Enlaces accesibilidad

Lotería de Navidad 2018

¿Qué se come en el anuncio de la Lotería?

Por
Juan disfruta de una cena suculenta
Juan disfruta de una suculenta cena con marisco y jamón ibérico. SELAE

En el anuncio de la Lotería aparecen platos y productos emblemáticos de la gastronomía española desde la tortilla de patata al jamón ibérico. Juan, el protagonista, vive solo y no le gusta cocinar, de hecho cena una lata de mejillones mientras vuelve a ver en la televisión la película conocida como El día de la marmota.

El cerrajero se toma un café con leche en el bar del mercado, una costumbre de millones de españoles que el año pasado bebieron en total 1.036 millones de litros. El consumo de café fue de 23 litros por persona, la mayoría dentro del hogar, aunque fuera de casa nos gastamos 65 de cada cien euros que dedicamos a esta bebida.

Otro de los alimentos que aparece es el pan, las tostadas que cada mañana del 22 de diciembre se le queman a Juan. Cada español come casi 40 kilos de pan al año, un total de 1.685 millones. Un consumo muy similar al de la cerveza, que el protagonista del spot se toma sentado en el sofá, unos 37,8 litros por persona. Esta cantidad es solo de los residentes en España no tiene en cuenta las cañas que se toman los turistas.

La caída de las naranjas

La caída de las naranjas en la frutería le sirve a Juan para darse cuenta de que está repitiendo el mismo día. Los españoles seguimos tomando fruta después de la comida y la cena pero cada vez más la incorporamos al desayuno o la comemos entre horas. En 2017, cada uno ingerimos 96,4 kilos de fruta (4.287 millones de kilos en total). Eso sí, tiramos a la basura más de 351 millones de kilos. Las frutas son un tercio de los alimentos que desperdiciamos.

Ganar el primer premio del sorteo de Navidad empuja al protagonista para mejorar la calidad de los alimentos que pone en el plato. De la lata de mejillones con una cerveza pasa al jamón ibérico con un buen vino tinto. Cada español paladeó más de dos kilos de jamón y paleta el pasado año (95 millones de kilos), un consumo que casi dobla el de jamón cocido (1,17 kilos).

A medida que compra más décimos y le toca más dinero con el Gordo, Juan se viene arriba y no se priva de nada, al jamón y al vino tinto, añade una mariscada, una botella de cava, sushi y mastica una cola de langosta. El consumo en casa de marisco es de 6,28 kilos por persona y año y aumenta según el nivel social. Gallegos, asturianos, catalanes y castellanoleoneses toman más mariscadas y extremeños e isleños toman menos.

Menos vinos

El ganador de la Lotería del anuncio pasa de la cerveza al vino, del crianza al gran reserva e incorpora también cava al banquete pero los españoles cada vez tomamos menos vinos dentro y fuera del hogar, una media de 11,83 litros por persona.

Hacia el final del spot, Juan se come un churro de lazo ya muerto de aburrimiento. Otro gesto cotidiano de millones de personas. En 2017, cada español se tomó ocho kilos de bollería que incluye bizcochos o cruasanes como los que se ven en la barra de la cafetería del mercado de Vallehermoso.

Así es la versión extendida del anuncio de la Lotería de Navidad

Todos los datos de consumo están extraídos del Informe del consumo de alimentación en España 2017 (en pdf), elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

RTVE

anterior siguiente