Enlaces accesibilidad

Lucía Pérez y los secretos en el backstage de Eurovisión 2011

  • Acompañamos a Lucía en el backstage en el segundo día de ensayo
  • Los horarios son estrictos, los pasillos interminables y está prohibido utilizar los ascensores

Por
Eurovisión 2011 - Secretos de ensayo

En poco más de 48 horas, Lucía Pérez ya ha cantado en un par de ocasiones su "Que me quiten lo bailao" sobre el escenario del Düsseldorf Arena. Durante los ensayos, Lucía y los bailarines hacen que todo parezca fácil, natural y casi espontáneo, pero esto solo se consigue con un trabajo previo en el que cada detalle se cuida al milímetro.

Antes de pisar el gran escenario, nuestro equipo en Eurovisión 2011 se prepara durante algo más de dos horas en el backstage. Hay que calentar la voz, pasar por maquillaje y peluquería, vestirse y no sentarse para evitar cualquier tipo de arruga en la ropa, colocarse el pinganillo... Y, lo que según algunas opiniones es lo peor de todo, recorrer la multitud de pasillos y escaleras que comunican el backstage con el escenario.

Ascensores, solo para material pesado

Y es que este Eurovisión 2011 se celebra en un estadio de fútbol con 54.400 localidades (que en el caso del Festival, debido al espacio de ocupa el escenario, queda reducido a 24.000), por lo que trasladarse de un área a otra puede llevar bastante más de lo esperado. Y cambiarse de planta puede convertirse en un martirio, ya que los ascensores solo pueden utilizarse para subir y bajar material pesado, y no para trasladar a grupos de personas. Ante la elevada cantidad de gente que transita por el backstage, la organización prefiere que se utilicen las amplias escaleras del estadio  y así evitar aglomeraciones en los ascensores.

Todo ello obliga a medir bien los tiempos y tener todo listo para aprovechar al máximo los 40 minutos de ensayo, ya que la organización es muy estricta con los horarios y no concede ni un minuto de regalo a los participantes. Después, toca visionar el ensayo junto al realizador de la gala, y comentar los cambios que hay que introducir antes del ensayo general del viernes por la noche. Ese ensayo será grabado y enviado a los jurados de todos los países antes de la final, por lo que los candidatos tienen que esforzarse y actuar como si se tratara de la última gala.

Fruta y bombones para amenizar la espera

A pesar de todas las horas que hay que pasar en el backstage para tan solo salir 30 minutos al escenario, la espera no se hace del todo pesada. Los camerinos son pequeños, pero el área de descanso anexa es muy acogedora. Grandes ventanales llenan de luz una sala con enormes sillones, televisiones que retransmiten en directo los ensayos y mesas adornadas con cestas repletas de fruta fresca y bombones. Es donde se viven los momentos más relajantes del día, y es un escaparate sensacional para ver pasar a otros compañeros de pasillo, como el grupo Blue o la cantante alemana Lena.

Además, en la misma sala se han instalado varios ordenadores con conexión a internet desde donde varios artistas consultan sus perfiles en la redes sociales y leen las reacciones posteriores a sus primeros ensayos.