Enlaces accesibilidad

'Portales', la serie cuyo fracaso hizo posible 'Juego de tronos', llega al cómic

  • Stefano Martino dibuja un guion de George R. Martin
  • Se trata de un proyecto para una serie de TV que no prosperó

|

Por
Stefano Martino y una imagen de 'Portales'
Stefano Martino y una imagen de 'Portales' Aleta

“Si Portales hubiera llegado a ser una serie, me hubiera quedado en la televisión mucho más tiempo del que estuve y nunca habría acabado Juego de Tronos”. (George R. Martin)

Actualmente George R. Martin es uno de los escritores más leídos del mundo, pero no siempre fue así. En 1991 era un guionista de televisión que se lo apostó todo a un proyecto: Portales, una serie de ciencia ficción sobre saltos entre mundos. A pesar de que se llegó a rodar un pilotó que tuvo una buena acogida, la serie no prosperó, lo que le llevó a desempolvar un viejo proyecto de novela que había abandonado con la esperanza de triunfar como guionista: Juego de tornos. El resto es historia.

Ahora, doce años después, Martin ha convertido ese guión en un cómic (Portales, Aleta Ediciones) que ha dibujado el artista italiano Stefano Martino (habitual de los tebeos italianos de Bonelli), que ha pasado por Expocómic

“Es una historia de ciencia ficción, de dimensiones paralelas, y de chicas en peligro que en realidad son las heroínas -asegura Stefano-. Nació como un guion para una serie de televisión de la que solo sacaron el piloto y, aunque tuvo éxito, no prosperó porque al mismo tiempo apareció una serie parecida, llamada Sliders, que trataba el mismo argumento, aunque de forma diferente, y fue la que se emitió”.

“Pero ahora – continúa Stefano- George R. Martin ha tenido la idea de rescatar ese guion para la editorial americana IDW que le ofreció varios dibujantes, y creo que me escogió a mi porque tengo un trazo realista y para dar expresión a los personajes. Y eso es lo que Martin estaba buscando, que los personajes sean creíbles. Y si la expresión de sus caras falla… Creo que por eso me eligió a mi”.

"George estaba muy atento a los detalles"

"Uno de los personajes principales es un médico, que está casado con una abogada y tiene una vida completamente normal. Hasta que se encuentra a la protagonista, una chica misteriosa que se llama Gata y habla muy poco porque es una chica de acción. Viene de una dimensión paralela y la persigue una raza extraterrestre muy peligrosa. Su única esperanza es intentar huir entre dimensiones paralelas. Y no te cuento más”.

“Mi relación con George R. Martin ha sido epistolar –confiesa Stefano- tuve más relación con los jefes de IDW porque cuando me eligieron como dibujante me enviaron el guion completo. Yo hice los bocetos de todos los personajes, se los envié y me los devolvieron con las correcciones de G.R. Martin. Pero el guión era tan claro que no tuve que preguntarle nada”.

“Al terminar el cómic Martin me indicó que corrigiera algunas cosas, por ejemplo, el ataque de unos malos en bicicleta. Una escena que me resultó muy difícil porque los villanos tienen que dar miedo, y eso de que fuesen en bicicleta quedaba un poco ridículo; porque los malos atacan en dragones, en motos con calaveras… pero a la vez es lógico porque hablamos de una dimensión paralela en la que no tienen petróleo. Y por eso no pueden tener vehículos que funcionen con gasolina. Y parece una tontería, pero hacer que esos villanos pareciesen peligrosos montando en bici, fue un auténtico reto”.

“Además George estaba muy atento a los detalles, en otra viñeta en la que aparecían unas cuantas latas de aceite apiladas, me dijo que dibujase más latas, porque en esa dimensión paralela el aceite es tan valioso como el oro y las que había dibujado no eran bastantes. Aparte de esos detalles tuvimos una excelente relación. Incluso me escribió una carta en la que me dijo: “Muy bien, buen trabajo”, y ya está”.

Martino asegura que no quiso ver el piloto de la serie antes de comenzar a trabajar: “El problema es que la serie es de los año 90 y no tenían mucho dinero para efectos especiales, ¡incluso los monstruos eran de goma espuma!… El cómic no tiene esa limitación de presupuesto porque yo puede dibujar cualquier cosa. Y puedo hacer lo que quiera. A mí me encanta la ciencia ficción y crear nuevos mundos y monstruos alienígenas, así que este argumento me permite desplegar toda mi imaginación. Yo soy lector de ciencia ficción desde que tenía ocho años”.

"Me encantaría continuar la historia"

Martino nos confiesa que le encantaría continuar la serie e incluso “Se lo he pedido a los responsables de la editorial, pero George R. Martin está muy liado con la serie y los libros de Juego de Tronos y parece que la historia de Portales ya no le interesa demasiado. Pero a mi me encanta dibujarla, así que esto negociando con ellos para ver si me dejan crear mis propios guiones y continuar la historia. Siempre con la aprobación de R. Martin. Y en eso estamos”.

Stefano Martino empezó en los cómics de Bonelli, en 1986: “Dibujar personajes como Nathan Never fue una escuela bastante dura, empecé en Zona X, una revista contenedor donde había muchas historias de fantasía y ciencia ficción. Allí conocí a Antonio Sierra (cocreador de Nathan Never) y empecé a trabajar para el, lo que fue una escuela muy dura. Puedo decir que aprendí a dibujar a base de golpes, porque yo soy autodidacta, nunca he estudiado dibujo y me costó. Pero gracias a él aprendí casi todo lo que sé de anatomía, de expresión…lo que me permite que mis personajes sean muy creíbles”.

“No me gustaría dibujar un cómic de Juego de tronos –confiesa Martino- Ya han hecho alguno, pero a mi me gusta mucho la serie, me encantan los libros pero no lo veo como un cómic, no sé por qué. No me lo imagino como un cómic, ni me vería dibujándolo”.

“Sin embargo creo que Portales podría ser una serie de televisión gracias al avance en los efectos especiales. Aunque confieso que yo tengo un gusto muy antiguo y no sé si a los jóvenes de ahora les gustaría, porque en el fondo es un poco inocente, nada que ver con Juego de Tronos, que es más adulta y oscura. Yo la vería, al igual que era fan de Buffy cazavampiros. Pero ¿crees que Buffy sería un éxito en la actualidad?… posiblemente no. El público de hoy no es el de hace diez años”.

Por último, el dibujante nos ha avanzado sus proyectos: “Estoy haciendo un volumen para la editorial francesa Soleil, que se llama Horacles y son espartanos a la conquista del Olimpo, más o menos. Con monstruos, medusas y esas cosas. Luego tengo Nathan Never y Agencia alfa con Bonelli y otro volumen con Soleil sobre un robot gigante en la Primera Guerra Mundial. Y estoy intentando continuar la serie de Portales como sea”.

RTVE

anterior siguiente