Enlaces accesibilidad

CRÓNICAS

A todo volumen

  • Crónicas aborda el día a día de las víctimas de la contaminación acústica
  • El programa se estrena con un reportaje finalista del festival URBAN TV
  • Crónicas estrenó temporada en el Canal 24 horas el domingo a las 22:30 h

Por
Crónicas - A todo volumen

Guión: TERESA MARTÍN

Realización: ARTURO VILLACORTA

Imagen: JOSE MANUEL FREAN

Sonido: PABLO ECHEITA, JOSE ANGEL RUIZ MARAÑA

Montaje: EULALIA MORCILLO

Producción: ANA PASTOR, LOURDES CALVO

Diez millones y medio de españoles viven con el umbral del ruido más alto de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Muchos lo aguantan como mal necesario pero cuando el ruido se vuelve insoportable hay quien empieza su particular batalla judicial y cada vez son más.

El exceso de decibelios del bar de abajo, el botellón al lado de casa o los aviones que pasan a todas horas encima de tu tejado son las denuncias de algunas de esas víctimas del ruido. Los jueces les han dado la razón pero todos se sienten desprotegidos por la Ley. Dicen que gastan demasiada energía, además de tiempo y dinero, en demostrar la "tortura que sufren".

Vivir bajo los aviones

Los vecinos de la colonia de Santo Domingo en Madrid llevan años en lucha contra el Aeropuerto de Barajas. Han ganado una sentencia del Tribunal Supremo por la cual los aviones no deberían pasar por encima de sus casas porque, según los jueces "es una intromisión a su intimidad", pero AENA ha recurrido esa decisión y de momento siguen pasando por allí.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dictado que de momento se reduzca a la mitad el número de aviones que hacen esa ruta pero cuando hay configuración sur, a veces, pasa uno cada minuto.

Crónicas - Santiago Calderón, presidente de la Comunidad de propietarios de Santo Domingo

A la cárcel por ruidosa

La primera condena de cárcel por ruido en España salió de Barcelona. Cinco años y medio de prisión para la dueña de un pub por las lesiones que causó en los vecinos del primero el exceso de ruido de su local.

Las víctimas tuvieron que gastar dinero en insonorizar su casa, contratar un abogado para poder dormir, pero todavía siguen medicándose cuatro años después de que el pub cerrase por orden judicial. Fue una de las sentencias que cambió la percepción de las denuncias por ruido en nuestro país.

Crónicas - Lluis Gallardo, abogado que ganó la sentencia con pena de cárcel

Sin dormir por el botellón

Una de las primeras sentencias contra el botellón, que abrió la puerta a la prohibición de beber en la calle, se dictó en Sevilla. El ayuntamiento fue condenado por ser permisivo y no acabar con el "martirio" de Concha a la que se le instaló un botellón debajo de la ventana. Ella dice que como le despiertan por el ruido, que a veces triplica lo permitido por la OMS, al final se pone a grabar y después usa estas imágenes como prueba para denunciar el ruido que sufre.

En esta ciudad se está cociendo otra guerra. No sólo contra el botellón sino contra los ruidos que soportan de una de las discotecas de moda. De momento no hay resolución judicial pero sí muchas denuncias. Aquí los vecinos también se arman con cámaras de video para usar esas imágenes y esos ruidos como prueba de lo que viven sobre todo durante los fines de semana en los que decibelios que soportan dentro y fuera de sus casas suben sin parar.

Crónicas - "El ruido del botellón"

Televisión

anterior siguiente