Anterior Tinariwen en concierto en Pirineos Sur Siguiente Resolvemos 'Asuntos de familia' 'A 47 metros' de 'Dunkerque' Arriba Ir arriba
Los Looney Tunes
Los Looney Tunes Warner Bros

'Eso es todo, amigos', los secretos de Bugs, Lucas y Porky

  • Cruz Delgado Sánchez y Alfons Moliné repasan la historia de los dibujos de Warner

  • Personajes animados que, a pesar de los años, nunca pasan de moda

|

Gracias a su surrealista estilo del humor, Porky (1935), El Pato Lucas (1937), Bugs Bunny (1940) y el resto de los Looney Tunes son los únicos que han hecho sombra, e incluso superado, a los dibujos de Disney. Ahora podemos recordar su historia, y la del estudio de animación de la Warner en Eso es todo, amigos. El universo animado warneriano (Diábolo Ediciones), de Cruz Delgado Sánchez y Alfons Moliné. Un libro muy especial porque está realizado por dos de los mayores expertos en el tema pero que, ante todo, son fans de estos personajes y sus creadores.

“Como la mayoría de la gente de nuestra generación –asegura Cruz-, tuvimos acceso a los “cartoons” Warner a través de las ininterrumpidas emisiones televisivas que pudimos disfrutar en nuestra infancia. Creo que, junto a Disney y Hanna–Barbera, era una de mis “familias” de personajes favoritas, incluso a la hora de coleccionar sus muñecos. A mí personalmente siempre me llamó mucho la atención la enorme personalidad de sus protagonistas y las historias que protagonizaban llenas de gags. Mi pasión por el “cartoon” clásico procede sin duda de todo eso”.

El pato Lucas El pato Lucas

“Desde nuestra infancia –añade Alfons- nos han entusiasmado los dibujos animados y de todos ellos, en buena parte los de la Warner, gracias a sus continuas emisiones televisivas. Al alcanzar la adolescencia y la edad adulta, no solo no abandonamos nuestra pasión por los “cartoons” Warner –y por la animación en general–, sino que al contrario, nos movió a investigar más sobre los personajes que nos habían hecho disfrutar en nuestros años mozos, cuál era su historia, quiénes fueron los directores, animadores y demás artistas que les dieron vida, y por qué algunos personajes eran más graciosos que otros (o también por qué de los cortos de un mismo personaje solían ser más graciosos los más antiguos que los posteriores)”.

86 años después de su nacimiento (1930), los personajes animados de Warner siguen siendo los reyes de la animación televisiva; como podéis comprobar en Clan, que los emite actualmente.

Bugs Bunny Bugs Bunny

Un libro muy animado

Alfons Moliné nos comenta lo que nos vamos a encontrar en este libro: “A grandes rasgos, una historia del estudio de animación Warner, con todo lo que hay que saber sobre sus personajes clásicos y los creadores de este último, desde sus inicios a principios de los años 30 del siglo pasado hasta la actualidad. Todo ello lo hemos procurado redactar en un estilo ameno, buscando siempre la anécdota. El libro está profusamente ilustrado, pero naturalmente las ilustraciones están al servicio del texto y lo complementan, o sea que no actúan como un mero adorno”.

“El grueso de la obra –continúa Alfons- está dedicado a la historia del estudio, acompañado de fichas dedicadas a sus principales directores y otros profesionales. Sigue un capítulo dedicado a los personajes, desde los más importantes hasta los más secundarios, seguido de otros capítulos dedicados a las series televisivas recopilando los “cartoons” clásicos, más los especiales televisivos, los largometrajes con los personajes de la casa, las series recientes que han intentado recuperar el espíritu de los “cartoons” clásicos (Tiny Toons, Animaniacs, etc.) y, finalmente, un repaso a las adaptaciones en cómic de los personajes warnerianos y a su “merchandising”. Aunque todos los capítulos los hemos estructurado cronológicamente, el lector puede abrir el libro por cualquier página y siempre descubrir datos nuevos de interés”.

Silvestre y Piolín Silvestre y Piolín

El estilo Warner

Los Looney Tunes triunfaron con un humor mucho más surrealista y disparatado que su principal competidor, Walt Disney, y que se conoció como el “estilo Warner”.

Algunas de las estrellas de la Warner Algunas de las estrellas de la Warner

“Básicamente – nos comenta Cruz Delgado Sánchez-, el estilo Warner se apoya en dos rasgos esenciales. Por un lado la caracterización de los personajes, a los que supieron dotar de unas personalidades únicas con las que cualquier espectador se puede identificar a pesar de que casi todos fueran animales. Por otro, la perfecta puesta en escena de los gags y las situaciones cómicas por encima de la historia que contaban, con un dominio del “timing” pocas veces igualado”.

“Eso –continúa Delgado- fue lo que los diferenció de Disney, a pesar de que los directores Warner se consideraban admiradores de aquel antes que adversarios, de hecho algunos personajes del estudio empezaron tomando como modelo a algunas creaciones disneyanas”.

Los grandes animadores de Warner

Ese estilo no surgió solo, sino que fue obra de un grupo de animadores de lujo, que siguen figurando entre los más grandes de la historia del medio; como nos cuenta Alfons: “Se pueden citar varios nombres clave que fueron los que perfilaron el “estilo Warner” y otorgaron la personalidad que hizo célebres a sus personajes, en concreto cuatro: Tex Avery, Friz Freleng, Bob Clampett y Chuck Jones”.

“Avery y Clampett –continúa Alfons- eran detentores de un humor plenamente disparatado, favoreciendo las poses exageradas y el “nonsense”. Freleng era de un espíritu algo más comedido, pero siempre buscando el “gag” que provoque la sonrisa. Jones, tras una influencia de Disney en sus primeros trabajos, se caracterizó por un humor más sofisticado e intelectual, pretendiendo no solo hacer reír al espectador, sino también hacerle pensar”.

La evolución de Bugs Bunny La evolución de Bugs Bunny

Empezaron imitando a Disney

Pero, como comentábamos, ese estilo no surgió de un día para otro “El estudio Warner inicialmente empezó, como casi todos, imitando a Disney –asegura Cruz Delgado-. Su primera estrella, Bosko, era un niño negro cuyo aspecto recordaba mucho a Mickey Mouse; y las primeras Merie Melodies querían ser como las Silly Symphonies disneyanas”.

Bosko, la primera estrella de los dibujos de Warner Bosko, la primera estrella de los dibujos de Warner

“Más que un corto en concreto –continúa-, creo que lo que marca un giro definitivo en el estilo es la llegada al estudio de Tex Avery que, aunque solo estuvo siete años allí, introdujo un tipo de humor totalmente nuevo, creó al Pato Lucas y desarrolló al conejo que acabó siendo Bugs Bunny”.

La influencia del “estilo Warner” en el cine

Lo curioso es que toda una generación de cineastas que se criaron viendo esos dibujos, terminaron añadiendo ese “estilo Warner” a sus películas de acción real.

“La influencia de la Warner, de Tex Avery o del “cartoon” en general más que presente está latente en la filmografías de muchos cineastas americanos modernos –asegura Cruz Delgado-. En algunos como Tim Burton, Robert Zemeckis o Joe Dante esta presencia es muy obvia a través de algunos gags o los explícitos homenajes que han hecho, pero si nos fijamos bien podemos encontrarnos con pequeños detalles en películas de Sam Raimi o los hermanos Coen que delatan que han debido consumir muchos “cartoons” de Warner en su infancia. Incluso comedias como Solo en casa deben mucho a ese tipo de humor”.

Porky y Lucas en blanco y negro Porky y Lucas en blanco y negro

Los años difíciles

Después de más de dos décadas como reyes del humor animado, los años 70 supusieron una crisis para los dibujos animados de la Warner, como nos cuenta Alfons: “En realidad no declinó la popularidad de los “cartoons” en sí, puesto que seguían siendo emitidos por televisión con gran éxito, sino que a partir de finales de los 50 y principios de los 60 hubo un declive tanto comercial como estético, no solo en el estudio Warner, sino en todo el sector de la animación americana en general, debido a la reducción del mercado de los cortos para cines paralelamente a la expansión del mercado de la televisión”.

“Eso obligó a Warner –continúa Alfons- a reducir presupuestos y prescindir de buena parte de su plantilla, con el consecuente descenso de calidad que conducirá al cierre del estudio en 1963, aunque Warner seguiría produciendo cortos animados, encargados a otros equipos, hasta 1969. Después de eso, los personajes Warner han seguido vivos hasta hoy a través de especiales televisivos –la mayoría mezclando metraje de cortos añejos con secuencias nuevas–, largometrajes y nuevas series, aunque estas últimas previsiblemente no estén al nivel de los “cartoons” de antaño.

El Coyote y el Correcaminos El Coyote y el Correcaminos

Los grandes personajes de Warner

La lista de grandes personajes animados de Warner es casi interminable, y seguro que cada uno de vosotros tenéis vuestro favorito. Hemos preguntado a Cruz y Alfons cuáles son los suyos.

“Dejando por encima de todos a Bugs Bunny como la creación más redonda –asegura Cruz Delgado Sánchez-, siempre me ha gustado el personaje del gallo Claudio, creación de Robert McKimson, con esa personalidad tan “humana” del tipo que se las da de listo sin tener ni idea. Y también me quedo con el Coyote de Chuck Jones, capaz de expresar sin palabras las mayores frustraciones”.

El gallo Claudio El gallo Claudio

“Como Cruz –añade Alfons-, me quedo con Bugs Bunny, por ser “el jefe de la panda” y el “dibu” por antonomasia; esto es, que reúne todas las cualidades del personaje de dibujos animados ideal: no solamente gracioso, sino también astuto, versátil y tenaz, siempre empleando el ingenio frente a la violencia de la que suelen hacer gala sus oponentes”.

El pato Lucas –continúa Alfons-, por ser justamente todo lo contrario: un antihéroe al que casi todo le sale mal a causa del azar, pero también a causa de su personalidad cabezota y egoísta. Bugs es como quisiéramos ser, mientras Lucas es como no quisiéramos ser: ambos son como el Yin y el Yang. Finalmente, la enamoradiza mofeta Pepé Le Pew, por ser un personaje que a pesar de sus continuos fracasos –las gatitas a las que él confunde con hembras de su especie huyen de él por su mal olor– es un eterno optimista que siempre persigue impávidamente su objetivo con la moral en alto”.

Sus proyectos

Cruz Delgado Sánchez es hijo del mítico animador Cruz Delgado (Don Quijote de la Mancha), con el que colaboró en muchos de sus proyectos. Y últimamente ha escrito varios libros sobre animación realmente imprescindibles (Tex AveryHanna Barbera…), En este momento estoy trabajando en un nuevo libro para Diábolo Ediciones en el que voy a explorar las relaciones que ha habido entre el cine de Hollywood y la animación, con anécdotas y curiosidades. Para más adelante tengo algún otro tema sobre el que escribir pero que no estará relacionado con la animación, para variar un poco".

En cuanto a Alfons Moliné, es uno de los principales teóricos de la historieta y la animación, habiendo escrito infinidad de libros sobre el tema. “Actualmente estoy metido en otro proyecto de libro en torno al cómic, y no descarto escribir otro nuevo libro sobre animación en colaboración con Cruz. Por otra parte, estoy preparando mi primera novela de ficción –por cuenta propia, o sea que no es ningún encargo de editor–, que estará destinada al público juvenil”.

Algunos de los personajes más famosos de 'Looney Tunes' Algunos de los personajes más famosos de 'Looney Tunes'

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente