Anterior El Sótano en el GetMAD! Siguiente Pasamos el fin de semana con Manuel Castells y Alfredo Sanzol Arriba Ir arriba
 Viñetas de 'El pico de los cuervos. Matar a Franco', de Mikel Begoña e Iñaket
Viñetas de 'El pico de los cuervos. Matar a Franco', de Mikel Begoña e Iñaket Norma

El cómic 'El pico de los cuervos' recrea un fallido intento de matar a Franco

  • Es obra de Mikel Begoña e Iñaket ('Trístisima ceniza')

  • El 17 de agosto se cumplen 50 años del caso Granados-Delgado

|

Tras contarnos la visita del fotógrafo Robert Capa a Bilbao, en 1937, en el imprescindible cómic Tristísima ceniza (Norma), Mikel Begoña e Iñaket siguen buceando en nuestra historia y ahora nos recuerdan uno de los fallidos intentos de matar a Franco en El pico de los cuervos. Matar a Franco (Norma)

"Contamos -asegura Mikel Begoña- la vida cotidiana de un conserje de Prado que, a punto de jubilarse, se entremezcla con las andanzas de un anarquista que llega a Madrid con el único propósito de transportar una maleta que debe de entregar a un compañero suyo (una maleta que contiene el material con el que previsiblemente se va atentar contra Franco y que sin embargo nadie va a reclamar). Todo sucede bajo la atenta mirada de “el hombre del tiempo” (Mariano Medina) quien lo mismo prevé un anticiclón que adivina las ocultas intenciones de los personajes que pululan por esta historia".

"El Pico de los Cuervos tiene una base histórica evidente -continúa Mikel-, abordamos dos de los crímenes que cometió el franquismo en la década de los 60. Es el llamado caso Granados-Delgado del que se cumplirán 50 años el día 17 de este mes. Si bien la historia real también tiene bastantes elementos que parecen sacados de la ficción, “la pura ficción” también está presente en el cómic. Principalmente nos sirve para dar unidad a una historia muy dispersa (en personajes, lugares, situaciones…) y también para llevar esta historia, HISTORIA con mayúsculas, al territorio de la historieta, tal vez más humilde, pero que cuenta con su propios códigos y recursos".

"Cuando estábamos terminando Trístísima ceniza -apunta Iñaket-  barajamos varias historias, una era una continuación de Robert Capa, otra más actual en la década de los 80 y otra que era esta. Yo al principio pensaba que se iba a centrar más en la vida de los verdugos, me atraía más, pero la historia de estos dos anarquistas, la traición dentro de su grupo y el poco interés por llegar a  la verdad sobre la historia, tanto en su momento como hasta hace bien poco, me fue intrigando, y como Mikel me dio la oportunidad de elegir, terminamos decididos por indagar y ver que aportación podíamos darle nosotros".

Un atentado que, de haber tenido éxito, podría haber cambiado la historia de España. "Cambiar por supuesto que hubiera cambiado -asegura Mikel-, ahora es difícil adivinar en qué sentido. Lo que está claro es que hubiera significado un tanto importante para la resistencia antifascista".

Mariano Medina, Goya y Matías Prats

Mikel describe así a los protagonistas del cómic: "Aunque Francisco Granado y Joaquín Delgado, sean los principales protagonistas, (más Francisco que Joaquín pues este aparece ya avanzada la historia con el objeto de avisar al primero para que regrese a Francia), hay otra serie de personajes que podrían tener el papel de protagonistas, sus compañeros, los verdugos Antonio y Vicente, Avelino (el conserje del Prado), las tres brujas... Si tomamos a Francisco Granado como principal protagonista diríamos que es en líneas generales, un militante un tanto peculiar, bastante despreocupado en su forma de actuar… y por el contrario tenemos a Joaquín Delgado con el perfil de activista más concienciado".

Pero, sin duda, el protagonista más curioso es Mariano Medina, el  primer hombre del tiempo de TVE, que ejerce de narrador de la historia, como nos comenta Iñaket: "El tiempo atmosférico como forma de subrayar el paso del tiempo estaba presente ya en los primeros guiones (la historia empieza en primavera, sigue en verano y tiene un colofón otoñal). En diversas partes de la historia aparecía la voz del parte meteorológico a través de los cada vez más populares aparatos de televisión de la época. El siguiente paso ya lo tenemos narrado en el mismo relato, invitamos a Mariano a que nos ayudara y ante nuestra insistencia…" (No es el único famoso, Matías Prats hace un cameo como policía de la Social, aficionado a los toros).

El Museo del Prado, Goya y las pinturas negras también juegan un papel fundamental: "Goya está muy presente -asegura Iñaket-, el encargado de preparar el atentado contra Franco pasaba largas horas como copista en El Museo del Prado, bajo la estatua de Goya situadan enfrente de una salida del museo es donde se tenían que producir la principal cita de los personajes y bajo su atenta Mirada observa la reunión hispano-francesa en el salón del hotel al final del libro y sus grabados están presentes como apuntes del terror y el horror de los Desastres y Caprichos de esa oscura época".

Una historia muy bien documentada

En esta ocasión destaca la recreación del Madrid de los 60 que realiza Iñaket: "Al ser una historia no muy lejana, se pueden encontrar bastantes referencias, tanto por internet, libros, documentales o películas, lo cual puede ayudarte si se produce un error y estás todavía a tiempo de corregirlo (les pasó con la Catedral de La Almudena, que todavía no estaba acabada en aquella época). Para documentarnos de la historia real, hemos tenido muy buena referencia con el libro de Daniel Sueiro Los verdugos españoles y sobre todo el de Carlos Fonseca Garrote vil para dos inocentes y los documentales de Queridísimos verdugos o Granado y Delgado, un crimen legal. También tuvimos la suerte de reunirnos en Francia con Octavio Alberola (dirigente del D.I. y personaje que sale en la historia) en septiembre de 2011 para que nos contara su versión de los hechos".

"Mi estilo es evolutivo -asegura Iñaket-, soy consciente de que va cambiando segun se va formando la historia, trato de que la última página sea mejor que la anterior y que el tebeo que estoy haciendo ahora este mejor hecho que el ultimo, hay veces que sucede y otras que no. Intento que la tension de una escena se vea reflejada en sus personajes, fondos o color, dependerá de la situación, si es poco amable por ejemplo, que se pueda o no romper el hielo con un poco de humor y si ese humor es blanco o negro y también dependera de esa situación si el dibujo tiene que ser más duro… Sintetizando: lo imagino de una manera, lo ejecuto de otra y luego sale lo que buenamente puedo".

El color es uno de los elementos claves en el dibujo de Iñaket: "Lo utilizo para separar cada grupos de personajes, son tantos que pensé que tenía que aplicar a cada uno un color, para guiar a los lectores, así quedaría más claro que cuando se aplica un tono sería para el entorno de ese grupo, y así hasta mezclar colores en algunas páginas, entrelazandolos cuando la historia se vuelve más compleja". Podéis ver su proceos de trabajo en el blog de El pico de los cuervos.

Sus proyectos

Tras estos dos interesantes cómics, ambos se enfrentan a su tercer proyecto conjunto para el que "Nos mudamos a los inhóspitos territorios de un glaciar de hace 5000 años" -asegura Mikel-.

"Estamos con una historia neolítica, más de aventuras -puntualiza Iñaket-. Que respondiendo ahora a una parte de la pregunta cuarta de si es más difícil recrear una época más lejana o no, te diré que existe también documentación pero es más confusa y hay diferentes teorías sobre la forma de vida en esos años, tampoco hay ciencia cierta, lo cual también te deja bastante libertad… pero ya sabemos que los historiadores son más papistas que el Papa y son los primeros que encontrarán posibles gazapos como que “si esa aldea corresponde a esos años pero no a esa zona… se utilizaba esto y no lo otro…” por eso es muy importante estar bien documentado, para que te puedas creer la historia, pero este cómic nuevo nos interesa más la aventura y la acción que contar científicamente una fecha (sin dejar de respetar el escenario y las circunstancias)"

Esperamos con impaciencia ese nuevo trabajo de una de las parejas más sólidas del cómic español. Mientras, si queréis saber cómo acabó el complot para matar a Franco, tendréis que leer El pico de los cuervos.

Una muestra del proceso de trabajo de Iñaket: La estación del Norte

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente