Enlaces accesibilidad

Lotería de Navidad 2018

"Entre mi hermano y yo jugamos unos 1.600 euros"

Por
Una mujer se dispone a comprar varios billetes de Lotería. Thinkstock

La Lotería de Navidad para muchos es el único momento del año en el que tientan la suerte con juegos de azar y para otros el sorteo más importante del año aunque participen todos los fines de semana. En general, cada español juega unos 67,56 euros en el sorteo del 22 de diciembre pero los hay que dedican más de 1.000 euros a comprar décimos.

José Antonio tiene 56 años y es electricista, revela a RTVE.es que juega a la Lotería a medias con su hermano, que pone más porque su sueldo es más alto, entre los dos llevan unos 1.600 euros. "Mi hermano se gasta 1.200 euros, él solo porque está soltero y es funcionario, pero vamos a medias. Yo llevaré unos 400 euros", apunta.

Este trabajador es un hombre de costumbres y siempre juega el 00027. Reconoce que llevan mucho jugado pero espera que los niños de San Ildefonso este año canten su número. José Antonio está casado y también va a medias con su mujer, que es "más roñica", solo juega unos 60 euros, con décimos que le da su padre.

El equipo fraternal no solo participa en el sorteo extraordinario de Navidad, cada semana tientan la suerte. El hermano juega 40 euros a la Lotería Nacional y él desembolsa 24,5 euros en la Lotería Primitiva y el Euromillón. Una vez acertaron cinco números a la Primitiva y se repartieron medio millón de pesetas. En tres ocasiones les ha tocado las aproximaciones del Gordo (el número anterior o posterior).

Una tradición familiar

María, 39 años, es periodista y juega a la Lotería por tradición familiar. No juega un número fijo, cada vez coge de un sitio diferente, pero solo juega en Navidad porque “lo he heredado de mi casa”. El primer décimo lo compra en agosto, en el pueblo de su madre, Benquerencia de la Serena, provincia de Badajoz. Confiesa a RTVE.es que cuando le ofrecen lotería intenta no ver el número, porque si no lo lleva "muy mal".

Lo tiene perfectamente organizado con un grupo de 14 amigos con el que se cambia 14 décimos. Explica que es una tradición y que así se obligan a verse cuando se aproximan estas fechas.

María no hace ni las cuentas de lo que se gasta, pero el mayor esfuerzo se concentra en diciembre, el resto lo va comprando a lo largo del año y termina juntando entre 20 y 25 décimos. Tiene muy claro que si toca “va a tener que ir a trabajar al día siguiente” porque hay que “compartir entre mucha gente”.

De momento le ha tocado alguna pedrea. En general, si juega 400 o 500 euros admite que “muy mal se tiene que dar” para no recuperar aproximadamente la mitad, unos 200 euros. Eso sí con sus amigos ya tiene acordado que si toca el reintegro se reinvierte en el Sorteo del Niño.

Sin números favoritos

Jesús, 47 años, técnico de mantenimiento. Este año juega alrededor de 200 euros, pero hace años jugaba mucho más. En una ocasión, llegó a jugar más de 500 euros.

"Voy cogiendo por los bares del barrio, o en comercios como la pescadería, cambio algunos números con los compañeros de la empresa, o alguien me trae algún décimo de Alicante o de Murcia. También cuando me acercó al centro de Madrid, la cuestión es que cuando te ofrecen no dices que no y te vas liando", cuenta a RTVE.es.

Jesús no está abonado ahora a ningún número pero durante 18 años confió en el 14432. Era de un bar, pero el dueño se jubiló y dejó de comprar el número.

Este técnico intercambia décimos con la familia y normalmente acaba teniendo todas las terminaciones, confiesa que no tiene manía a ninguna cifra ni es supersticioso. Jesús también juega a lo largo del año, participa en los sorteos de los sábados, un par de veces al mes.

RTVE

anterior siguiente