Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente Carmen Linares y Antonio Valero, madre e hijo en 'Séneca' Arriba Ir arriba
 Fragmento de una portada recogida en 'Los archivos de Steve Ditko 2: Mundos inexplorados'
Fragmento de una portada recogida en 'Los archivos de Steve Ditko 2: Mundos inexplorados' Diábolo Ediciones

Los mundos inexplorados de Steve Ditko, el creador de Spiderman

  • Se publican sus historias de ciencia ficción y suspense de los años 50

  • Una época en la que desarrolló el estilo que le llevaría a la fama

|

STEVE DITKO (Pensilvania, 1927)

Nacido en la pequeña localidad de Johnstown, Steve Ditko es uno de los grandes del cómic mundial. Comenzó su carrera en los 50, en los títulos de terror de Charlton. Pasó a Marvel Cómics donde creó, junto a Stan Lee, dos de los pilares de la editorial, Spiderman y el Doctor Extraño. Tras una discusión con Lee volvió a Charlton, donde ideó personajes como Capitán Átomo, Blue Beetle y The Question. Y también trabajó para DC donde creó The Creeper y Halcón y Paloma. Actualmente, con 83 años, vive en Nueva York, rodeado de misterio.

Por fin se publica el segundo tomo de Los archivos de Steve Ditko 2: Mundos inexplorados (Diábolo), en el que se recogen las historias que el creador de Spiderman y el Doctor Extraño dibujó durante los años 50, en pleno auge de la ciencia ficción.

Historias que suponen un paso adelante tanto de temática como de estilo respecto a sus trabajos anteriores recogidos en Los archivos de Steve Ditko 1: Strange suspense, en los que se centraba en las historias de terror. Historias dibujadas antes del temido Comics Code (24 de octubre de 1954) que instauró la censura en el mundo de los tebeos americanos y cuyo sello puede verse ya en las portadas de los cómics recogidos en este segundo álbum)

Por eso ya no hay vampiros, hombres lobo ni asesinatos sangrientos y las historias se encaminan más a la ciencia ficción que al terror, aunque manteniendo los “desenlaces inesperados” (con sorpresa final) tan propios del género.

Pero donde se produce el mayor avance respecto a sus trabajos anteriores es en su dibujo, que va creciendo artísticamente hasta desarrollar el estilo que le haría famoso en Spiderman (elegido, por cierto, como el mejor uniforme de superhéroe de todos los tiempos, por encima de Batman).

Estuvo a punto de morir

Y eso que los años 1954 y 55 fueron muy complicados para Ditko, que contrajo una grave infección de tuberculosis que lo apartó del tablero de dibujo durante casi un año.

“Recuerdo haber visto a Steve dibujando en la oficina. Tenía tuberculosis. Angie, una chica que trabajaba allí decía que no le quedaba mucho en este mundo. (Comentaba el dibujante Frank Matera)

Además su principal cliente Charlton Comics cerró temporalmente por un huracán que destrozó sus oficinas. Estas adversidades, junto con la obsesión de Ditko por perfeccionar su trabajo, hicieron que el dibujante experimentase un progreso artístico notable que ya podemos disfrutar en este volumen que recoge historias que nunca se habían publicado en España.

Sus inicios en Marvel Comics

En 1954 Ditko empezó a trabajar en Marvel, donde conoció a Stan Lee (junto al que años mas tarde crearía a Spiderman). En aquella época la editorial todavía no había descubierto el filón de los superhéroes sino que sobrevivía imitando las historias de los famosos cómics de EC con versiones descafeinadas de cuatro páginas de temática de suspense, fantasía, romanticismo, bélicas y del oeste. De hecho la primera colaboración de Lee y Ditko fue The bad men, un western publicado en mayo de 1954. Un par de esas historias que Ditko realizó para Marvel también se incluyen en este volumen.

Pero como Marvel no le daba trabajo suficiente, Ditko volvió a colaborar con una renacida Charlton en 1957, donde dibujó casi dos cómics completos al mes (450 páginas en un año, mientras que en Marvel, en 1956, solo dibujó 67)

Las historias que recoge este volumen se han ordenado según las dibujó Ditko (en vez de por la caótica fecha de publicación), lo que permite apreciar mejor la evolución de su estilo.

Sus páginas derrochaban imaginación, esfuerzo y valentía, inventando en cada historia recursos estilísticos nuevos y mundos imposibles. Y nos permiten apreciar su evolución, como dibujante y, sobre todo, como narrador.

Unos mundos que hacen presagiar su personal universo de El Doctor Extraño, quizá el personaje donde derrochó más imaginación. Y es que nadie ha dibujado la magia como él. Aún hoy en día, cualquier artista que intente dibujar algo mágico se guía por las ilustraciones de Ditko.

Y hablando de influencias, en una de las historias de este volumen aparece un personaje casi divino que devora planetas, aterrorizando a civilizaciones enteras, un precursor de Galactus (que Stan Lee y Jack Kirby crearían, casi 10 años después en Los 4 Fantásticos).

Un misterioso creador

Ditko es un dibujante inclasificable cuya influencia en el mundo del cómic es incuestionable. Su trabajo con Stan lee, sobre todo en la serie Spiderman, cambió el cómic para siempre. Algo que sumado al misterio que rodea a su persona (Sólo se le recuerda una entrevista, en 1968) hacen de él un autor de culto. Asegura que prefiere que su trabajo hable por el.

En su momento, el estilo de Ditko fue toda una revolución, nadie dibujaba como el y, sobre todo, nadie narraba como el. Conseguía que los personajes pareciesen vivos y se moviesen con total libertad. Sus páginas destacaban por su composición, su sentido del ritmo y sus "ilustraciones únicas y estilizadas" -como aseguraba otro gran dibujante, Dick Giordano-.

Ditko pasará a la historia por crear los universos de Spiderman (plagado de villanos que recuerdan a animales como el Buitre, el Camaleón, el Doctor Octopus, El lagarto...y su peor enemigo, el Duende Verde; y del Doctor Extraño (con el que llevó la magia a los cómics...) pero nunca habría llegado a imaginar esos Universos sin haber dibujado antes estas historias fantásticas en las que sólo hay dos certezas: nada es imposible de dibujar para Ditko y espera lo inesperado.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente