Enlaces accesibilidad

Andreu Martín y Enrique Ventura resucitan a 'Diego Valor'

  • El personaje cumple 60 años, ya que nació en un serial de radio en 1953
  • Era una adaptación del famoso cómic británico, 'Dan Dare'

Por
Andreu Martín y Enrique Ventura resucitan a 'Diego Valor'

Al igual que El Llanero Solitario o La Sombra, Diego Valor nació en la radio. Fue en 1953 cuando la Cadena Ser comenzó a emitir las aventuras de este personaje inspirado en el famoso cómic británico Dan Dare. Tuvo  tanto éxito que se emitirían más de 1200 episodios diarios (En la Cadena Ser) desde finales de 1953 hasta junio de 1958. Además se adaptó a los tebeos (1954-64), al teatro (1956) e incluso a una serie de Televisión Española (1958).

Hasta 1954, el serial radiofónico adaptaba la historieta británica Dan Dare. El responsable  de esa adaptación fue Enrique Jarnés "Jarber", que apartir de esa fecha escribió guiones originales y que también se encargó de llevar la serie al cómic, con dibujos de Adolfo Buylla y Bayo.

Durante diez años (1954 - 1964) el personaje protagonizó varias series publicadas por la Editorial Cid, llegando a tener tiradas de 125.000 ejemplares semanales. Algo totalmente insólito en los tiempos actuales. Y desde entonces ha habido algunos intentos puntuales, sin éxito, de resucitarle (el cómic incluye  un estupendo artículo sobre la historia de Diego Valor en el propio tebeo de EDT, firmado por el especialista Luis Vigil)

La acción transcurre en el siglo XXI, cuando la tierra (cuya capital es Madrid) ha conquistado ya varios planetas del sistema solar. Diego Valor, un Comandante de la Flota Sideral, y sus amigos, los tenientes Hank Hogan y Pierre Lafitte y la científica Beatriz Fontana viajan por el universo haciéndose amigos de razas como los Artiles y los Atlantes e impidiendo los pérfidos planes de los malvados Wiganes, liderados por el pérfido Gran Mekong.

'Las nuevas aventuras de Diego Valor'

El famoso escritor y guionista de cine, cómic y televisión, Andreu Martín, fue uno de esos miles de niños seducidos por el personaje en los años 50 y ahora, 60 años después, le rinde homenaje escribiendo sus nuevas aventuras en el cómic Nuevas aventuras de Diego valor: Una fogata en la luna (EDT) que han sido dibujadas por el genial Enrique Ventura (Grouñidos en el desierto -El Jueves-).

En el prólogo del tebeo, Martín recuerda como le influyó el personaje en su niñez: "Un día seis de enero, los Reyes me trajeron el equipo de Diego Valor. un casco y una especie de chaleco acorazado en plástico verde y amarillo. Y la pistola. Tenía una foto con el disfraz, pero salí con una expresión tan idiota que un día la foto se rompió y desapareció en un vertedero de la ciudad".

Martín también ha querido respetar varías cosas que hacían tan especiales a esos cuadernos con los se criaron casi todos los niños de la época: "Me sugirieron que el álbum llevar el título de Una fogata en la luna porque en uno de los episodios antiguos de la serie, se veía a unos hombres en la luna en torno a una hoguera. Y pensé en iniciar el cuaderno como si viniéramos de cuadernos anteriores, porque lo apasionante de aquellos tebeos era el continuará, las situaciones extremas en que se nos interrumpían y nos dejaban con el alma en vilo hasta la semana siguiente. Y decidí fraccionar el guion para fingir que este álbum era la recopilación de ocho cuadernos, todos con título propio y final con suspense".

Una historia adaptada al siglo XXI

Pero Andreu solo respeta el formato (apaisado, por supuesto). Y nos sorprende constantemente con una historia adaptada a los tiempos modernos (al actual Siglo XXI en el que, supuestamente acontecían las aventuras de Valor), con un guión paródico en el que predominan el humor y las situaciones grotescas. Un cómic en el que el autor homenajea, pero también se ríe y nos hace reír (con respeto) de aquellos cuadernos de aventuras (que hoy nos parecen tan ingenuos) dotándolos de una nueva vida.

En algunos momentos incluso parecemos asistir a una comedia de situación ambientada en el espacio. Y veremos a Valor y al resto de sus amigos en situaciones surrealistas e incluso manteniendo relaciones sexuales entre ellos, algo insólito para los cómics de hace 60 años.

Un aspecto humorístico que enriquece la serie y que se ve aumentado por los estupendos dibujos de Enrique Ventura (Grouñidos, en el desierto), uno de los puntales de la revista El Jueves, y uno de los maestros del humor gráfico español. Ventura demuestra que, a pesar de haberse especializado en historias cortas, no se ha olvidado de cómo se dibuja un cómic largo, dotando a estas nuevas aventuras de Diego Valor del ritmo que necesita la mezcla de aventura y de comedia.

Un personaje inolvidable que no podía haber pedido mejores padrinos para su resurrección, aunque, como se recuerda en el tebeo: "Los héroes son inmortales".

Como asegura Andreu Martín, parafraseando al añorado programa de radio: "Gracias por volver a casa, Diego Valor, piloto del espacio, guerrero sin temor, de los cielos caballero, de malvados el terror."

RTVE

anterior siguiente