Enlaces accesibilidad

Se publica el primer 'Gran catálogo de la historieta'

  • Una obra de consulta que recoge los tebeos editados entre 1880 y 2012
  • Es obra de la Asociación Cultural Tebeosfera

Por
Fragmento de la portada del 'Gran catálogo de la historieta', de Max
Fragmento de la portada del 'Gran catálogo de la historieta', de Max ACyT ediciones

La Asociación Cultural Tebeosfera es una agrupación de amantes de los tebeos que lleva cuatro años haciendo una extensa obra de estudio y catalogación de los tebeos publicados en España. Un trabajo ingente que ahora fructifica en el Gran catálogo de la historieta, un libro de consulta imprescindible para conocer la evolución de la historieta en España, como nos cuentan dos de sus responsables, el director, Manuel Barrero y el coordinador, Félix López.

"Se trata de un libro muy gordo en el que se registran todas las colecciones de tebeos que se han publicado en España entre 1880 y diciembre de 2012 -asegura Barrero-. Ha habido otros catálogos de los tebeos que llegaron a catalogar hasta el año 1993, pero no sobrepasaron los 5.000 títulos catalogados. Nosotros hemos registrado 15.164 títulos o colecciones, y en cada caso con muchos más datos que otros catálogos, como: autores participantes, temáticas y géneros, país de procedencia de la obra original, números de ISBN o DL, listados de títulos contenidos... y veinte campos diferentes más".

"Con el aliciente, además, de que hemos corregido miles de fallos que arrastraban los catálogos previos. En este sentido, es una obra de gran importancia porque es la primera obra de referencia rigurosa sobre esta parte de la producción cultural española. No es el catálogo de los tebeos "definitivo", eso sí, aún queda mucho por trabajar, pero es el mejor que existe con bastante diferencia. Un documento atractivo para coleccionistas, aficionados, editores, periodistas, historiadores, estudiantes... ¡Y adorna muchísimo!".

Más de cien años de tebeos

"Aparte de los textos introductorios (que son un lujo: de Antonio Altarriba, Antoni Guiral y José María Conget), el libro se divide en cuatro partes. Una es el Catálogo de los tebeos, 1880-2012 propiamente dicho. Otras dos son un par de catálogos anexos realmente interesantes: uno en el que se ordenan los tebeos cronológicamente y otro en el que se ordenan por sellos editoriales, esto es algo que nunca se había hecho y es verdaderamente útil. La última parte consiste en un estudio estadístico sobre cien años de industria editorial del cómic en nuestro país".

"El Catálogo de Tebeosfera es un libro de consulta -asegura Barrero-. No es un volumen para leer tranquilamente en un sofá, aunque contiene algún artículo de interés y 650 imágenes muy atractivas. Es una obra de consulta muy aconsejable para los coleccionistas de tebeos que quieren tener "controlada" su colección. Para los estudiosos de la prensa, periodistas, documentalistas de la cultura popular y otros interesados en la comunicación constituirá una herramienta muy práctica, porque pueden localizar los tebeos nacidos en cierto año, el fondo de un grupo editor, los detalles de cualquier colección en concreto, rastrear autores participantes, etc".

Un trabajo digno de Hércules, que sólo ha sido posible gracias al esfuerzo colectivo: "El catálogo no lleva nombres en cubiertas, como habrás podido comprobar. Es un trabajo colectivo de un numeroso equipo de colaboradores muy bien avenidos. En la labor principal de coordinación, catalogación y revisión de asientos hemos estado implicadas quince personas, apoyadas por veinticinco catalogadores colaboradores y setenta documentalistas. Tras ellos se apiñaban más de un centenar de coleccionistas y consultores ocasionales. Todo un ejército. Y hubieran hecho falta mil más, porque el catálogo no es perfecto, claro".

"Eso sí, está muy bien arropado, porque en él tenemos a tres premios nacionales, curiosamente. Uno es Altarriba, Premio Nacional de Cómic. Igualmente lo es Max, cuya portada es una maravillosa imagen que lo dice todo del libro. El tercero es nuestro programador web, Francisco Álvarez, la persona que se encargó de diseñar el volcado de contenidos y del aparato estadístico. ¡Resulta que él ha sido el premio nacional 2013 de dicción en japonés! (Ahora está en Japón disfrutando de su premio)".

Los tebeos más vendidos de la historia

En un momento en que vender dos mil ejemplares de un tebeo es casi un éxito, preguntamos a los responsables de este catálopgo, cuáles son los tebeos más vendidos de la historia, en España: "No lo sabemos con exactitud, porque desconocemos las tiradas reales de los aproximadamente 270.000 tebeos diferentes que han circulado por quioscos y librerías españolas (es una estimación, puede que lleguen a 300.000). Sospechamos que las cifras que se han dado sobre títulos muy populares, como El Guerrero del Antifaz o Roberto Alcázar y Pedrín, se han inflado en exceso, pues realmente no hay pruebas de tales tiradas".

"No hay pruebas de que alcanzasen, como se ha dicho, los 600.000 o hasta 900.000 ejemplares semanales. Son más creíbles los "techos" de 350.000 ejemplares de TBO en 1957, por ejemplo, cifra que pudo ser también probable para un tebeo como Pulgarcito durante la segunda mitad de los años cincuenta y los primeros años sesenta, el periodo de mayor difusión y comercialización de los tebeos en la historia de España. Si damos por ciertas estas cifras, es admisible que algunos tebeos populares de cadencia semanal, como El Capitán Trueno, sobrepasaran el millón de ejemplares por cada mes, con cuatro números en circulación. Pero a partir de 1968 esa gran difusión comenzó a menguar. Desde aquel año, la industria fue a menos, paulatinamente... hasta hoy".

En cuanto a los tebeos más vendidos en la actualidad: Igual respuesta tengo para esta pregunta -asegura Barrero-. No lo sabemos con certeza. Hay autores que se reconocen en el "mundillo" como superventas hoy, como es el caso de David Rubín, un excepcional historietista, pero dudo que venda más que Francisco Ibáñez, el padre de Mortadelo y Filemón, quien probablemente siga siendo el autor español que más tebeos vende. No obstante, insisto, desconocemos las cifras que permitirían afirmar eso rotundamente. Hay que preguntar a los editores, a ver si dan el brazo a torcer".

Un repaso estadístico

Una de las partes más interesantes de este trabajo es el repaso estadístico, aunque no se ha hecho sindificultades, como nos explica Barrero: "Pues, en primer lugar, que seguimos sin poder hacer un trabajo de tipo analítico sobre este particular, porque no ha habido modo de determinar las tiradas de los tebeos en diferentes épocas, al menos las de un grupo de ellos lo suficientemente representativo y significativo. Nuestro estudio es panorámido y descriptivo, y lo que nos enseña se podría resumir en cuatro puntos".

"Primero, que nuestra industria se ha asentado sobre tres formatos: revista hasta los años cuarenta, cuaderno hasta los sesenta, y libro en los últimos veinte años. En segundo término, que la guerra civil truncó un periodo de gran creatividad en el que se atisbaron innovaciones autoriales y de fórmulas de edición, y eso impidió que los años cuarenta puedan ser considerados una "edad de oro", como siempre se ha sostenido. Tercero, que la verdadera edad de oro de nuestro cómic fueron los años cincuenta y sesenta (con millones de tebeos circulando por el país cada mes), acusándose un descenso paulatino en la edición desde 1968, año a partir del cual las traducciones de historietas foráneas fueron en aumento".

"En cuarto lugar, que nuestra industria ha experimentado dos inflaciones o "burbujas", es decir, periodos de aparente fertilidad que han desembocado en una situación más crítica o deficitaria de lo que se pensaba. Uno de esos periodos tuvo lugar en el primer lustro de los ochenta, durante el llamado "boom" del cómic, que se quedó en "bluff". Otro lo estamos viviendo ahora, habiéndose declarado entre 2006 y 2008 una enorme inflación de títulos que, en años subsiguientes ha experimentado un descenso vertiginoso, hasta llegar a las cifras actuales de edición (títulos vivos y editores en activo) que nos sitúan a la misma altura que en 1948, aproximadamente. Por supuesto, hoy se editan tebeos de naturaleza muy distinta a los de entonces, pero los autores y editores comen en función de la distribución y las ventas, no de lo que cuentan en sus historietas".

"Todas las grandes firmas españolas están aquí"

"Las imágenes que el lector hallará en este catálogo son portadas escogidas entre las colecciones registradas en esa página o en la página que tiene enfrente -comenta Barrero-. Hemos intentado que algunas portadas sorprendan, por su belleza o por su rareza (bastantes coleccionistas se van a comer las uñas cuando las vean :). Y hemos querido que todas sean de autores españoles, salvo cuando era imposible. Dos de las páginas donde se desglosan los títulos de Batman son de Jim Lee y Frank Miller, pero no había autor español alguno dibujando al Hombre Murciélago en esos títulos. A veces ha sido difícil elegirlas, porque había varios "merecedores" de portada, pero creemos que todas las grandes firmas españolas están en este libro, tanto las más veteranas como los jóvenes de rabiosa actualidad".

Lo mejor es que el catáglo se sigue ampliando en Internet: "Por descontado -confirma Barrero-. Esto es un volcado, un inventario de lo catalogado hasta 2012. Hemos esperado hasta el lanzamiento del libro para comenzar a catalogar los tebeos editados en 2013, pero ya estamos en ello. Hoy hay cien títulos nuevos que no se hallan en el Inventario 2012, por ejemplo... Y también hemos comenzado a practicar correcciones sobre las colecciones del pasado, porque hay que seguir enmendando o ampliando fichas. Nuestra idea de partida es intentar reeditar el catálogo en años venideros (como han hecho en los EE UU o en Francia para llevar un control de sus tebeografías), siempre y cuando encontremos el apoyo de nuestros socios o, quién sabe, alguna subvención -¡ja!- o algún editor que se quiera arriesgar a editarlo en mejores condiciones y para el circuito comercial".

La Asociación Cultural Tebeosfera

Un estupendo trabajo que solo ha sido posible gracias a los miembros de la Asociación Cultural Tebeosfera (ACyT). "Nuestra asociación existe como tal, reconocida legalmente, desde mayo de 2009 -asegura Barrero-. Nuestro objetivo principal es el estudio de la historieta en todos sus ramales (tebeos, humor gráfico, medios relacionados y denominaciones alternativas), centrándonos sobre todo en lo producido y editado en nuestro país, aunque nos interesa todo lo editado en lengua española".

"Trabajamos sobre un catálogo general de nuestra historieta donde no sólo se catalogan tebeos, también series, personajes, obras teóricas, adaptaciones y un largo etcétera. En paralelo, mantenermos en curso una revista numerada de divulgación y ensayos sobre cómic (algunos realmente sesudos) que está referenciada entre las revistas especializadas de mayor prestigio según Neuvièmme Art. La revista Tebeosfera lleva ya 26 números y 1.400 artículos publicados".

"Aparte de todo esto, colaboramos con otras asociaciones en la promoción y difusión del cómic, como hemos hecho en Sevilla con el colectivo Redecomics o en Carmona con Autores en Viñetas. El año pasado organizamos una novedosa actividad con filósofos, escritores, arquitectos, profesores y otros especialistas llamada Diálogos en la Tebeosfera, que tuvo muy buena acogida. En 2011 colaboramos con el canal Historia en un documental sobre la historia de los tebeos".

"Un cariño inmenso por los tebeos"

"Y seguimos planeando actividades en colaboración con universidades o de índole particular, como el lanzamiento de una colección de libros teóricos de referencia, pues seguimos necesitados de ellos, a nuestro juicio. Hacen falta más estudios rigurosos que sirvan para convencer a los representantes de nuestra cultura de que la historieta no es meramente una tendencia o moda, o un arte bastardo o parásito de otras artes o tendencias".

"En la ACyT (asociacionculturaltebeosfera.blogspot.com) somos actualmente 130 socios, y subiendo. Todo lo hacemos por "amor al arte", por supuesto. En realidad, por amor al medio. Pocas cosas se han hecho por los tebeos en la Piel de Toro sin mediación previa de un cariño inmenso por los tebeos. De ahí la necesidad de fundar la asociación, precisamente".

"Tenemos la confianza de que con este libro (con esta demostración de que tebeos hubo en España y fueron importantes), algunos representantes de la cultura se percaten de que algún papel jugaron los tebeos en el tejido de nuestra sociedad y en el paisaje iconográfico español" -Sentencia Manuel Barrero-.

RTVE

anterior siguiente