Curiosidades de la Historia en 'Isabel'

Juana 'La Beltraneja', ¿bastarda?

  • ¿Sabías que la inseminación artificial empezó en el siglo XV?
  • ¿Era realmente Juana 'La Beltraneja' una hija bastarda?
  • ¿Por qué perdió la cabeza Ia madre de Isabel la Católica?
PALOMA G. QUIRÓS 

Isabel es una serie de ficción, pero basada en hechos reales. En RTVE queremos contarte la historia de esta reina siendo lo más fieles posible a la realidad. Por eso, detrás de esta súper producción hay un trabajo de documentación que ha durado meses y que ha conseguido meternos en la corte de la Castilla del siglo XV.

Te invitamos a empaparte de historia, de curiosidades y de anécdotas que cambiaron el destino y que hoy marcan nuestro día a día

Enrique IV, ¿El impotente?: Los inicios de inseminación artificial

Muchos reyes han pasado a la historia con algún tipo de sobrenombre que ensalzaba su valentía o sabiduría. Enrique IV siempre será recordado como 'El impotente' ¿Eran ciertos los rumores que circulaban sobre su hombría? ¿Tenía problemas para mantener relaciones sexuales? ¿Era homosexual, como se llegó a afirmar?

"Lo que me maravilla es que a la gente le interese tanto" Nos cuenta Teresa Cunillera, asesora e historiadora en Isabel. "Porque incluso historiadores de gran calibre pecan de poca elegancia porque ¿cómo puede ser tan importante la impotencia de un rey? Lo importante es que reconoció a Juana como su hija legítima."

El caso es que problemas sí que debió de tener. En varios documentos, queda demostrado que médicos judíos y castellanos intentaron ayudar al monarca para que tuviera un heredero.

Gregorio Marañón estudió el caso en Ensayo biológico sobre Enrique IV de Castilla y su tiempo. El médico e historiador afirma en su escrito que el primer caso de inseminación artificial se da en la corte de Castilla. Con una cánula de oro fino introdujeron esperma de Enrique IV en la vagina de la Reina Juana de Avis.

¿Funcionó? Javier Olivares, guionista de Isabel además de historiador, lo duda. "La historia va dejando a cada uno en su lugar. A Enrique le cuesta siete años engendrar un hijo y además con la ayuda de médicos. A lo largo de la serie veremos que apartan a Enrique de la Reina y esta, en una situación muy complicada, tiene una nueva relación. En apenas un mes o dos, queda embarazada. Te das cuenta de que la fertilidad no es un problema de Juana de Avis"

¿Era Juana realmente 'La Beltraneja?

Un rey que tardaba en dar un heredero, un privado, Beltrán de la Cueva, que despertaba las envidias de otros nobles y un embarazo casi, casi milagroso. Son los ingredientes perfectos para cocinar un rumor que pusiera contra las cuerdas al poder monárquico. El chef, Juan Pacheco.

Aunque al principio supuso una gran alegría el nacimiento de Juana, cuando llegó el momento de declararla heredera, el Marqués de Villena se rebeló. Teresa Cunillera nos cuenta que "Pacheco era un hombre tremendo, que tenía una personalidad fascinante. Parece ser que fue él el que promovió ese rumor de que esa hija no era de Enrique IV"

Maestro de la comunicación, consiguió que, aún hoy, cuando estudiamos la historia de los Reyes Católicos, aprendamos que Isabel luchó por el trono castellano contra su sobrina Juana 'La Beltraneja'.

Podríamos pensar que con los medios que nos ofrece hoy en día la ciencia, saldríamos de dudas. Pero parece que la historia se empeña en mantener el enigma y la leyenda. Javier Olivares nos cuenta que ha sido imposible localizar el cuerpo de la Princesa Juana: "el terremoto de Lisboa lo hizo desaparecer. No se podría investigar ni arqueológicamente ni con el ADN"

¿Qué era la Orden de Santiago?

Juan II deja en herencia el maestrazgo de la Orden de Santiago a su hijo pequeño, al Infante Alfonso. Por la cara que pone cuando su hermanastro Enrique se lo otorga a su querido Beltrán, nos damos cuenta de que el cargo debía de ser importante y que la pérdida ha sido muy grave.

¿Qué era esa Orden? ¿A qué se dedicaban? Cunillera nos cuenta que "nació para proteger a los peregrinos que se dirigían a Santiago. Y aunque había ya muchas órdenes, esta tenía una particularidad: sus miembros se podían casar. Entonces, tuvo bastante éxito".

"Eso sí, tenían que tener su castidad dentro del matrimonio, no podían tener aventuras extraconyugales y si no estaban casados, tampoco podían tener una vida disoluta. Esto atrajo a muchos y por eso se hizo muy poderosa. Tenía en sus filas a miembros muy importantes de la aristocracia"

Y es que no cualquiera podía formar parte de esta orden, "se miraban los antepasados, que no fueran judíos o musulmanes y que no hubieran trabajado en labores manuales ni físicas"

Además detrás de toda esta organización de poder, había una especie de sentimiento de respeto y admiración por esta orden. Cunillera nos cuenta que "también estaba ese ideal del 'caballero' que respondía a un ideario que era todo virtudes: nobleza, honor y bondad. Luego en realidad no fue así y se fue desvirtuando"

La madre de Isabel, ¿loca por remordimiento de conciencia?

En el capítulo uno hemos visto a una Isabel de Portugal trastornada y traumatizada por una experiencia que la ha hecho caer en la locura. Tanto el guionista, Javier Olivares, como el director, Jordi Frades, han querido reflejar esa parte de la historia que habla de que a la madre de Isabel la Católica, el remordimiento de conciencia le hizo perder la cordura.

Ángeles Irisarri, autora de la trilogía Isabel, la reina, nos cuenta que "después de tener a su hija y al retirarse al castillo de Arévalo a la muerte de su esposo Juan II, cayó en la taciturnidad, es decir, en la tristeza, lo que hoy sería depresión". Añade que "según las malas lenguas, su enfermedad se debió al cargo de conciencia que le supuso la decapitación de don Álvaro de Luna en la que tuvo arte y parte, según peores lenguas".

¿Pero quién era Álvaro de Luna? Óscar Villarroel, profesor del departamento de Historia Medieval de la UCM, nos cuenta que "fue el principal privado de Juan II de Castilla. Supo ascender en la corte gracias a su confianza con el rey, a quien entró a servir siendo niños ambos, hasta lograr ser el noble más importante del reino. Fue un reinado muy convulso, en el que el rey llegó, incluso, a estar prisionero de la nobleza opuesta a Álvaro de Luna. Todo acabó con la propia muerte del privado, acusado de usurpar el poder del rey."

Tal vez por esa mala conciencia, Isabel de Portugal coloca a Gonzalo Chacón muy cerca de los infantes. Javier Olivares declara: "lo que más me llamó la atención a la hora de empezar a documentarme para la serie fue que el tutor de Isabel y Alfonso era la mano derecha de Álvaro de Luna, Gonzalo Chacón. Ahí vi la línea argumental de la serie".

"Chacón es alumno de Álvaro de Luna e Isabel es alumna de Chacón. Isabel se venga del daño que le hacen cuando la raptan. Pero para mí toda la serie es una sutil venganza de Gonzalo Chacón de aquellos que mataron a Álvaro de Luna"

Añade Olivares además que "hay una anécdota muy curiosa. Cuando a Isabel la coronan reina, Chacón desaparece de escena, como si ya hubiera conseguido su objetivo. Vi claro que el acto real de toda la primera temporada era la venganza de Gonzalo Chacón y cómo Isabel asume esa situación"

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:49552