Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente EL BAM más internacional en Radio 3 Arriba Ir arriba
cerrar
Última hora: Victoria de Merkel en Alemania con el 33,5% de votos, según los sondeos Última hora: Victoria de Merkel en Alemania con el 33,5% de votos, según los sondeos

18:02 La extrema derecha entra por primera vez en el Bundestag desde la II GM

Fragmento de la portada de 'Broadway'
Fragmento de la portada de 'Broadway' Tyrannosaurus books

Mike Ratera: "Broadway es una tía violenta, provocadora, malhablada y amoral"

  • El dibujante recupera su popular personaje de los 90 en una reedición integral

  • 'Broadway era una especie de Bonnie & Clyde futurista", asegura Ratera

|

Mike Ratera (Barcelona, 1960) entró como un huracán en el cómic español de los 80 con un estilo seco, violento y lleno de ironía, que plasmó en grandes obras como Hunter, su primera serie larga, que le convirtió en uno de los grandes dibujantes españoles de la época. Cuando el famoso editor Josep Toutain intentó recuperar la mítica revista Comix internacional, ya en plena crisis del cómic adulto (1992), lo incluyó entre los mejores dibujantes del mundo, como Carlos Giménez, Richard Corben, José Ortíz, Joe Kubert... Su aportación a esa célebre revista de corta vida fue la serie Broadway: Mundo de mierda que ahora reedita Tyrannosaurus books permitiendonos comprobar que tiene incluso más fuerza y es más provocadora que por aquel entonces.

"En Comix Internacional se publicaron los 6 únicos episodios de la sere entre finales del 92 y principios del 93 -nos comenta Ratera-, con Josep Toutain como director artístico, porque quién publicaba la revista entonces era Ediciones Zinco. Debido a lo bien que habían funcionado otras obras mías con Toutain editor (mi serie Hunter en Creepy, por ejemplo) el propio Josep Toutain me dio “carta blanca” para crear una serie que se publicaría por episodios".

"Creo -continúa Ratera-que él esperaba otro Hunter, otro serial-killer y a mí no me apetecía repetir la fórmula, yo quería hacer algo diferente, así que le propuse una especie de Bonnie & Clyde futurista, con toques de Mad Max, Alien y 100 referencias más. Y en medio de todo ello, aparecía un personaje femenino que acabó dando nombre a la serie: Broadway. De ningún modo podríamos definir a Broadway como una heroína, si no todo lo contrario, porque se trata de una tía violenta, provocadora, malhablada y amoral…una psycho killer que, vista desde una óptica actual, no tiene nada de positivo. Su primera frase en el primer episodio de la serie ya lo dice todo: “¡Muerte a los coños viejos!¿Quieres probar un coñito joven?”…Y a partir del segundo episodio la muy zorra ya había tomado el mando de la serie".

Viñetas de 'Broadway' Viñetas de 'Broadway'

Una auténtica psicópata

Mike Ratera nos comenta con más detalle cómo surgió la idea para este personaje: "En el último episodio de Hunter hice un giro que sorprendió a los lectores: la protagonista femenina se convertía en psicótica imitadora de los crímenes perpetrados por el monstruo central de la serie, dando pie a una posible continuación…que nunca llegó a producirse. Pero creo que ahí estaba el germen de Broadway: trasladar a un personaje femenino las características inicialmente pensadas para un rol masculino. Y más aún hacerlo en clave negativa, de villano a villana, para que me entendáis".

"Una vez que le propuse a Toutain lo de Bonnie & Clyde futurista, algo que sé que le encantó porque era todo lo contrario que él esperaba de mí -continúa Ratera-, el principal problema que teníamos es que yo no tenía claro el título de la serie…aunque me rondaba por la cabeza el que la protagonista diera título a la serie. Y fue Toutain quién dio con la solución, me dijo algo así: “Cuando no sepas qué título ponerle a una serie o a un personaje, escoges un topónimo norteamericano y ya está. Titula a una serie Dakota, Brooklyn o Broadway y funcionará…” Y dicho y hecho".

"Aunque esto es solamente algo anecdótico -añade el dibujante-. Lo verdaderamente importante respecto a Toutain es que fué el catalizador que me hizo madurar artísticamente al darme la suficiente confianza como para pasar de hacer historias cortas, llevaba haciéndolas desde los ochenta en El Víbora y otras publicaciones, a hacer series de mi propia creación, como escritor además de dibujante. Aquí es donde hay que decir que a pesar de que yo traté con él en su última época cuando su estrella ya declinaba -entre el 90 y el 97 que es cuando falleció- y que precisamente por ello tal no sea yo el más indicado para hablar de lo que Josep Toutain ha representado en la historia del cómic español, no me cabe la menor duda de que prácticamente todos los artistas españoles desde los años 60 hasta finales de los 90 han pasado por él, como editor. Y añado que todos los artistas pertenecientes a esas generaciones le deben algo. Todos le debemos algo".

Bocetos de MIke Ratera Bocetos de MIke Ratera

Un "Mundo de mierda"

El subtítulo del cómic, Mundo de mierda, describe perfectamente cómo es el universo en el que se desarrollan las aventuras de Broadway: "Yo quería crear un universo tipo la interzona de Burroughs (otra referencia de aquella época: la novela The Naked Lunch/El Almuerzo Desnudo de William Burroughs) donde pudiesen desarrollarse líneas narrativas y cruces de personajes y situaciones de modo acumulativo y prolongado -asegura Ratera-. Un mundo salvaje y sin concretar, más allá de un cierto parecido paisajístico con el desierto de Nevada en clave futurista, una especie de escenario teatral donde pudiesen entrar y salir personajes, a mi antojo… y sin verme limitado por un trasfondo histórico o acotado por un número de páginas concreto".

"Toutain nos decía: “Esto seguirá mientras dure”, porque ni él mismo sabía cuánto tiempo iba a durar Comix Internacional. Así que había bastante improvisación, yo no tenía un esquema previo muy completo ni preciso acerca del desarrollo de la serie, en parte porque era consciente de la situación precaria de la revista…cada vez que entregabas un episodio tenías la sensación de que iba a ser el último, de que al mes siguiente no habría revista. Eso me llevó a plantear la serie de capítulo en capítulo, ir introduciendo personajes y creando relaciones entre ellos, y luego ya veríamos que acababa pasando. El narrador de la serie es un yonki confidente de la policía apodado Contestador Automático, adicto a un droga de diseño de mi invención llamada A.A.C. (Alucinógeno Activador Cerebral) lo que justifica la aparición de aliens, zombies y todo tipo de criaturas…y que distorsiona la narración hasta el punto de que el lector tiene que implicarse en la historia, para saber a cada momento si lo que ocurre alrededor del prota es real o no".

"Y es que -continúa Ratera- inicialmente Broadway no era la protagonista principal de la serie, como antes he explicado. A medida que avanza la historia van apareciendo personajes nuevos: MysticTrash, un asesino adicto a la auto-mutilación… Waterloo, un exmarine ultraviolento… Kellog´s, un niñato descerebrado fan de las pelis de terror de los 80…todos juntos, Broadway y Contestador incluídos, acaban formando una banda de atracadores de carretera llamada Supersuckers (Supermamones)… creo que me anticipé-por poco- a la atmósfera apocalíptica , distorsionada y profundamente amoral del film Natural Born Killers de Oliver Stone. Y a partir del episodio 7 tenía previstos otros personajes como un grupo de tías locas llamadas "Las Superputas", que ya estaba diseñando cuando nos llegó el aviso de que Comix Internacional cerraba, a todos los que publicábamos allí".

Nuevos dibujos de MIke Ratera para la edición integral de 'Broadway' Nuevos dibujos de MIke Ratera para la edición integral de 'Broadway'

"En los 80 y 90 teníamos más libertad creativa"

Preguntamos a MIke si cree que la serie mantiene su fuerza y su espíritu provocador: "A la vista de las reseñas y comentarios positivos que estoy recibiendo desde la publicación de la serie en formato álbum, no me cabe duda de ello. De hecho desde el momento en que me llegó la propuesta de Tyrannosaurus para re-editar obras mías de los 90, fue Broadway la primera serie en que pensé, porque sigo considerando esta serie entre lo mejorcito que hice en aquella época… uno de aquellos raros momentos en la vida de un artista en los que uno se siente realmente inspirado, poseído por lo que hace".

"Pero dejando de lado el ego artístico y revisando la serie con objetividad -continúa el dibujante-, creo que Broadway no ha envejecido demasiado porque aunque la acción si sitúa en un entorno vagamente futurista, la historia que se narra nace directamente de las entrañas, mitad instinto, mitad mala leche… sin apenas conceptos tecnológicos, o muy pocos. Y creo que esto mismo es lo que hace que la serie sea intemporal y actual al mismo tiempo. De hecho, al revisar el material de la serie para esta nueva edición, me he dado cuenta de que tanto los personajes como el lenguaje me parecen más actuales ahora que cuando hice la serie… y viceversa, estos tiempos actuales de crisis y depredación se podrían trasplantar fácilmente al universo de Broadway. Estoy seguro de que más de un lector actual acogerá ésta re-edición de 2015 como si se tratase de una obra reciente, al identificarse con el constante tono de provocación presente a lo largo de las páginas de la serie".

¿Ha perdido el cómic esa capacidad de provocación de la que nos habla Mike?. El dibujante lo resume así: "La esencia de Broadway puede ser interpretada como una transgresión del entorno de lo políticamente correcto en que vivimos ahora, cuando en los 90 este tipo de historias “al límite” eran más comunes de lo que se recuerda. En general, estoy de acuerdo en que en los 80 & 90 los autores de cómic teníamos más libertad creativa, en el sentido de hacer lo que nos daba la gana. Una buena parte de los editores de entonces, como Toutain o Josep Mª Berenguer (Ediciones La Cúpulabasaban su criterio en el respeto hacia lo artístico, y no en función casi única y exclusivamente de las ventas, como muchos de los editores de cómic actuales (y no me refiero solamente a nivel nacional)".

Viñeta de 'Broadway' Viñeta de 'Broadway'

"Tomemos el cómic franco-belga, por ejemplo, un mercado que conozco perfectamente después de haber trabajado allí alrededor de 15 años seguidos, y que ha sido tradicionalmente considerado el mercado que más respeta la libertad de creación y los derechos de autor (frente a otros mercados más impositivos y considerados “de encargo”, como el comic book americano)… Pues bien amigos, eso era antes. Hoy en día, los grandes editores franco-belgas (Glénat, Dargaud, Delcourt, Le Lombard…) se lo piensan mucho, y mucho, a la hora de aprobar un dossier de proyecto para un proyecto nuevo, por muy pretendidamente comercial que sea el enfoque del proyecto. Los editores de hoy no arriesgan como antes. O entras en una de las colecciones ya creadas dentro del seno de la editorial o lo tienes chungo, a menos que trabajes con alguno de los 10 o 12 guionistas importantes de allí, lo que garantiza que el proyecto se va a hacer y que va a tener buenas ventas (los guionistas franco-belgas tienen sus propios rankings, basados en las ventas y los premios, lo que determina sus respetivos status y lo que, en general, les confiere un determinado poder en relación a los editores). El resto de guionistas de allí, los que no están en ése grupo selecto, no pueden garantizarte ventas ni que el proyecto sea aceptado por parte del editor".

Y lo que reza para Francia, reza también aquí -añade Ratera-. Y si encima estamos hablando de una obra complicada y problemática, como podría haber sido Broadway de haber nacido como proyecto hoy en día, me temo que habría sido francamente difícil encontrar un editor que se la jugase para que la obra viese la luz, a menos que se tratase de un editor del perfil deTyrannosaurus Books… o de algún otro parecido, dentro del pequeño pero selecto grupo de editores actuales que todavía arriesgan".

Los extras del cómic

La nueva portada de 'Broadway y la fotografía en la que se basa La nueva portada de 'Broadway y la fotografía en la que se basa

Lo que más destaca de esta edición es la nueva portada realizada por Ratera y algunos otros extras: "Me lo he pasado muy bien volviendo a dibujar a Broadway -nos comenta-no solo en la portada sino también en unos cuantos dibujos extra que he realizado para esta edición. Para ello he contado con los medios de ahora, que están muy por encima de cómo trabajaba yo en los 90. Llevo trabajando con coloristas digitales desde hace 15 años y, aparte de los coloristas de fuera con los que también me toca trabajar, he preparado a mi propio equipo de coloristas, que hago intervenir sobre todo en mis trabajos más personales y entre los que está Max. Su estilo de color y su propia personalidad me parecieron los más adecuados para pintar a Broadway por primera vez con pinceles photoshop, dado que además los amigos de Tyrannosaurus me han dejado toda la iniciativa para la cubierta de ésta edición 2015".

"El resultado ha sido realmente espectacular -confiesa-, creo que el fondo rojo-vivo hará que la portada se vea desde… ¡Kilómetros de distancia! (creo que se podría hacer un precioso póster con esta imagen). Por cierto, Max es una mujer, por si alguien lo duda a la vista de su agresivo coloreado. En la portada también he tenido otra colaboración de lujo, Se trata de mi amiga la guapísima modelo belga Seffana, especializada en sesiones de fotos de estilo dark, gothic & fetish, que ha interpretado a Broadway con un look muy próximo al personaje, y de cuyas imágenes me he inspirado para el dibujo de la portada. Hace años que mantengo una relación de colaboración artística con Seffana como modelo para productos de ilustración, portfolios y pósters para el mercado franco-belga y holandés. Por supuesto, Seffana ha estado encantada de interpretar a Broadway, versión 2015".

"La edición de Tyrannosaurus Books -continúa- incluye todos los dibujos previos que he hecho para la nueva portada, así como las etapas de realización del color/Step by Step. También hemos incluído montones de dibujos inéditos y diseños de los personajes de la serie, que estaban hechos en libretas donde yo abocetaba en aquella época, cuadernos que afortunadamente aún conservo en un cajón de mi estudio. Incluso han aparecido un par de páginas inéditas, escenas de inicio de episodio que yo mismo descarté en su momento. Todo este material se ha podido digitalizar por primera vez para esta edición de 2015.

La efímera fama del cómic

Estudios para el personaje de Broadway Estudios para el personaje de Broadway

Personajes como Hunter y Broadway hicieron famoso a Ratera en los 80 y 90, siendo incluso uno de los artístas elegidos para el relanzamiento de Conan por parte de los italianos. Pero Ratera nos comenta que en este mundo la fama es muy efímera: "Yo más bien lo llamaría popularidad momentánea, por lo de que Creepy era una revista muy conocida a principios de los 90, y por el hecho de que yo publicaba mis historias y mis series allí, en aquel entonces. Bien, considero que la popularidad es algo efímero y carente de valor real, a menos que tu obra trascienda más allá del género al que pertenece, del momento en que se hace e incluso del medio y formato en que llegó al público por primera vez (por lo de una posible adaptación de un cómic a otros medios, como por ejemplo el cine o la televisión)".

"Creo que Broadway se benefició de lo que yo había hecho previamente en Creepy, igual que otras series de mi creación que hice posteriormente, Hamramr y Witchfinder. Por supuesto, el cómic ha experimentado muchos cambios desde los 90. Cuando hice Broadway los ordenadores iban prácticamente a pedales, no teníamos internet ni mucho menos ADSL. Los cómics se dibujaban 100% a mano y se pintaban y se rotulaban también a mano…no existía el photoshop. Y en éste sentido mi evolución ha ido en paralelo al avance tecnológico del propio medio. De los cómics en blanco y negro que yo hacía en los 90, lo que tal como lo veo ahora no dejaba de representar permanecer en una especie de gheto, he pasado a hacer albums y series a color, a partir de los años 2000, para los mercados franco-belga y anglosajón. De hacerlo casi todo yo en solitario, en los 80-90 (escribía- dibujaba-entintaba) he pasado a trabajar en equipo con guionistas americanos o franceses, y a dirigir el color digital que me hacen coloristas de todas partes, tanto extranjeros como del propio país. Y todo ello a través del medio que ya nos resulta imprescindible a todos: internet".

"Por ejemplo, uno de los factores que me llevó a abrirme camino en el mercado franco-belga fue precisamente el plantearme el reto de trabajar con guionistas, porque hasta entonces yo me había limitado a trabajar casi siempre con mis propias ideas, lo que puede parecer muy bonito, pero que también te puede llevar a caer en la repetición de los mismos esquemas, una y otra vez y al estancamiento llevado por el conformismo de ir a lo fácil, a lo que ya se ha demostrado que funciona. En cuanto a la evolución de mi dibujo, me sigue gustando mucho lo que hice en las 48 páginas de Broadway del 93, pese a la imperfección de mi dibujo de aquel entonces. La agresiva expresividad de la técnica de grises, con aguada, resultaba muy eficaz. Hoy en día hago algo parecido, en gama de grises, pero sólo con técnica de lápiz. Como me dijo Josep Toutain, a principios de los 90: “Ratera, dibujas como el culo…pero éres un narrador nato”. Supongo que algo he mejorado, desde entonces".

Habrá otras reediciones

Viñeta de 'Broadway' Viñeta de 'Broadway'

"Yo estoy muy satisfecho del resultado de ésta reedición de Broadway -confiesa Ratera-. Y estoy muy agradecido a los amigos de Tyrannosaurus por el esfuerzo que han hecho en ésta nueva versión para devolver la serie a la actualidad, algo que al mismo tiempo está abriendo el camino a un posible retorno mío al cómic nacional. Bien, en cuanto a siguientes reediciones con Tyrannosaurus Books, el planning que estoy organizando con ellos es ambicioso, pero también hay que esperar un poco para conocer el funcionamiento de esta primera edición del lado de las ventas, antes de anunciar públicamente cuál será la siguiente obra a publicar con ellos".

"Lo que está claro  -continúa- es que hoy en día los editores de nivel medio o pequeño, como Tyrannosaurus, tienen que currarse mucho la parte promocional, no solamente cuidar los aspectos técnicos de una obra editada. Es algo vital, de supervivencia pura y dura el hacerlo y hacerlo lo mejor posible, y eso conlleva todo éste movimiento promocional de entrevistas y reseñas en blogs y webs de internet, algo que apenas empezaba cuando me alejé del cómic nacional para trabajar en otros mercados, hace alrededor de 15 años. Otra de las tendencias actuales de los editores pequeños (por comparación con las majors) es la micro-edición, tiradas de menos de 1000 ejemplares. Y creo que ésta es la mejor estrategia a seguir ahora mismo por parte de mis editores Tyrannosaurus Books con el tema de las reediciones".

Sus proyectos

Lo curioso es que ninguna de sus obras de estos últimos quince años ha sido editada en España: "De todas las series que he hecho estos años en el mercado francés y anglosajón, ninguna ha sido traducida al español ni publicada en nuestro país, desde la saga de fantasía heróica Kabur, la Space Opera Bad Legion y la trilogía Fantasy Le Chant des Elfes hasta mi última serie internacional Stalag-X, mi última obra larga, que se está publicando nada menos que en Australia".

"Se trata de una Space Opera que mezcla un estilo visual a lo Starship Troopers con el subgénero de prisioneros de guerra. Para mí ha sido un verdadero lujo trabajar en estrecha colaboración con los dos guionistas de la serie, ambos norteamericanos y pertenecientes a otros ámbitos fuera del cómic: Kevin J. Anderson, escritor de best-sellers de ciencia ficción y fantasía (es quién actualmente continúa la saga Dune, por ejemplo) y Steven L. Sears, guionista y productor de series de televisión tan conocidas como Xena, la princesa guerrera".

"Además, estoy terminando mi parte de un álbum colectivo para el editor francés Idées Plus, un trabajo que se puede considerar de encargo, y que saldrá publicado en Francia hacia el próximo mes de noviembre. Y ya me está esperando otro encargo con otro editor francés amigo mío, de temática piratas siglo XVIII, algo que me apetece mucho hacer. Al mismo tiempo estoy preparando un proyecto personal a medias con un guionista amigo mío, del que todavía no puedo desvelar nada, pero que podría perfectamente representar mi retorno al cómic nacional con una serie nueva. Se trata de algo que corresponde 100% a lo que más me gustaría hacer ahora y que llevo mucho tiempo deseando poder hacer, así que mejor cruzaremos los dedos…".

Para estar al tanto de sus proyectos nada mejor que seguri su espectacualr blog: http://mikeratera.blogspot.com.es/

Mike Ratera con Steffan, su modelo para la Broadway del siglo XXI Mike Ratera con Steffan, su modelo para la Broadway del siglo XXI

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente