Anterior Pollo con especias Siguiente ¿Qué le preguntarías a Abraham? Arriba Ir arriba

Jeff Wall. El sendero sinuoso

Emisión 17 de febrero de 2012 · La 2

|

Metrópolis dedica su espacio a repasar el trabajo de Jeff Wall que lleva desde los años 70 revolucionado la fotografía contemporánea.

Su obra, a un mismo tiempo: intelectual y empática con el gran público, construye imágenes a partir de la reflexión de actitudes cotidianas, paisajes y espacios; y se inspira en referencias literarias y filosóficas que le conmueven y motivan.

La exposición El Sendero Sinuoso, comisariada por Joël Benzakin, que puede verse en el CGAC de Santiago de Compostela hasta el 26 de febrero, no es una retrospectiva al uso sobre Jeff Wall.  Es un viaje abierto entre sus obras y sus  afinidades con la  literatura, la pintura, el arte conceptual o el cine.

El título de la exposición The Crooked Path (El sendero sinuoso) recoge el título de una de sus fotografías paradigmáticas de 1991 que muestra un camino estrecho y ondulante cruzando una tierra baldía junto a una zona industrial; un itinerario abierto a distintas perspectivas y situaciones.

“No me interesa guiar demasiado al público. Estos artistas están aquí porque me suscitas emociones intensas, sentimientos que me han ayudado a orientarme en mi proceso” J.W

A lo largo del programa repasamos los nueve capítulos en los que el comisario y el propio fotógrafo, han estructurado la muestra: Los años setenta/el Estudio, Escala y Minimalismo, La Cinematografía, Sobre la tradición fotográfica, Lo cuasi documental, La fotografía conceptual y post-conceptual, La Literatura y lo pictórico, Los Contemporáneos, y Fotografías recientes.

La inclusión de otros artistas no pretende ofrecer un listado exhaustivo de influencias, sino una sugerencia, mientras contemplamos obras emblemáticas del artista como: Picture for Women (1979), The Destroyed Room (1978), Insomnia (1994), Mimic (1982), In Front of a Nightclub (2006), Storyteller (1986) y Milk (1984) entre otras muchas.

De modo que hay salas donde se exhibe en solitario el trabajo de Wall, salas donde se muestran solo sus influencias, y estancias que combinan fotografías de Wall y sus referentes. Es el caso de la dedicada a Los años sesenta/El Estudio. En este caso el estudio surge como espacio de experimentación; y se ponen en relación obras tan conocidas de Jeff Wall como The destroyed room y Portrait for Women con piezas de  Nauman o Chris Burden; Ian Wallace o Rodney Graham, o  Fassbinder.

También nos adentraremos en el modo de trabajo que conduce a Jeff Wall a crear una imagen, ya sea inspirándose en algún suceso que le sorprenda durante un paseo, o en alguna cita literaria. Comienza ese proceso, lo madura, y por último decide rehacer la imagen, recrear el momento que vio, lo que denomina «accidentes de la calle» en los que el azar es clave.

La ultima sala está dedicada a sus últimas obras, en las que ya ha abandonado la idea de transparencia: Men Move an Engine Block (2008), Fortified Door (2007), Dressing Poultry ( 2007), Knife Throw (2008) o Boy Falls from Tree (2010)

En palabras de Benzakin: “por encima de todo, no se persigue hacer una exposición teórica sino una exposición visual. Lo principal es  la imagen, la calidad y la presencia de las imágenes. Cada visitante puede hacer su propia visita”.