Anterior Frecuencias de emisión en Onda Corta Siguiente Álex Ubago: "Me centré en este disco hasta que estuve completamente satisfecho" Arriba Ir arriba
 Portadas de 'Ecos', 'Unos días en Francia' y 'Una bala en la cabeza'
Portadas de 'Ecos', 'Unos días en Francia' y 'Una bala en la cabeza' Norma, Diábolo, Debolsillo

Recomendaciones de cómics para el fin de semana

  • Dos Thrillers, repletos de acción y suspense

  • Humor e intercambios culturales entre Corea y Francia

|

De cara al fin de semana os recomendamos algunos de los cómics más interesantes de este mes. Dos apasionantes thrillers, Una bala en la cabeza (DeBolsillo) y Ecos (Norma), con reminiscencias de Tarantino y El silencio de los corderos; Unos días en Francia (Diábolo), un interesante intercambio cultural en cómic en el que artistas coreanos y franceses nos ofrecen sus visiones sobre Francia; y Genio y figura (Edicions de ponent), un divertidísmo repaso al cómic y al cine de la mano de José Tomas.

'Unos días en Francia'

En 2006 seis autores franceses viajaron a Corea para conocer el país y reflejar sus impresiones en un cómic en el que también colaboraron seis coreanos. Una iniciativa, tan curiosa como interesante, que ahora tiene su segunda parte el el cómic Unos días en Francia (Diábolo) en el que los autores coreanos devuelven la visita a los franceses.

De esta manera, seis jóvenes autores coreanos (Doha, Lee Hyeon-sook, Oh Sé-young, Kim Soo-yong, Suk Jung-hyun y Kim Dong-hwa) han visitado Francia, reflejando sus impresiones del viaje (casi siempre ensoñaciones poéticas realmente interesantes), al igual que cuatro franceses (Bastien Vivès, Max de Radiguès, Gabrielle Piquet y Anne Simon.

Un cómic muy interesante en el que más que choque cultural hay admiración mutua y en el que los autores dan lo mejor de sí mismos con historias cortas pero espontáneas, sorprendentes, intensas, emocionantes, divertidas, poéticas y evocadoras a partes iguales.

Como Van Gogh y el cigarrillo, en la que un dibujante ve los campos de arroz llameando, como si fuesen un cuadro del famoso pintor. Una visión que le perseguirá durante toda su vida sin saber que la lleva dentro de sí mismo.O el apasionante duelo artístico entre un autor coreano y un retratista de Monmartre, que no se descubren a sí mismos hasta que no son dibujados el uno por el otro.

'Una bala en la cabeza'

Apasionante Thriller que bebe de Tarantino para construir una historia trepidante que nos atrapa desde la primera página. De hecho el arranque es un claro homenaje a Pulp Fiction ya que nos muestra a dos asesinos a sueldo que se dirigen a realizar un trabajo discutiendo sobre un tema intrascendental, en este caso los zapatos de uno de ellos, de 2000 dólares. Por un momento nos parece recuperar a Samuel L. Jackson y a Travolta.

Como era de esperar tras el trabajito (asesinar a un senador) todo se complica y son perseguidos por dos sagaces detectives, pero al final policías y ladrones deberán unir sus fuerzas para detener una conspiración mucho mayor de lo que podrían haberse imaginado.

Un trabajo excelente de dos de los grandes del cómic europeo, el guionista Matz (especializado en serie negra y que saltó a la fama por El asesino, un cómic estupendo en el que narraba la vida cotidiana de un asesino a sueldo) y Colin Wilson, un gran dibujante conocido por sus trabajos en Juez Dredd o Blueberry, que demuestra ser uno de los mejores narradores del medio, tanto en las escenas violentas como en las habladas.

Ambos nos hacen disfrutar con un montón de diálogos incisivos y cortantes, escenas de acción espectaculares, una acumulación de situaciones tensas y también de cadáveres, a veces accidentales, como la famosa escena del disparo en el coche de Pulp Fiction.

'Ecos'

Y si Una bala en la cabeza bebe de Tarantino, Ecos (Norma) lo hace de El silencio de los corderos, Seven y El estrangulador de Boston, para mostrarnos la historia de un psicokiller que mata niñas y se hace muñecas con sus huesos. Un thriller psicológico nominado a la mejor historia, serie nueva y guión en los premios Harvey del año pasado.

El protagonista de la historia es Brian Cohn, un esquizofrénico cuyo padre le confiesa, en su lecho de muerte, que es un psicokiller asesino de niñas. Al descubrir las pruebas de que su progenitor le dice la verdad, Cohn empieza a dudar de si el mismo se está convirtiendo en un monstruo como su padre.

Una historia repleta de giros argumentales, con sorpresas constantes, una angustia que aumenta por momentos y dos bazas a su favor, el apasionante guión de Joshua Hale Fialkov y los estupendos dibujos de Rasan Ekedal, un joven artista cuyo blanco y negro dota a la historia de la inquietante atmósfera que precisa.

Uno de los mejores cómics de misterio y serial killers que hemos leído en los últimos años.

'Genio y figura'

Tras tanta tensión un poco de humor no viene nada mal y de eso sabe mucho José Tomas (no confundir con el torero) que en Genio y figura (Edicions de Ponent) propone un divertido juego sobre la búsqueda del éxito a cualquier precio, la creación de un cómic y los sueños de un dibujante, al tiempo que ironiza sobre el cine español.

El cómic comienza cuando un joven dibujante de éxito (sus novelas se venden estupendamente, tiene una novia que está buenísima y se rumorea que le van a dar el Premio Nacional de Cómic) lanza su nuevo trabajo y es secuestrado por un fan celoso de su popularidad. Una historia que llegará a los medios de comunicación, despertará el interés del cine y que acabará por abocar su vida perfecta al mayor de los desastres.

Con estos elementos, José Tomas no pierde ocasión de parodiar todo lo que le pasa por la cabeza, desde los creadores de cómics, los fans, las drogas e incluso el mundillo del cine, en un tebeo que nos provoca más de una sonrisa.

Y es que Jose Tomás es uno de los actuales referentes del humor con una larga trayectoria en prensa, revistas (El Jueves, Retranca) y fanzines gracias a sus historias de humor absurdo y disparatado.

Cuatro cómics muy recomendables para disfrutar de una buena lectura.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente