Enlaces accesibilidad

Lotería de Navidad 2019

El sueño de ser lotero cuesta caro

  • Loterías no adjudica licencias para puntos de venta exclusivos desde 2010, la única vía es la compra a otro lotero
  • Busca tu número favorito para la Lotería de Navidad y sabrás dónde comprarlo

Por
Comprar una licencia para ser lotero

Cuando Valentín Martín decidió dar un giro de 180 grados a su vida para intentar ser lotero se encontró, de entrada, con un muro aparentemente infranqueable: abrir un nuevo punto de venta requiere estar en posesión de una autorización, y la última convocatoria pública de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) para abrir administraciones de lotería data del verano de 2010.

“Loterías no está concediendo licencias nuevas, con lo cual la única forma que hay para entrar en el mercado es comprar una licencia que esté funcionando”, explica desde su actual despacho de lotería. Fue lo que hizo Martín, compró un negocio que ya estaba en marcha, con su pertinente autorización.

El cambio de titular recibió el visto bueno de la SELAE. Reconoce que la transacción fue una inversión de dinero "muy importante’", que está empezando a rentabilizar. A pocos días del sorteo de la Lotería de Navidad, este postero se afana en El Gato Blanco de Boadilla, la administración número 1 de la localidad madrileña de Boadilla del Monte.

Su administración es uno de los 4.171 puntos de venta integrales que Loterías recoge en su memoria del año 2018. Son las administraciones de lotería de toda la vida, aquellos establecimientos cuya única actividad es la venta de lotería nacional u otros juegos autorizados por Loterías y Apuestas del Estado. Venden lotería física, en mano.

Existen otros 6.805 puntos de venta mixtos: establecimientos como estancos, quioscos o tiendas de conveniencia para los cuales la venta por terminal de Lotería Nacional es una actividad complementaria. 10.976 puntos de venta en total. 618 puntos de ellos cambiaron de titularidad: en la práctica, la licencia pasó de un lotero a otro gracias a un traspaso del negocio.

Un mercado de reventa

Vender un negocio de lotería con su pertinente licencia es legal, siempre que la operación y el nuevo titular cuenten con el visto de bueno de Loterías y Apuestas del Estado. Autorizaciones que un día se obtenían por concurso público, con el cumplimento de las condiciones anunciados en un pliegue, ahora se pagan a precio de oro.

En Hedilla Abogados se han especializado en este tipo de operaciones. "Hemos hecho traspasos que van desde los 150.000 euros hasta el millón de euros. El precio varía según las circunstancias’, cuenta el fundador del despacho, Miguel Hedilla y de Rojas, que también es integrante de la junta directiva de Anapal (Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Loterías), la asociación mayoritaria del sector, de la que es asesor jurídico.

La localización y las cifras de negocio determinan el precio, aunque los márgenes vienen limitados por la ley. El lotero, por ejemplo, se lleva una comisión del 6% por cada décimo de lotería nacional vendido, un porcentaje que baja hasta el 4% en los décimos del Sorteo de Navidad"

Valentín Martín sigue rentabilizando su inversión y cumpliendo con las reglas marcadas por Loterías. Afirma que "está feliz con su negocio", y que ahora solo la falta repartir un premio grande, si puede ser esta misma Navidad. De cara al futuro, confía en mantener el negocio abierto hasta que se jubile. Luego decidirá que hace con él: si traspasa la administración a su hijo para que siga la saga de loteros o si la vende a otra persona.

Los nuevos concursos, por ahora, siguen sin llegar. En verano 2010 fue el último para las administraciones de lotería, según confirma Loterías; y en 2015 se abrió la última convocatoria para los puntos de ventas mixtos. Fuera, con cuentagotas, se llevan a cabo algunas adjudicaciones directas para abrir puntos de venta en lugares singulares -como centros comerciales-, sin publicidad en la web de la SELAE y fuera del alcance de la mayoría de particulares.

RTVE

anterior siguiente