Anterior Ensalada alemana Siguiente ¡MasterChef se va de boda! Arriba Ir arriba
En portada - Gitanos, los otros europeos

Gitanos, esos otros europeos

       
  • En Portada viaja a Francia y Rumanía para retratar a los gitanos europeos

  •    
  • En lo que va de año, Francia ha expulsado de su territorio casi a 9.000

  •    
  • Son la mayor minoría europea y el 70% de ellos vive en el umbral de la pobreza

  •    
  • Guión del reportaje disponible on line (formato PDF)

|

FICHA TÉCNICA:

GUIÓN: Yolanda Sobero

REALIZACIÓN: Susana Jiménez Pons

IMAGEN: Jesús Torres

SONIDO: Paco Rueda

MONTAJE: Jesús Mª Elorriaga

Casi 30 gitanos son expulsados a diario de Francia. En lo que va de año, casi 9.000, la mayoría procedentes de Rumanía y Bulgaria, han dejado el país, el 87 por ciento de ellos de forma voluntaria, según fuentes oficiales.

El escándalo surgió el pasado verano pero las expulsiones de gitanos de Francia y de otros países europeos son habituales. Incluso en España. El ayuntamiento de Motril ha pagado el billete de vuelta los gitanos rumanos desalojados de un asentamiento. Como en Francia, mientras las autoridades han asegurado que la repatriación ha sido voluntaria, las asociaciones pro derechos humanos y gitanas  la han calificado de ‘expulsión encubierta’.

En Alemania, el escritor y Nobel de Literatura, Günter Grass, ha protestado por la expulsión de gitanos originarios de Kosovo. En su carta abierta, asegura que estas acciones ponen en peligro la paz europea. Según Grass, estas familias tenían oportunidades en Alemania y son enviadas a ‘un entorno hostil, sin perspectivas y sus vidas corren peligro”.

La mayor minoría europea

Los gitanos son la mayor minoría europea e, incluso, podría decirse que son los europeos menos reacios a la integración del continente, por encima de fronteras y rivalidades estatales. Sin embargo, resultan molestos en todos los sitios. Según diversos informes, son la minoría más discriminada y en todos los ámbitos, tanto por origen étnico, como en el acceso a la vivienda, a la educación, al trabajo o a la atención sanitaria. Por su parte, los gitanos se muestran recelosos ante las autoridades y en pocas ocasiones denuncian el acoso y la discriminación que sufren.

Viviane Reding, la comisaria europea que osó levantar la voz a Francia, en un reciente mensaje a la comunidad gitana internacional, subraya que es inaceptable que en Europa se discrimine a los gitanos por su origen étnico e indica que su integración es una prioridad urgente.  Reding señala además uno de los puntos esenciales: existen fondos europeos y tanto los países de origen como los de acogida han de de utilizarlos de “forma eficiente y productiva”.

La gestión de los fondos europeos, bajo sospecha

Rumanía y Bulgaria están ente los países más pobres de Europa y, como tales, ingresaron en la Unión Europea. Un requisito previo para su ingreso era la mejora de las condiciones de su población gitana, pero se les admitió sin haber avanzado en esta área. Ahora, cuentan con cuantiosos fondos europeos que, de forma directa e indirecta, podrían beneficiar a los gitanos, pero el gran problema es su gestión. Los fondos se usan poco y mal. Las organizaciones gitanas de Rumanía subrayan que faltan coordinación, constancia y una estrategia global no sólo ‘para’ y ‘de’ los propios gitanos. Paradójicamente, hay mucho dinero pero se utiliza poco y mal.

Con los multimillonarios fondos europeos debería ser fácil conseguir el objetivo que señala Vivian Reding: los gitanos, los roma, ciudadanos europeos con los mismos derechos, oportunidades y obligaciones.