Enlaces accesibilidad

¿Y si vuelve a tocar el Gordo en el mismo sitio?

  • Muchos jugadores confían en las administraciones que ya vendieron el Gordo
  • La que repartió el del año pasado, desbordada por las peticiones

Ver también: Especial Lotería de Navidad 2010 | Busca ya dónde comprar tu número de la suerte

Por
Inés Bonet, hija del propietario de la administración 146 de Madrid, que el año pasado vendió el Gordo de Navidad.
Inés Bonet, hija del propietario de la administración 146 de Madrid, que el año pasado vendió el Gordo de Navidad. A.L.B.

¿Y si el Gordo de Navidad vuelve a tocar en el mismo sitio? A primera vista, y con la estadística en la mano, parece improbable. Sin embargo, son muchos los que confían en que la suerte siga rondando a las administraciones que repartieron fortuna en años anteriores.

Y si no, que se lo digan a los propietarios y trabajadores de la administración 146 de Madrid, que el pasado año vendió íntegramente el 78.294, agraciado con el Gordo y que este año trabajan a destajo para satisfacer las peticiones de Lotería de Navidad.

"Está siendo una locura, este año está viniendo mucha más gente a comprar, sobre todo en ventanilla", asegura a RTVE.es Inés Bonet, hija del propietario de la administración.

Aunque en este pequeño establecimiento de la calle Bravo Murillo, en el popular barrio de Estrecho, las colas no son exageradas, lo cierto es que durante todo el día hay un goteo continuo de clientes y que casi todos se llevan al menos un décimo para Navidad.

"No creo que toque, pero siempre hay que probar suerte", afirma Eugenio, un cliente habitual, con un décimo recién comprado en la mano.

Lo mismo piensa Isolina, una clienta que el año pasado se quedó sin premio: "Compro por si toca, aunque no confío mucho", asegura.

Peticiones de toda España

Inés Bonet señala que, desde aquel 22 de diciembre de 2009, las ventas de la administración han subido de forma notable pero es ahora, en víspera de un nuevo sorteo de Navidad, cuando se multiplican los pedidos.

"Vienen muchos curiosos y también nos han llamado de todas las partes de España para que les enviemos décimos a través de mensajería; es difícil que toque en el mismo sitio pero hay mucha superstición", afirma la hija del propietario.

Así lo espera Javier, que ha cruzado medio Madrid para comprar en esta administración. "Es complicado pero nunca se sabe", afirma tras adquirir un billete.

Otros disimulan su fe: "No sabía que aquí había tocado el Gordo, pasaba por aquí y he entrado a comprar", asegura un cliente a pesar de los carteles y portadas de períodico que cuelgan de la administración y que recuerdan el premio del pasado año.

Si estadísticamente es complicado que vuelva a caer en la misma administración, lo que ya sería para nota es que tocara el mismo número. Sin embargo, son muchos los que están comprando el 78.294 que repartió cientos de miles de euros entre varios trabajadores de Viajes Marsans. "Estamos vendiendo muy bien ese número", destaca la lotera.

Aunque este año la terminación que hace furor es el 7. "En este momento el 7 está agotado aunque no sabemos por qué lo pide la gente, es una especie de boca a boca", dice Bonet.

No es el caso de José Hernández, que ha optado por el 9 pero que está seguro de que "la suerte permancerá en el barrio". Este cliente habitual de la administración de Estrecho sueña con ganar el Gordo para "quitarme la hipoteca y ayudar a mis cinco hijos".

Si al final el azar vuelve a agraciar a esta administración madrileña, pasará a ingresar el selecto grupo de los establecimientos cuyo nombre va asociado al de los premios millonarios, como Sort o Doña Manolita. "Sería un espaldarazo definitivo para nosotros", sueña Inés Bonet. La respuesta, el día 22.

RTVE

anterior siguiente