Anterior La actriz y cantante Leonor Watling Siguiente 'Insuperables' llega este lunes a TVE para buscar al mejor artista de España Arriba
Crónicas - Villacañas, puertas adentro

Crónicas. "Villacañas, puertas adentro"

  • Crónicas retrata uno de los pueblos de España más golpeados por la crisis

  • Villacañas ha pasado del pleno empleo a una tasa de paro del 23% en 5 años

  • La economía del pueblo se basó en el 'monocultivo' de un solo producto: puertas

  • Villacañas, puertas adentro se estrena el domingo a las 22.30 en el Canal 24 h

|

Uno de los pueblos más ricos de España, se ha convertido en sólo cinco años en la sombra de lo que era. De la época de bonanza al epicentro de la crisis.

De Villacañas salían el 70% de las puertas que se instalaban en toda España

Un equipo de Crónicas ha estado en Villacañas, un pueblo de la Mancha de donde salían millones de puertas cada año, el 70% de las puertas que se instalaban en toda España. Ahora las fábricas están cerrando y la gente ha pasado del pleno empleo a conocer lo que es el paro.

Con el ejemplo de este pueblo, podemos hablar de un modelo de crecimiento basado en el “monocultivo” que ha acabado en crisis. Allí después de décadas haciendo puertas, han tenido que “reinventarse” para hacer frente al paro y hasta hay una consecuencia “positiva” en todo esto: más formación. Muchos vecinos, ahora desempleados, han vuelto a retomar los estudios.

Cierres y paro

Del pleno empleo se ha pasado a una tasa de un 23% de paro, todo por la quiebra de las fábricas de puertas en donde trabajaba todo el pueblo y parte de la comarca.

De las 20 fábricas de puertas que había en Villacañas, la mitad ha desaparecido. Las últimas en echar el cierre: Dermaco, Mavisa y Visel. El resto de las que quedan, han hecho recortes o tienen problemas para pagar a sus trabajadores a fin de mes. Los sindicatos nos dan sus cifras de pérdida de puestos de trabajo desde que empezó la crisis.

Villacañas. Del pleno empleo a 23 % de paro

El campo como alternativa

Tradicionalmente Villacañas era un pueblo eminentemente agrícola. Después, con la industria de las puertas, llegó la época de riqueza.

Desde que la burbuja inmobiliaria explotó y el paro llegó a la comarca, el que tenía posibilidad ha vuelto a estudiar, ya que uno de los problemas en Villacañas ha sido la falta de formación. El 93 % de los trabajadores de las puertas o no tenía estudios o sólo había cursado la educación obligatoria mínima.

Otros han vuelto al campo, como alternativa para ganarse la vida, apostando por la agricultura ecológica . Nos lo cuenta el gerente de una nueva bodega de Villacañas.

El sector agroalimentario como alternativa

De la riqueza, a hacer cola en Cáritas

En un paseo por el pueblo se nota que en Villacañas había dinero; muchos bancos, buenas casas y se siguen viendo coches de lujo.

En el banco nos confirman que antes se pedían muchos créditos personales para vacaciones y coches. Era la época de las 'vacas gordas'. Ahora las cosas han cambiado y mucho; las familias que piden ayuda a Cáritas se han multiplicado por cuatro.

Del chalet y coche de alta gama a hacer cola en Cáritas

Los vecinos hacen cola para recibir alimentos básicos para sobrevivir cada mes.