Enlaces accesibilidad

"El ranchu del indiano"

"Un país para comérselo" recorre este jueves las tierras de Asturias

  • Imanol y Juan tamarán de menú fabada, quesos, salmón y sidra.
  • Para bajar la comida, un paseo en biciclieta por la Ruta del Oso
  • "Un país para comérselo", el jueves en La 1, después de Águila Roja

Por

Imanol Arias y Juan Echanove disfrutan este jueves de un nuevo menú de esta temporada en "Un país para comérselo". Los actores y el resto del equipo del programa degustan lo mejor de Asturias: una fabada, un crujiente de los mejores quesos de la tierra y cóctel de manzana. No falta el pescado en su mesa, con un gran salmón pescado en el río Sella, que Floren Domezáin convierte en "papillón de salmón" en su sección. Arias, Echanove y su compañero de viaje Tonino Guitián pescan, montan en bicicleta y hasta buscan oro.

Cocina indiana

A principios del siglo XX, la emigración de los asturianos a las Américas supuso no solo un enriquecimiento del propio territorio, que recibió de vuelta las grandes fortunas hechas por los asturianos allí, sino el gusto por la renovación en la cocina. En este particular viaje, Juan e Imanol se deleitan con una cocina fina, exquisita y elaborada con este empujón económico de los indianos y su gusto por lo francés.

Imanol se acerca a Pola de Siero para conocer a José Fermín -cuyos abuelos conocieron a los de Imanol - y que hoy está al frente de la empresa familiar que elabora y comercializa el "compangu", que como su nombre indica, es el compañero perfecto y fundamental para la elaboración de la fabada asturiana.

Pedro Morán se pone manos a la obra con este tradicional plato. Abierto en 1882 por el bisabuelo de Pedro, el restaurante de Pedro fue casa de postas, venta en la que paraban las diligencias e incluso llegó a celebrar bailes los domingos. Hoy, Pedro y Marcos Morán, cuarta y quinta generación de cocineros, están inmersos en una prudente evolución culinaria y firman platos como la mítica fabada de Prendes o neorecetas como el 'bocadillo crujiente de quesos' o el 'nuevo cóctel de manzana'.

Si el compangu es fundamental, las fabes son imprescindibles: sabremos un poco más de su cultivo y variedades, la roxa o colorá, las verdinas, las pintas, las del güeyín, la amarillina, granjilla, etc, etc. La faba asturiana es un producto de calidad, basado en la tradición que al margen de su escasez es una de las más cotizadas en el mercado español.

Descenso de "El Sella"

En Arriondas Imanol y el campeón de España Javier Hernanz realizan un descenso por el río Sella mientras Juan se entrega a la pesca del salmón con Kiko "El Molineru", todo un personaje que nos enseña cómo se pesca, qué es el campanu y su tradición.

Tonino llega al Cercado de Proaza para iniciar en bicicleta la Ruta del Oso de la mano de Carlos Zapico, director de Fundación de Osos de Asturias. Dicen que en el Siglo XIX en la Cordillera Cantábrica podía haber unos 400 osos, en la actualidad quedan unos 130: un buen número si tenemos en cuenta que hace unos años, hasta que se pusieron en marcha proyectos de manejo reproductivo, apenas alcanzaban unos 50 ejemplares.

"Pescata" en Tazones

Viajamos a Tazones, a 12 kilómetros de la capital del concejo –Villaviciosa-, donde Juan e Imanol se encuentran con Celso y su familia que les llevan a coger oricios y "llampares". Con todo lo recogido se organiza una "pescata" que es como un picnic a la asturiana en un molino de agua. En Tazones, además de disfrutar de excelentes mariscos y pescados, se puede visitar uno de los más importantes yacimientos de huellas de dinosaurios del Jurásico de toda Europa.

En Cudillero, Tonino quiere encontrar oro. En una taberna del puerto, mientras pregunta por el río, prueba el curandillo, un tiburón pequeño que sólo existe en esta localidad asturiana y en Escandinavia. Cuando había mala mar y no se podía pescar, el curandillo ayudó a paliar la escasez de alimentos en época de hambruna. Una vez en el río, Tonino, se encuentra con unos bateadores con los que busca, criba y, ¡eureka!, encuetra oro.

El virrey de Gijón

El virrey es un pescado exquisito, de una calidad extraordinaria, cuya carne mantiene la misma textura todo el año. En Gijón Imanol y Juan compran un ejemplar y se lo llevan al mejor cocinero de virrey del lugar.

En este viaje asturiano de "Un país para comérselo", los quesos merecen una parada especial. Mientras Juan investiga los cabrales, Imanol se queda en unas cuevas de Gamonedo con Félix, un artesano que sigue elaborando este queso, como lo hacía toda la vida su familia, en las cuevas de los Picos de Europa, cerca de los Lagos de Covadonga.

Para terminar este singular viaje y como no podía ser de otra manera en Asturias, terminamos la fiesta en un lagar donde somos testigos de la elaboración de la sidra.

Televisión

anterior siguiente