Anterior Carlos, ganador de MasterChef 3 Siguiente Una serie de mujeres con fuerza Arriba
Crónicas - Sobre el volcán

Crónicas. "Sobre el volcán"

  • Tras siglos de silencio, la isla de El Hierro 'reivindica' su origen volcánico

  • Crónicas ha viajado hasta allí para retratar la vida bajo la amenaza del volcán

  • Es la primera vez que científicos registran desde el inicio un proceso de este tipo

|

El proceso sísmico-volcánico que vive El Hierro desde el verano, ha convertido a esta pequeña isla del archipiélago canario en foco de atención. Por primera vez, los científicos han podido registrar y observar desde el principio la evolución de un proceso de este tipo. Por primera vez, sus habitantes han podido comprobar y sentir lo que es vivir en una isla volcánica que sigue activa, aunque llevara muchos años dormida.

Los últimos meses quedarán muy marcados en la vida de los herreños, que hoy esperan que lleguen ayudas para paliar lo que esta crisis se está llevando: la pesca sostenible del Mar de las Calmas, el buceo, sus negocios… Algunos de ellos, incluso, tardarán un tiempo en poder volver a sus casas. Será, cuando todo esto acabe.

Agua, viento y magma

Hace casi dos años que estuvimos en la isla. Queríamos conocer lo último de su proyecto Cien por Cien Renovable: La Central Hidroeólica. Agua y viento conjugados para conseguir el autoabastecimiento energético. Por este proyecto se hablaba ya de El Hierro en muchos rincones del Planeta y la Agencia Internacional de la Energía la ponía de ejemplo en el uso de Energías Renovables.

Agua y Viento. Esas fueron nuestras palabras clave para recorrer sus casi 270 kilómetros cuadrados. Pero hoy, al agua y al viento, se ha sumado la tierra, el magma, el fondo de la isla que ya entonces se estaba moviendo, pero ahora ha decidido mostrarse mucho más.

Actividad sísmica

Recuerdo ahora nuestras sensaciones de aquella primera visita, y una conclusión a la que llegamos: en El Hierro, nada es previsible. Nada o casi nada, añadimos ahora…Porque, afortunadamente, los científicos se dieron cuenta en el verano de que algo extraño estaba pasando.

Los sismógrafos del Instituto Geográfico Nacional, responsable de la vigilancia volcánica en España, registraban el 19 de julio una actividad sísmica poco usual bajo la isla. Desde entonces, se han registrado ya más de 11.000 seísmos, la mayoría de ellos imperceptibles para la población. Pero otros, los menos, han hecho temblar cristales o lámparas y han obligado a la evacuación de algunas familias ante el peligro de desprendimientos.

Pendientes del Sur

Pero tal vez, el principal daño esté en el Sur. Porque, aunque todos los herreños se han visto afectados de una u otra manera por esta crisis, volverán a sus casas; poco a poco recuperarán lo perdido. Pero el Mar de las Calmas, esa Reserva Marina que era ejemplo de Sostenibilidad y un orgullo para los pescadores de La Restinga, tardará mucho más tiempo en borrar el recuerdo de esa mancha verde y después más oscura, que está marcando estos días.

Los herreños tuvieron que vivir durante muchos años aislados y condenados al olvido

De todas formas, los herreños, como pudimos comprobar en nuestro anterior viaje, saben afrontar las dificultades. No en vano, tuvieron que vivir durante muchos años aislados y condenados al olvido. Eso ha conformado también una personalidad especial. Seguro que de esta crisis saldrán nuevas ideas.

De momento, la Central Hidroeólica sigue adelante. Hace unas horas, el 9 de noviembre llegaban al puerto de La Estaca procedentes de Alemania, los primeros componentes de su Parque Eólico, uno de los elementos principales del proyecto, y en los próximos días, seguirán llegando más. Se espera que esté funcionando ya el año que viene. Entonces, la crisis sísmica que ahora vive la isla tal vez haya reducido su intensidad y podamos volver a verla tranquila y sosegada, como es ella. La Isla del Fin del Mundo, la más pequeña y aún así la más grande, porque siempre quedan cosas por descubrir.