Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente EE.UU. premia al español Francisco Mojica con su galardón de medicina más prestigioso Arriba Ir arriba
Fragmento de una ilustración de 'Blueberry', de Jean Giroud
Fragmento de una ilustración de 'Blueberry', de Jean Giroud Norma

Clásicos del cómic en ediciones de lujo

  • Se reeditan Blueberry, HellblazerMr. Natural y Poussy

  • Se publican Los invasores y Oishimbo

|

Estos últimos años los coleccionistas de cómics nos estamos llevando grandes alegrías con algunas de las mejores ediciones de clásicos que hemos podido disfutar, a las que ahora se suman seis nuevos títulos imprescindibles: Blueberry (Norma)Hellblazer de Jamie Delano (ecc ediciones)Los Invasores (Panini)El Tochaco de Mr. Natural (La Cúpula)Oishimbo 1: Cocina japonesa (Norma) y Poussy (Dolmen). Seis títulos imprescindibles en la tebeoteca de cualquier aficionado.

'Blueberry', el mejor western del cómic

Portada de 'Blueberry Integral 1' Portada de 'Blueberry Integral 1'

Aunque parezca mentira, la serie de Blueberry, posiblemente el mejor western de la historia del cómic, no se había editado nunca cronológicamente en España. Cuando se publicaron sus primeros álbumes, hace casi 50 años, los editores empezaron con los álbumes más modernos, en los que Jean Giraud (Moebius) ya había afianzado su estilo de dibujo;  y luego fueron recuperando los primeros, con lo que la numeración era un caos (también pasó con otras colecciones como Spirou). Un problema que ahora se solventa con esta edición de integrales de lujo que publica Norma y que, además, recupera los colores originales con los que se publicó en la revista Pilote.

Nacido hace más de 50 años, en 1963, Blueberry es una creación del guionista Jean-Michel Charlier y el dibujante Jean Giraud, que narra las aventuras del Teniente de Caballería Mike Steve Donovan, alias "Blueberry". En un principio, Jijé (maestro de Moebius y creador de otro clásico del western, Jerry Spring) iba a ser el dibujante de la serie, pero propuso a Giraud, que era su alumno. Aún así, Jijé dibujó la portada de Fort Navajo y sustituyó a Giraud en un puñado de páginas de Tormenta en el oeste (os retamos a que las descubráis en este integral).

Tras la muerte de Moebius, en 2012, la colección principal se interrumpió por el enfrentamiento de la editorial y sus herederos, aunque se ha seguido publicando su sopin-off, El joven Blueberry, obra de Michel Blanc-Dumont y Fraçois Corteggieani.

Este primer tomo que publica Norma incluye las aventuras Fort Navajo, Tormenta en el oeste y Águila solitaria (El primer ciclo de las Guerras Indias, publicado entre 1963 y 1965) y un interesante prólogo con artículos, dibujos, guiones y otros materiales inéditos que ayudan a comprender la génesis de una de las obras maestras del cómic. Un cómic realmente imprescindible.

'Hellblazer' de Jamie Delano

Portada del primer tomo del 'Hellblazer de Jamie Delano' Portada del primer tomo del 'Hellblazer de Jamie Delano'

Ecc ediciones continúa con su imprescindible recopilación de la serie de Hellblazer, una de las mejores de la historia de DC, agrupadas por autores en tomos integrales. Tras las etapas de Garth Ennis, Warren Ellis, Brian Azzarello y Paul Jenkins, ahora le llega el turno al Hellblazer de Jamie Delano., que se publicará en tres volúmenes.

Hellblazer, John Constantine, debutó en en 1985, en el número 37 de la célebre Cosa del Pantano (Swanp Thing), de Alan Moore. El personaje era una especie de místico de origen británico, con gabardina, melena rubia y un cigarrillo prenne en la boca, que acabaría convirtiéndose en un icono de DC Comics, en general, y del futuro subsello Vertigo en particular. Moore y los dibujantes Steve Bissete y John Totleben le dieron los rasgos que el cantante inglés Sting tenía por aquel entonces.

El éxito de sus apariciones en cómics de DC le valieron para conseguir su propio título, y fue el mismísimo Alan Moore el que recomendó a su amigo Jamie Delano, para que fuese el primer escritor británico que pasaría por esta colección, destinada a romper moldes y a convertirse en la más longeva de la prestigiosa línea Vértigo, dedicada a lectores adultos. Este volumen incluye los trece primeros números de la cabecera, además de otros números especiales, en los que Hellblazer luchará con demonios y seres sobrenaturales de todo tipo, pero tendrá muchos problemas para enfrentarse a sus demonios internos, como de costumbre.

Esta etapa fue la que sentó esas bases del universo de Hellblazer,  en las que se inspirarían todos los guionistas posteriores (aunque fuera para saltárselas). John Constantine era casi un homeless, lo que hacía más humano y contrastaba con su ernorme talento para la nigromancia y lo sobrenatural. Delano También se basó en el clima político y social de la Gran Bretaña de aquel entonces, en plena etapa de Margaret Tatcher. Y nos introduce constantemente en la retorcida mente de Constantine, dotando al personaje de una personalidad irónica, compleja, humana e incluso egosista (por ejemplo, no tenía ningún reparo en exponer a sus amigos más íntimos a peligros mortales). En esta primera etapa protagonizaría enfrentamientos memorabls con el demonio Nergal o al atípico asesino Hogareño. En definitiva: el Constantine al que todos queremos y odiamos.

'Los Invasores', los orígenes de Marvel

Portada de Marvel Unlimited Edition: Los Invasores Portada de Marvel Unlimited Edition: Los Invasores

La línea Marvel Unlimited Edition (Panini-SD Distribuciones) nos sigue dando grandes alegrías con la publicación de títulos míticos de Marvel de los años 70, que permanecían prácticamente inéditos en España, como Rampaging Hulk, Los Eternos, La tumba de Drácula, Ka-zar, Pantera Negra, Los Campeones, Nova, Los Ihhumanos y Super Villain Team Up. Y ahora le llega el turno a uno de los grupos más interesantes de la editorial: Los Invasores, que tiene una historia realmente curiosa y que es una de las poquísimas colecciones nunca reeditadas en España  tras la priemra edición de Vértice de los 70.

Los invasores (1975) fue una creación del Guionista Roy Thomas y el dibujante Sal Buscema que apareció, por primera vez (y a modo de flashback), en el número 71 de Los Vengadores (Diciembre de 1969). Y que reunía a los primeros personajes de la editorial (cuando todavía se llamaba Timely), de finales de los años 30 y principios de los cuarenta, como Namor (Bill Everet, 1939), El Capitán América y Bucky (Joe simon y Jack Kirby, 1941), y la Antorcha Humana Original (un androide creado por Carl Burgos en 1939) y su versión juvenil, Toro. El éxito de ese cómic hizo que se decidiese dar una colección al grupo que estaría ambientada en el pasado de Marvel, enfrentándolo a las fuerzas de eje y al propio Hitler.  Más tarde se unirían a Los Invasores personajes como el Zumbador, Miss América, Spitfire, Union Jack o Thin Man

Este primer tomo integral recoge nada menos que 36 números de la colección, además de los extras y artículos habituales de esta cuidada línea de clásicos. Historias en las que Roy Thomas (Conan, Los Vengadores) sigue demostrando sus enciclopédicos conocimientos de la historai del cómic americano, enfrentándo a los protagonistas a villanos que no son sino la versión malvada de personajes de DC como el Hombre Supremo (Superman), La Mujer Guerrero (Wonder Woman) o el Barón Sangre (Batman).

Destacar que los estupendos guiones de Thomas (uno de los mejores escritores de la historia del cómic) se convirtieron en imágenes gracias a otra leyenda del  Noveno Arte: Frank Robbins, el genio de las tiras de cómic y creador del personaje de Johnny Hazzard. Un equipo de lujo que convierten a esta colección en un auténtico clásico. Una joya.

'Mr. natural', de Robert Crumb

Portada de 'El tochaco de Mr. Natural' Portada de 'El tochaco de Mr. Natural'

La editorial La Cúpula reedita El Tochaco de Mr. Natural, una joya del maestro del Comix Underground, uno de los autores más inteligentes, irreverentes, originales, divertidos e imitados del cómic: Robert Crumb (Filadelfia, 1943), creador de personajes como el Gato Fritz. Nacido de la pluma de su autor en 1960, aunque no protagonizaría su primera aventura hasta 1967, Mr Natural es una especie de Gurú místico que nos advierte de los males del mundo y nos indica que la salvación se encuentra en el misticismo y la vida natural. Por eso ha renunciado a las cosas materiales. O eso dice, porque durante sus aventuras descubrimos que es un auténtico sibarita que sólo quiere lo mejor.

Un auténtico profeta del Underground; un personaje divertidísimo, que no para de soltar píldoras en las situaciones más absurdas y que Crumb dibuja robusto, calvo, con una larga barba blanca y que, a primera vista, nos recuerda a un profeta del Antiguo Testamento. Un personaje que se adelantó a la fiebre de los libros de autoayuda dándonos consejos, a cual más absurdo, para ganar amigos, influir en las personas, descubrir nuestras zona erróneas, reinventarnos o emprender. Y todo eso hace casi 50 años (los cumplirá el año que viene).

Aún así no se puede negar que tiene una cierta sabiduría que, a menudo, permanece oculta tras su faceta de estafador. Además, tiene (o dice tener) extraños poderes mágicos y una especie de visión cósmica. Que olvidamos en cuanto empieza a dar rienda suelta a sus extrañas obsesiones sexuales.

Considerado un personaje de culto en los turbulentos años 60 y 70, Mr. Natural sigue siendo uno de los personajes de cómic adulto más populares, hoy en día, como atestiguan las numerosas figuritas de plástico, camisetas, pegatinas. Y este estupendo recopilatorio recoge sus aventuras más recordadas. Una auténtica delicia que os hará ser más sabios y os provocará más de una carcajada.

'Oishinbo', el mejor manga de cocina

Portada de 'Oishimbo 1: Cocina japonesa' Portada de 'Oishimbo 1: Cocina japonesa'

Acostumbrados a la excelente cocina mediterránea, los españoles parecemos haber descubierto la cultura gastronómica en los últimos años gracias a programas de tanto éxito como Masterchef (TVE); pero en Japón hace ya décadas que la cocina tiene un espacio muy destacado en la cultura, incluyendo el manga. Y el referente por excelencia del manga gastronómico es Oishimbo, un auténtico superventas creado por Tetsu Kariya y Akira Hanasaki en 1983 (que ha vendido más de cien millones de tomos en Japón) y que ahora publica Norma en Epaña a través de volúmenes temáticos.

El primer tomo, Cocina japonesa, es una introducción general a la gastronomía nipona que nos desvela, de forma amena y comprensible, los secretos de esa cocina y su influencia cultural. Los siguientes volúmenes (7 en total) estarán dedicados al Sake (bebida alcohólica preparada con arroz); el Ramen (versión japonesa de la sopa de fideos chinos) y Gyoza (Empanadillas japonesas); Pescado, Sushi (arroz con pescado, verduras o marisco) y Sashimi (mariscos o pescado crudos, cortados finamente), Verduras, Arroz e Izakaya (típico bar o restaurante japonés).

Oishinbo esta protagonizado por dos periodistas de un periódico japonés, el Touzai Shinbun, dirigido por un gourmet de pro. Para el centenario de la publicación, el director decide encargar a esos dos periodistas la confección del “menú definitivo” que contenga los platos y alimentos más sabrosos del mundo (prestando especial atención a la comida japonesa, por supuesto). Solo dos empleados pasarán la prueba de paladar que consiste en distinguir entre tres tipos de agua y de tofu: el malhumorado y maleducado Shiro Yamaoka y la novata Yuko Kurita.

Un manga realmente curioso que nos muestra una de las facetas más interesantes de Japón: su cocina, que aquí solemos identificar con el sushi y el arroz pero que nos promete una auténtica selección de manjares de todo tipo, que podréis descubrir en las páginas de este clásico del cómic mundial, el sexto manga más vendido de la historia en su país de origen.

'Poussy', la obra menos concida de Peyo

Portada del integral de 'Poussy', de Peyo Portada del integral de 'Poussy', de Peyo

Peyo es famoso en todo el mundo por Los Pitufos. También por Johan y Pirluit (donde se presentaron los gnomos azules) y Benito Sansón. Estas dos últimas obras están siendo rescatadas por Dolmen Editorial que acaba de sumar a su catálogo un tercer título de Peyo, menos conocido en España pero igual de interesante: Poussy, que narra las aventuras de un simpático gato doméstico. Unas tiras recogidas en un único integral donde queda patente el talento humorístico de Peyo, uno de los grandes del cómic europeo.

Poussy quizá no sea la obra más conocida de Peyo, pero fue su primer éxito y el personaje que le permitió entrar en la industria del cómic, siendo un  jovenzuelo; quizá por eso no lo abandonaría durante su larga carrera. Este simppático gato nació en 1949 en el diario Le Soir, donde se publicaron sus primeros 26 gags, que es esa primera etapa se componían de cuatro viñetas que pdían persentarse alineadas horizontalmente, a la manera de las tiras tradicionales o repartidas en dos tiras, según las necesidades del periódico.

Estas son unas tiras realmente interesantse porque nos permiten apreciar, sobre todo en sus primeros años, la evolución como dibujante y guionista de Peyo. Además, es la única obra del autor protagonizada por un animal (que además, solo maulla, por lo que casi todas las tiras son mudas) ya que en las siguientes usaría humanos, como Johan y Pirluit, o Pitufos.

El nombre del felino es una personalización del nombre común "poussy", que en francés sirve para nombrar cariñosamente a los gatos. Es de raza indefinida y pelaje negro pero con las zarpas, el vientre, el hocico y la punta de la cola de color blanco y en sus primeras aventuras nos recordaba a los personajes de Disney como Pluto, pero no tardaría en adquirir su propia personalidad. Un cómic muy recomendable, sobre todo en esta estupenda edición integral de Dolemn.

Viñetas de 'Poussy', de Peyo Viñetas de 'Poussy', de Peyo

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente