Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente 'La seducción', una herramienta importante para 'Valerian' en 'La torre oscura' Arriba Ir arriba
Fragmento de la portada de 'Agente secreto X-9'
Fragmento de la portada de 'Agente secreto X-9' Planeta Cómic

'Agente secreto X-9', una obra maestra de Dashiell Hammett y Alex Raymond

  • Se publican las tiras del escritor de El halcón maltés y el creador de Flash Gordon

  • El cómic nació en 1933 para competir con el éxito de Dick Tracy

|

Planeta Cómic publica una estupenda edición de uno de los grandes clásicos del cómic: Agente secreto X-9, que nació de la colaboración entre Dassiell Hammett, el maestro de la novela negra, y Alex Raymond, uno de los gigantes del cómic.

En 1932 los gángsters triunfaban en el cine (El enemigo público, 1931), la literatura y las tiras de prensa, con el éxito sin precedentes de Dick Tracy (1931) de Chester Gould. Por eso, el magnate de la prensa William Randolph Hearst (en el que Orson Welles se basó para Cuidadano Kane) quiso tener su propio cómic detectivesco. Y para eso no dudó en recurrir al mejor escritor de novela negra del momento: Samuel Dashiell Hammett.

Hammett vivía su época de mayor gloria gracias al éxito de Cosecha roja (1929) y, sobre todo, de El Halcón maltés (1930), novelas con las que casi había creado, el solo, la llamada “escuela hardboiled” de la ficción policíaca, con unas dosis de realismo y crudeza inéditas hasta entonces. Hammett aceptó el encargo porque en aquella época estaba enfermo de tuberculosis y los tratamientos médicos eran caros, además de que su afición a las fiestas y su dependencia del alcohol no contribuía, precisamente, a que mejorase.

El Agente secreto X-9 en acción El Agente secreto X-9 en acción

Para dibujar la tira se probó a 13 grandes artistas y al final se decidieron por el casi desconocido Alex Raymond, que había sido ayudante de grandes dibujantes como Chic Young (Blondie) o su hermano Lyman Young en Tim Tyler’s Luck (Jorge y Fernando).

Lo curioso es que, apenas quince días antes (7 de enero de 1934) de que debutase la tira diaria de Agente Secreto X-9 (22 de enero de 1934), Raymond comenzó a publicar la doble página dominical de Flash Gordon (para combatir el éxito de Buck Rogers) y Jungle Jim (para hacer lo propio con Tarzán). Dos series que, unidas al éxito de Agente Secreto X-9, terminarían haciéndole tan famoso como a Dashiel Hammett.

El protagonista, el agente secreto X-9, era un defensor de la ley que odia a muerte a los gángsters desde que una banda de criminales asesinó a su esposa y a su hijo. En la etapa de Raymond ni el personaje ni la agencia para la que trabajaba tenían nombre; años después, sin embargo, se reveló que su nombre era Phil Corrigan y que trabajaba para el FBI.

Tiras de 'Agente secreto X-9' Tiras de 'Agente secreto X-9'

El realismo en los cómics

Con Agente secreto X-9, Hammett llevó al cómic el realismo que le había hecho famoso en las novelas, en contraposición a Dick Tracy, cuyos villanos coloridos y deformes daban un aspecto irreal a la tira. No olvidemos que, antes de ser escritor, Hammett fue detective de la famosa agencia Pinkerton, durante tres años, lo que le sirvió para acumular muchísima experiencia sobre el tema.

De hecho, la primera aventura de Agente Secreto X-9 era tan real que preocupó a un incipiente, y secreto, FBI que detuvo a Hammett bajo sospecha de difundir secretos de Estado y le exigió que descubriera su fuente de información. Algo realmente reidículo pero entendible en la época de paranoia que se vivía en EE.UU y que no tardaría en desembocar en la caza de brujas.

Tiras de 'Agente secreto X-9' Tiras de 'Agente secreto X-9'

Hammett solo escribiría, por completo, la primera historia de la tira (The top), que duraría medio año (algo inusual para la época) limitándose después a sugerir los argumentos a Alex Raymond. En esta aventura, X-9 se enfrentaba a un misterioso criminal conocido como El Capo. La tira tenía un ritmo frenético que llevaba a su protagonista a una persecución por tierra y mar del villano. Destacar la excelente caracterización de los personajes, las femme fatales y los acerados diálogos que hicieron famoso al escritor.

La tira también se benefició del éxito de la nueva novela de HammettEl hombre delgado (1934), que Hollywood adaptó al cine inmediatamente (1934) en una serie de exitosas películas protagonizadas por los geniales William Powell e Irene Dunne.

No está muy claro si Hammett dejó la tira porque Hollywood le ofreció mucho dinero para escribir las secuelas de El hombre delgado, o si su trabajo en el cómic se resintió por su dependencia del alcohol. Pero en 1935 la agencia emitió un comunicado en el que aseguraba que Hammett había dejado de escribir Agente Secreto X-9 porque “se retrasaba en los plazos de entrega y tenía ideas que carecían de la fuerza característica de su obra literaria”.

Tiras de 'Agente secreto X-9' Tiras de 'Agente secreto X-9'

La llegada de Leslie Charteris

Esos retrasos de Hammett hicieron que Alex Raymond también se ocupase, en un primer momento, del guion de la serie, logrando resultados excepcionales. Aunque tuvo que recurrir a la ayuda de dibujantes como Allen Dean o Austin Briggs, que terminaría sustituyéndolo cuando abandonó la serie. 

23 de septiembre de 1935 fue otra fecha destacada en la serie porque significó la llegada, a los guiones, de Leslie Charteris, el creador literario de otro famoso personaje: El Santo. Charteris actualizó la serie y escribió tiras memorables aunque su estancia fue demasiado breve, ya que Hollywood también lo reclamaría para escribir una saga de películas protagonizadas por su angelical personaje (con George Sanders en el papel de Simon Templar).Charteris escribió cinco historias que finalizarían en 1936 (también incluídas en este volumen).

El 16 de noviembre de 1935, Raymond también abandonaría definitivamente la serie para dedicar todo su esfuerzo a sus propios personajes, Jungle Jim y Flash Gordon. Y en 1946 crearía la que está considerada su obra maestra, Rip Kirby, la historia de un detective en la que también cabían otros temas como el drama sentimental. Raymond dedicó todos sus esfuerzos a esta tira de prensa hasta su temprana muerte, en 1956 (a los 46 años) en un accidente en un coche deportivo (una de sus grandes pasiones). Un suceso que se convertiría en uno de los temas más discutidos de toda la historia de los cómics de prensa.

Tiras de 'Agente secreto X-9' Tiras de 'Agente secreto X-9'

Hammett murió arrinconado y olvidado

Tras la marcha de Charteris y Raymond, Agente secreto X-9 pasó por numerosas etapas, destacando algunas como la de Al Williamson y Archie Goodwin, que decicieron cambiar el nombre de la tira por el de su protagonista: Secret Agent Corrigan. Mencionar también la larga e interesante etapa de George Evans, que se jubiló junto a Jim Corrigan, el 10 de febrero de 1996, poniendo fin a 62 años y nueve días de historia de los cómics.

En cuanto a Dashiell Hammett, se alistó en la Segunda Guerra Mundial y, tras ser dado de baja asumió la presidencia de la rama neoyorkina del Civil Rights Congress (CRC)aooyado por los comunistas, para defender la ley de expresión y los derechos civiles. Su inclusión en la lista negra hizo que las bibliotecas públicas dejasen de prestar sus libros y se cancelaran los programas de radio basados en sus personajes.

Tras negarse a declarar en un juicio contra unos supuestos comunistas, Hammett fue condenado a seis meses de cárcel (1951), lo que terminó de minar su delicada salud. Falleció el 10 de enero de 1961, prácticamente en el olvido, hasta que, en 1966, se publicó una retrospectiva de su obra y sus libros han seguido reeditándose, con gran éxito, prácticamente desde entonces.

Agente Secreto X-9 fue fruto de la unión de dos grandes de la literatura y el cómic y, sólo por eso, merecería figurar entre las obras imprescindibles del noveno arte. Pero es que, como podemos comprobar en esta estupenda edición, es una auténtica obra maestra.

Portada de 'Agente secreto X-9' Portada de 'Agente secreto X-9'

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente