Anterior Frecuencias de emisión en Onda Corta Siguiente Antonio Orozco: "Cuando escribo mi nivel de compromiso es tan elevado que no me atrevo a mentir" Arriba Ir arriba
Fragmento de la portada de 'Yo, Rilke'
Fragmento de la portada de 'Yo, Rilke'

Laura Pérez Vernetti: "Rilke es un poeta hermético y oscuro"

  • La dibujante adapta su vida y sus poemas a las viñetas en Yo, Rilke

  • Laura lleva ya diez años estudiando la relación entre poesía y cómic

|

Laura Pérez Vernetti (Barcelona, 1958) lleva ya diez años estudiando la relación entre la poesía y el cómic, e incluso ha creado un nuevo género literario denominado "Poémic". También ha narrado las vidas y adaptado las obras de poetas como Pessoa (Pessoa & Cia) o Maiakowski (El caso Maiakovski), a los que ahora se suma Rilke en Yo, Rilke (Luces de Gálibo).

Laura nos comenta por qué ha elegido a Rilke: “Me interesaba particularmente adaptar a la historieta a Rainer Maria Rilke (1875-1896) porque es uno de los mejores poetas del siglo XX. Innovó la poesía en un intento de acercarse a sus personajes retratados, a los objetos, a los paisajes, etc… de una forma similar a como se acercaban los artistas plásticos de las vanguardias europeas de su época”.

Llevar la poesía a las viñetas cómic no es nada fácil y el caso de Rilke no ha sido una excepción: “Ha sido una labor difícil como historietista porque es un poeta eminentemente hermético y oscuro –asegura Laura-. No es una poesía narrativa como, por ejemplo, la del poeta español Luis Alberto de Cuenca (al que adaptó en Ocho poemas. Novela gráfica), por lo que tuve que hacer un verdadero “tour de force”.

Los inicios de Rilke Los inicios de Rilke

Renunció al amor por la poesía

Como comprobamos en este cómic, Rilke sacrificó casi todo para dedicarse a su obra: “Se dedicó a su obra poética con total exclusividad –asegura Laura- y, dado que era una persona bastante seductora, consiguió durante toda su vida el apoyo de diferentes mecenas y protectores que le alojaron, mantuvieron, etc…”.

“Es muy extraño que un poeta difícil y hermético haya conseguido tantos apoyos a su obra en vida por parte de diferentes mecenas –añade la dibujante-.

“Esos mecenas –continúa Laura- fueron ante todo mujeres, amantes, amigas, aristócratas… Estuvo toda la vida rodeado de mujeres en relaciones de amor, amistad, admiración, etc. Se relacionó mucho más con mujeres que con hombres y estas se enamoraban perdidamente de él”.

“Pero él siempre tuvo un concepto del amor muy especial, que excluía la posesión. Y, casi siempre, acababa huyendo de sus amantes, la mayoría de las veces, porque estaba convencido de que estas dificultaban su absoluta dedicación a la poesía” –concluye Laura-.

Viñetas de 'Yo, Rilke' Viñetas de 'Yo, Rilke'

Se codeó con grandes figuras de su época

“Rilke –asegura Laura- también se relacionó con los grandes intelectuales de su época (como Tolstoi) y mantuvo una relación muy estrecha de amantes y, más tarde de consejera-madre, con la escritora y psicoanalista Lou Andreas Salomé”.

“También aprendió mucho del período que convivió con el escultor Rodin, sobre todo en su método de creación, en su actitud ante el trabajo creativo” –añade la dibujante-.

Rilke y Rodin Rilke y Rodin

Dibujando a Rilke

En cada uno de sus trabajos sobre poesía y poetas, Laura ha investigado nuevos caminos artísticos: “Para dibujar a Rilke no retomé las vanguardias portuguesas de inicios del siglo XX ,como hice con el libro de Pessoa & Cia., ni tampoco me referí a los movimientos artísticos rusos del Futurismo, Suprematismo, y Costructivismo, como hice en el libro El caso Maiakovski”.

“Consideré que para describir la vida y poemas de Rilke –continúa-, convenía un depurado blanco y negro, y una línea perfilada en la pincelada. Una gran atención al detalle, a las múltiples ciudades en las cuales vivió, a los retratos de los famosos personajes que le rodearon en vida, a su rostro y cuerpo, etc”.

Viñeta de 'Yo, Rilke' Viñeta de 'Yo, Rilke'

De los versos a las viñetas

Como siempre, la parte más difícil ha sido adaptar la poesía a las viñetas: “He estado leyendo la poesía de Rilke durante dos años –asegura Laura-, y cada poema repetidas veces, hasta que aparecía ante mis ojos, en el proceso de trabajo, y en la hoja de los bocetos, la posibilidad de que ese poema en particular pudiera narrarse en secuencia”.

“Si no era posible dibujar un determinado poema en secuencias lo descartaba y pasaba a estudiar otro” –concluye-

Adaptación de la poesía de Rilke Adaptación de la poesía de Rilke

La poesía le ha cambiado la vida

Cunado Laura comenzó con sus estudios sobre cómic y poesía parecía un suicidio creativo, pero ahí sigue: “Estos diez años dedicados al estudio de la relación entre la poesía y la historieta me han llevado a conocer a grandes poetas de renombre muertos y a otros contemporáneos con los que me sigo carteando y viendo, compartiendo nuestros locos proyectos artísticos. Ha sido una gran aventura creativa muy satisfactoria”.

Tan satisfactoria que, de momento, planea seguir haciéndolo: “En el mes de abril presento en Madrid, en el espacio de la Revista literaria Leer, un nuevo libro de poesía gráfica, Viñetas de plata, con la adaptación al cómic de los mejores poemas del poeta Luis Alberto de Cuenca, gran defensor de la cultura popular y del tebeo, que publicará la editorial Reino de Cordelia”.

Además, los próximos 8 y 14 de febrero, Laura ofrecerá un ciclo de dos conferencias, en el Palacio de la Virreina Centro de la Imagen (junto con el Instituto de Cultura de Barcelona), sobre su carrera como historietista, desde sus inicios en 1980 hasta la actualidad. Su título: De la literatura al cómic.

Portada de 'Yo, Rilke' y su autora, Laura Pérz Vernetti Portada de 'Yo, Rilke' y su autora, Laura Pérz Vernetti

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente