­ ­ ­ ­

Para todos La 2

De lunes a viernes   a las 12.00 y a las 19.30 horas

Fresco y saludable: el gazpacho... con truco

  • Te explicamos cómo elaborarlo para que sea aún más saludable: fibra, vitaminas y agua, imprescindibles
  • Bajo en calorías y lleno de fibra, puede tomarse a cualquier hora y es fácil de transportar
  • Nuestra colaboradora, la nutricionista Eulalia Vidal nos cuenta qué contiene un vaso de este rico manjar
Programas para todos los públicos
FRANCESCA PUIGFRANCESCA PUIG 

El gazpacho y el calor se llevan bien: el gazpacho es un plato que nos refresca en pleno verano, se guarda en la nevera o se sirve con hielo. Vaso a vaso, o como entrante, nos sienta bien.

¿A todos nos sienta bien? Muchos se quejan de que "repite", pero te vamos a contar cómo solucionar ese problemilla.

Otras personas se preguntan si esta sopa fría nos aporta algo más que frescor.... ¡Pues sí! está lleno de beneficios, todavía más de lo que popularmente se cree.

La repetición ya no es excusa

Que el gazpacho 'repite' ya no es motivo para no elaborarlo y degustarlo. Claro que podemos dejar de elaborarlo con los alimentos que nos pueden molestar, especialmente el ajo y el pepino. Pero dejariamos de beneficiarnos de sus propiedades.

Por lo que respecta al ajo, no influye quitarle o no el corazón: las sustancias que lo hacen 'repetir' se encuentan en todo el fruto. Sí podemos incluirlo en nuestro gazpacho en polvo o liofilizado, porque de esta forma pierde las sustancias que provocan el olor.

El ajo es muy conveniente, puesto que es un alimento depurativo.

¿Y qué pimiento debemos escoger? Resulta que no son todos iguales: el rojo continene mucho más caroteno y elementos antoxidantes. No puede dejar de comerse en verano y en invierno: el pimiento ¡contiene más vitamina C que una pieza de fruta!

Puede que nos guste más el pimiento verde, pero es más pobre en vitaminas y caroteno

A los jóvenes les gusta más suave

El gazpacho es una comida vegetal muy saludable, con muchas vitaminas y con mucha fibra, y muy bajo en calorías. Gusta mucho a todos, pero los trucos para que nos salga más suave son pelar los tomates, escaldándolos o simplemente con un cuchillo, mondarlos como una patata.

Por lo que respecta al pimiento, hay que quitarle también la piel -en este caso es muy, muy recomendable escaldarlo, pasandolo por agua hirviendo, para quitarla. También lo debemos limpiar de semillas.

Pelaremos tambien el pepino, esta vez con un accesorio adecuado, porque así reducimos sus sustancias amargas, que son precisamente las que hacen que repita y que expulsamos con el aliento.

La nutricionista Eulalia Vidal nos recuerda que debemos comer verduras todos los días y que el gazpacho es un magnífico sustituto.

Pero Vidal nos advirte que si pasamos el gazpacho por el chino le estamos quitando las propiedades a la fibra que contiene.

Y para los que están en la popular operación biquini-bañador, quedaros con esta máxima: un vaso de gazpacho engorda menos que un yogur.

Espacio reservado para promoción
cid:46330