Enlaces accesibilidad

Volver con... Fernando Guillén a Estepona

  • El actor se reune en Estepona con toda su familia

Por
Volver con... - Fernando Guillén Cuervo

Esta semana "Volver con..." ha visitado, junto a Fernando Guillén Cuervo la localidad de Estepona, el pueblo de Málaga donde veraneó con su familia durante toda su infancia y juventud. No vuelve solo, sus padres y sus dos hermanas le acompañan en este viaje al pasado.
Comienza el recorrido en la parte antigua de Estepona. Su madre, Gema Cuervo, le está esperando en la plaza de las Flores.

Juntos recorren las calles donde paseaban por las tardes aquellos veranos de los setenta y recuerdan cómo era Fernando de niño. Durante su paseo se encuentran con Remedios, farmacéutica y gran amiga de los padres. Después se acercan hasta el mercado de abastos donde está haciendo la compra Lari, la mujer que cuidaba de los niños cuando los padres estaban trabajando. Una persona fundamental en la infancia de Fernando y sus hermanas porque fue como una segunda madre para ellos.

Televisión Española construyó en Estepona la urbanización Parque Antena para sus trabajadores y gente del mundo del espectáculo. La familia Guillén Cuervo compró allí el apartamento 4º A en el edificio "Luis" y en verano coincidían con Mª Luisa Ponte y Agustín González, propietarios del apartamento vecino. Después de 20 años de ausencia, Fernando y su madre se acercan hasta la urbanización donde aún les recuerdan muchas personas como Ana y Antonio, amigos y responsables del mantenimiento de las viviendas.

Los veranos en Estepona

Natalia, hermana mayor de Fernando, acompaña a su hermano hasta el antiguo apartamento de la familia. Desde la terraza donde tomaban el sol recuerdan lo especial que fueron aquellos veranos. Siendo hijos de actores, eran contadas las ocasiones en que podían disfrutar de sus padres en vacaciones. Estepona fue durante muchos años el punto de encuentro de la familia lejos de los escenarios.

Fernando se reencuentra con Manolo, su mejor amigo de juventud, en Cancelada, una pedanía de Estepona a la que iban todos los veranos a conocer a las chicas más guapas del lugar. El actor se enamoró allí por primera vez de una chica que se llamaba Maribel. La pareja de amigos se refugia de la lluvia en uno de los bares del pueblo y allí coinciden con Luci y Paco, antiguos amigos de la pandilla de Cancelada.

Juntos recuerdan las noches de fiesta en la plaza y la rivalidad entre los vecinos del pueblo y los veraneantes que venían de Madrid. Animados por la reunión, se acercan hasta el hotel de los belgas para cenar una espetada de sardinas. Allí se colaban de jóvenes para ligar con extranjeras y bailaban cada noche "La bamba", la única canción en la que las chicas elegían a los chicos dándoles un beso.

Reencuentro familiar

Fernando se reune con sus padres y su hermana para dar una vuelta por el paseo marítimo. Cayetana es la última en llegar a la reunión familiar, pero lo hace con un homenaje a los viejos tiempos, al volante de un 600 como el que utilizaba la familia para viajar desde Madrid con el perro y el gato. Fernando y su hermana recuerdan junto a la vieja piscina aquellas inacabables tardes de verano en las que no se cansaban de jugar. Para alegría de los dos hermanos, se acerca hasta la urbanización Cristina, una gran amiga de juventud. En aquellos tiempos las amigas de Cayetana estaban embobadas con Fernando, el rebelde hermano mayor que les podía llevar en coche lejos de sus padres.

El chiringuito de Pepe en la playa del Saladillo es testigo de una de las escasas reuniones de los cinco miembros de la familia Guillén Cuervo. Se reúnen como antaño alrededor de una gran paella para disfrutar de una unión familiar que los años sólo han hecho más fuerte. Fernando se despide de Estepona con la promesa de volver de nuevo en verano para disfrutar del sol y el mar Mediterráneo.

Televisión

anterior siguiente