Anterior Tienes que verlo: Un juego en Instagram, #CecilTheLion y música a partir de rasgos faciales Siguiente 'Vive' RTVE con más ficción que nunca y el mejor entretenimiento y deportes Arriba
En Portada - Jubanos - 26/06/11

En Portada. "Jubanos"

|

Primera impresión: Calor sofocante. Segunda: Caos.

Aeropuertos como metáforas

Los aeropuertos no suelen fallar. Anticipan el paisaje del destino elegido. El aeropuerto de Juba, la capital del nuevo Sudán del Sur, es una nave desconchada y sofocante en la que se acumulan maletas, mochilas, cajas de cartón… Y tipos altísimos vestidos de paisano que dicen pertenecer a la seguridad del Estado.

No hay cinta para recoger bultos. Un sursudanés los arroja a los pies de los viajeros y cada uno se organiza como puede. Al llegar, uno de esos sursudaneses se apropió involuntariamente del maletín negro en el que viajaba un ordenador portátil del equipo de En Portada. Rastreamos todos los rincones de esa nave desconchada hasta que descubrimos otro maletín similar con un nombre mal escrito en su cincho. Míster Makuei. Estaba claro que el tal míster Makuei tenía nuestro ordenador, que había cargado con nuestro maletín por error…

Pero cómo llegábamos hasta él. Fue sencillo. A uno del equipo se le ocurrió llamar a gritos al tal Míster Makuei ante la mirada atónita de militares y civiles. De entrada, míster Makuei desconfío de esa cuadrilla de blancos despistados. Se acercó, nos escrutó, comprobó que no faltaba nada en su maletín –documentación y unos cuantos dólares- y ya entonces sonrió. Prueben a hacer eso en Heathrow…

Caos y encanto

Caótico y encantador. Así es el Sudán del Sur de hoy, porque el Sudán del Sur del futuro se construye a sólo unos metros. Trabajadores de Uganda y Kenia se esfuerzan por levantar una nueva terminal en la que ya no será necesario gritar nombres de pasajeros o manuscribir las tarjetas de embarque y en la que, al menos, habrá algún ordenador conectado en línea a un sistema de vuelos.

Por eso creo que los aeropuertos reflejan en ocasiones de forma muy certera las ciudades y los países que los acogen. Sudán del Sur es ese aeropuerto sucio y cochambroso que lucha por convertirse en un edificio acristalado y abierto al mundo.

Juba y la 'ley de la selva'

Una casa de tres dormitorios más que sencilla se alquila sin problema por 5.000 dólares al mes

Juba es una ciudad caótica, regida por la ley de la selva. Vive la efervescencia de los nuevos tiempos sin reglas ni frenos. No es fácil encontrar a alguien que te alquile un coche (todo terreno, pero con decenas de miles de kilómetros) por menos de 200 dólares al día; una casa de tres dormitorios más que sencilla se alquila sin problema por 5.000 dólares al mes; una habitación de un hotel construido con material prefabricado se renta por unos 150 dólares al día… Eso es nuevo en Juba, pero no es nuevo en este mundo. Ocurre siempre que trabajadores de organizaciones humanitarias, cascos azules o periodistas se convierten -nos convertimos- en el motor de la economía local.

Del fusil al lapicero

Y por qué el reportaje se titula Jubanos. Hace ya tiempo que leí mi primera historia de un jubano. Contado sin matices, huele a reportaje: Unos niños soldado a los que su líder les ordena abandonar el frente de guerra para ir a estudiar a Cuba y convertirse con el paso del tiempo en la fuerza intelectual del futuro Estado por el que luchan.

Y más aún: Esos niños han vuelto a su tierra convertidos en médicos, abogados, ingenieros… Y hoy han asumido el liderazgo de esta sociedad naciente. Y ése es el reportaje, aderezado con viajes por caminos arenosos y testimonios de una sociedad que se enfrenta al reto de germinar algo bonito de la nada.

Más contenidos de Televisión

anterior siguiente