Enlaces accesibilidad

Luis y Romulo Royo amplían el universo de 'Malefic Time' con '110 katanas'

  • Han presentado el segundo tomo en Animacómic, en Málaga
  • "En este libro hablamos de la caída del héroe", asegura Luis

Por
Luis y Romulo Royo junto a un detalle de la portada de 'Malefic Time 2: 11 Katanas'
Luis y Romulo Royo junto a un detalle de la portada de 'Malefic Time 2: 11 Katanas' Norma

Luis y Romulo Royo son dos de los artistas actuales más valorados en el mundo, auténticos visionarios que han expuesto en las mejores galerías y que han llevado a la ilustración a nuevos territorios. Y su actual obra, Malefic Time (Norma) es el proyecto multimedia más ambicioso de la historia de los cómics y la ilustración.

Luis y Romulo Royo han presentado el segundo tomo de su fantasía postapocalíptica Malefic Time en Animacomic. Se titula Malefic Time 2: 110 Katanas (Norma Editorial) y traslada la acción a Tokio, en el año 2038.

“La saga Malefic Time –asegura Romulo Royo- está ambientada en un universo apocalíptico y protagonizada por el personaje de Luz, un héroe con mucho de antihéroe porque es una humana medio diosa, e hija de un alado, el mismísimo Lucifer. El primer libro estaba ambientado en Nueva York y conocíamos a su mentor, Baal, su maestro, que le guía, porque Luz siempre está buscando sus raíces, quién es, y qué papel quiere desempeñar en este mundo…”

110 Katanas amplía este universo ambientando la acción en un Tokio Futurista y semiderruido por cuyas calles patrullan bandas de samuráis y los Yokais (una especie de demonios). Y Luz descubrirá su naturaleza más femenina, sus debilidades y partes más humanas. Y luego completaremos la historia con el tercer volumen, Aquelarre, que se desarrollará en París, las cuevas de Zugarramurdi y Nueva York donde será la apoteosis de la historia. Y a partir de esa historia principal tenemos otras bifurcaciones de la historia en el manga protagonizado por otros personajes como Soum, dibujada por Kenny Ruiz, y la novela de Jesús Vilches. También están haciendo esculturas, el disco de la banda sonora del proyecto, realizado por el grupo Avalanch, y alguna sorpresa más”

El paso del personaje por el desierto

“Este segundo volumen –comenta Luis- es un poco el paso del personaje por el desierto. Primero presentamos su universo ambientado en un futuro cercano apocalíptico (2038) y los personajes que rodeaban a la protagonista. Y, comparándolo con una obra musical clásica, el primer tomo sería como un repiqueteo, el segundo la caída de los sonidos un poco a la profundidad, para luego llegar a la apoteosis final del tercero. Esa es nuestra intención”.

“Y este tomo es la caída del héroe, en el que se cuestiona sus principios, las dudas... Es un libro de tránsito –asegura Luis-. Se siguen haciendo cosas como las figuras, se está planteando un juego de rol, pero la puesta en el asador se verá en el tercero donde ya completaremos las novelas, el manga y las esculturas, porque muchas de esas cosas están en proyecto”.

Nuevos personajes

Cambiar el escenario de Nueva York a Tokyo permite a los Royo ampliar la galería de personajes secundarios: “En este tomo hemos introducido a muchos seres mitológicos de la cultura japonesa como los Yokai”

Es un viaje que Luz hace casi a lo loco y por intuición- puntualiza Romulo-, y ahí es donde le intentará descubrir la respuesta a sus preguntas y sus dudas, porque es un personaje que tiene muchas dudas sobres í misma. Y aquí veremos esa parte más humana, sus debilidades”.

Somos testigos de su caída – añade Luis- y descubriremos cosas de su pasado como su relación con el personaje de Dead Moon, uno de nuestros libros anteriores. Al final creo que hemos realizado un universo diferente en su concepción de lo femenino. Y en este libro se realiza esa conexión con esa parte femenina”.

Una historia gráficamente impresionante

Lo interesante del universo Malefic es que en sus páginas podemos encontrarnos ilustraciones cuyos originales tienen dos metros de altura y son auténticas obras de arte, combinadas con otras de tamaño folio, que tienen una riqueza de línea y de detalle dignas de un ofebre, una combinación que hace de este libro algo muy especial. “Nos gusta ese juego de llevar la ilustración al mundo de la pintura y viceversa –asegura Romulo-. Yo en realidad soy pintor, pero cuando esas pinturas que hago sirven a la narración se convierten en ilustraciones. Y luego hay ilustraciones que son casi como pinturas. Nosotros no vemos esas barreras cuando trabajamos. Por ejemplo, los originales de Malefic estuvieron en ARCO, hace un mes los expusimos en una galería de París, una de las piezas ha estado en una subasta de arte en Suiza”.

El mundo de la ilustración y el cómic debería tener más presencia en los museos y la pintura debería estar en los libros de ilustración. Son mundos muy cercanos y nosotros apostamos por las dos vertientes”.

“Cuando los tres libros estén terminados veremos que hay una coherencia en el trabajo –afirma Luis-, en este de Tokyo hay un poco más de color que en el primero, porque Nueva York tenía esa cosa plomiza, grisácea, pero sigue habiendo una coherencia de estética de tonos, de luz, que eso no se va a romper, ni siquiera en el tercer libro”.

En cuanto a los personajes que aparecen en este tercer libro, Luis asegura que “A Romulo le gusto un Yokai, un personaje malvado femenino, un monstruo con los dientes rotos que protagoniza una escena brutal”.

“Sí –añade Romulo-, es como la princesa de los Yokai, la más guapa y la única que no es como un monstruo, y es a la que todos hacen caso”.

“A mí me gusta mucho la imagen de los samuráis que puede verse en la contraportada –asegura Luis- en la que aparecen unos samuráis deformados. Y en la que, sin romper con la imagen de los samuráis, la deformamos de una forma muy original. Además es una ogra que realizamos entre los dos. Y el libro en sí, claro”.

Un apocalipsis con un rayo de esperanza

“La visión general del proyecto es el apocalipsis pero con un punto de vista positivo, el de un gran cambio, un cambio de era que permitirá a este mundo empezar de cero –asegura Romulo-. Digamos que vamos a limpiar toda la mierda para que haya un cambio que permita albergar esperanza”.

“Pero eso lo veremos en el tercero –comenta Luis- del que no podemos adelantar nada porque está en el tablero. Pero hay descubriremos a donde nos ha llevado todo esto”

Las “110 katanas”

En cuanto a las 110 katanas del título: “Es una especie de secta -nos comenta Romulo- que se mueve por una religión jerarquizada, la forman cien soldados, luego ocho que son más instruidas y al final están las dos principales que son la bruja y la maestra”.

“Son una especie de sacerdotes –soldados-mujeres dedicadas a la feminidad, por lo que no existe el hombre. El amante es la propia Katana, la propia espada que es la vez su poder, su arma y su amante”-asegura Luis-.

“Y todo deriva de Dead Moon, como comentábamos antes, de una secta de lo lunar, lo femenino, el número 13, que es el número femenino por excelencia (de ahí que sea la secta de las 13 lunas). Hasta la menstruación. Esa secta es un poco una oda a lo femenino”.

Ilustrando a George R. Martin

Aunque 110 Katanas sea el proyecto en el que están volcando casi todos sus esfuerzos, Padre e hijo tienen también otros muchos encargos: “Hemos hecho un pequeño parón porque Luis está ilustrando un cuento de George.R.MartinDragón de hielo, y diseñando figuritas de DC Comics como Catwoman. Y yo estoy preparando una exposición de pintura con una galería. Hemos cogido estas fechas para hacer cada uno cosas individuales y cuando acabemos terminaremos la trilogía”.

“El libro que estoy ilustrando de George R. Martin en principio es solo para Estados Unidos, no sé si se publicará en España. Es un cuento de Martin, más o menos infantil, que escribió justo antes de Juego de tronos y donde empezó a nombrar algunas cosas que luego emplearía en las famosas novelas. Pero desconozco si se publicará aquí en España”.

“El tercer libro de Malefic debería estar terminado para julio del año que viene –asegura Luis- Pero no será el final porque es un universo abierto. Aunque luego también tenemos otros libros pendientes e incluso la editorial, Norma, quiere hacer un making of de cómo se ha hecho este proyecto. Y hay otros mundos paralelos que podrían salir de este universo de Malefic, pero eso son proyectos a largo plazo”.

RTVE

anterior siguiente