Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente Viaje al Egipto desconocido Arriba Ir arriba
Colas en la administración de Lotería de Doña Manolita en Madrid
Colas en la administración de Lotería de Doña Manolita en Madrid. M.C.C.
Lotería de Navidad 2016

Doña Manolita, la administración favorita para comprar Lotería de Navidad

|

Doña Manolita, en la calle del Carmen, en Madrid, es probablemente, junto a La Bruixa d'Or en el municipio leridano de Sort, la administración más famosa de toda España y también una de las favoritas donde comprar Lotería de Navidad.

En sus más de cien años de historia, ha repartido una cuantiosa cantidad de premios 'gordos', tanto de la Lotería de Navidad como de cualquier sorteo. Y es por eso que cada año atrae a numerosas personas que peregrinan hasta el centro de Madrid soñando con que un poquito de la suerte de la mítica administración les sonría el próximo 22 de diciembre.

"Repartimos muchos premios todos los años, no solo en el sorteo de la Lotería de Navidad. De hecho, este año hemos dado tres premios 'gordos' del sorteo semanal de la Lotería Nacional", explica a RTVE.es la gerente actual de Doña Manolita, Concha Corona.

Sobre la cantidad exacta de premios que ha dado hasta la fecha, Corona asegura que es difícil saberlo porque son muchos los años que llevan haciéndolo y porque todos los años entregan varios importantes.

Y en cuanto a las ventas, prefiere no dar cifras porque "da mala suerte", pero es seguro que es la administración que más vende de toda España. Aunque la mayoría de su facturación corresponde a ventanilla, porque muchos prefieren comprar en persona los décimos, en los últimos años no hace más que crecer las ventas por internet.

"Lo que nos diferencia con respecto a otros es que nosotros enviamos el décimo físico que la gente compra por internet. Al enviarlo, dejamos de vender on line unos días antes para que todo el que compre pueda tener en su mano el décimo el día del sorteo", asegura la gerente de Doña Manolita.

Más de 100 años de historia

Doña Manolita, nacida en 1879, abrió su administración, la número 67, en 1904 en la calle de San Bernardo, en Madrid. Luego estuvo muchos años en la Gran Vía y en 2011, llegó a su emplazamiento actual en plena zona de Preciados. Aún así, las colas de clientes siempre le han acompañado.

Los comienzos de la famosa lotera no fueron fáciles, según la propia administración, pero "su belleza y carisma" contribuyeron a que pronto "se ganara los primeros clientes", sobre todo estudiantes, en sus inicios.

No fue hasta 1926 cuando dio el primer premio importante y como explicó en una entrevista de la época en la revista Crónica la propia Doña Manolita fue posible gracias a que fue a Zaragoza a "ver a la Pilarica".

"Harta de que no correspondiese jamás a esta administración un premio que valiese la pena, hice cuatro viajes a Zaragoza, y en los cuatro tuve la suerte de ver a la Pilarica con su manto rojo, que es signo infalible de fortuna. Pedí unos números que se me ocurrieron sin saber por qué, los vendí en mi casa y el premio gordo de Navidad fue conmigo aquel año", relataba en 1926 a Crónica.

A partir de entonces, no ha dejado de repartir premios.

Las míticas colas

Una vez que se presenta el esperado anuncio de la Lotería de Navidad a mediados de noviembre, las ventas se disparan en la administración y comienza a haber colas todos los días, porque "la gente se acuerda". Aunque, sin duda, los días fuertes, como dice Concha Corona, son "los del puente de diciembre".

El tiempo medio de espera es de entre una hora y noventa minutos a pesar de que en ventanilla atienden cinco personas durante todo el día. En los días de mayor afluencia, como en el puente, la espera puede ser incluso mayor, pero eso sí, la cola está bien organizada.

A menudo los que vienen hasta Doña Manolita son clientes fieles que acuden todos los años a la administración desde cualquier punto de España, que incluso organizan sus vacaciones o escapadas para poder pasar por la calle del Carmen.

"Tenemos clientes que vienen año a años a por Lotería de Navidad, a los que incluso hemos visto crecer. Hay muchos que prefieren venir en verano. Organizan sus vacaciones para pasar por Madrid y nos llaman antes para preguntar si ya tenemos a la venta décimos para el 22 de diciembre", relata orgullosa Concha Corona.

Si uno de los motivos para atraer a tanta clientela es que reparte muchos premios, otro de los motivos es la tradición. Comprar Lotería de Navidad en Doña Manolita es otro clásico de estas fiestas.

"Vengo todos los años desde hace ocho, es una tradición más de la Navidad. Y a decir verdad, siempre nos ha tocado algo de lo que compramos en Doña Manolita", relata Natalia, una joven que ha esperado durante más de una hora en la famosa administración con su madre.

Las largas colas no espantan ni a los madrileños ni a los foráneos. "Vengo todos los años en diciembre desde Sabadell, Barcelona. Suelo esperar una hora y algo y me llevo siempre un unos 8.500 décimos para repartir en mi localidad", cuenta Luis, un hombre de mediana edad que espera en la cola.

Al igual que reparte muchos premios, también puede ocurrir que no toque. Pero eso no hace perder la esperanza a Neye, una mujer joven que todos los años va con sus compañeros de trabajo desde Melilla a Doña Manolita para ver si "llevan la ilusión" a su Ciudad Autónoma.

Los últimos premios repartidos

En la última década, Doña Manolita ha repartido muchos premios grandes de la Lotería de Navidad: El Gordo en 2007, parte de un quinto en 2008, parte de El Gordo y de un quinto en 2009, parte del segundo y de dos quintos en 2010, parte de un tercero y de cuatro quintos en 2011, parte de un tercero y dos quintos en 2013, un cuarto y un quinto en 2014 y un cuarto el año pasado.

Con este historial de premios durante la Lotería de Navidad, no es de extrañar que todos los días a la puerta de la administración se formen largas colas de clientes que sueñan con llevarse el 'Gordo' a casa.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente