al cineasta Antonio Saura. Hemos buscado en nuestro archivo imágenes y entrevistas de Gades para conocer mejor a este innovador de la danza flamenca.

Aprovechando el éxito que su hijo, Jocopo Fo, tuvo con su libro “El zen o al arte de follar”, Franca Rame y Dario Fo crearon una pieza teatral que se estrenó en Italia con el título “Sexo, gracias” y que estuvo en cartel durante cuatro años. “Tengamos el sexo en paz” es el título que en España tiene ese trabajo que el director Álvaro Lavín ha llevado al teatro Arenal de Madrid.

Repasamos otro de los emblemáticos festivales de verano: Mérida. Concha Velasco, José María Pou, Maribel Verdú y LLuís Homar inauguraron el certamen con Hélade, dirigida por Joan Ollé.

El programa lo completaron El brujo con La Odisea, José Carlos Plaza con una versión de Electra protagonizada por Ana Belén, Bacantes de Eurípides y el británico Denis Rafter que dirigió Äyax de Sófocles.

El grupo de teatro Los Hedonistas representa en la madrileña sala triángulo Cuerpos dejan Cuerpos. Un trabajo experimental que se fue originando a partir de la convivencia con un grupo de ancianos.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:38930