Enlaces accesibilidad

TVE estrena el documental 'Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera'

  • En el año de su 90 cumpleaños, la propia coreógrafa y bailarina repasa su trayectoria vital y profesional en una entrevista exclusiva concedida a Televisión Española
  • Familiares, amigos, alumnos y admiradores intervienen también en este documental a través de valiosos testimonios que dibujan la voluntad y la pasión de Alicia Alonso por la danza
  • A la presentación del documental, producido por TVE en colaboración con Catorce, han asistido el presidente de RTVE, Alberto Oliart, la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, y la artista cubana

Por
Estreno del documental de TVE sobre Alicia Alonso

Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera” es la historia de una de las mejores bailarinas de la historia del ballet clásico, capaz de crear un movimiento artístico y cultural reconocido internacionalmente más allá de su figura. Una historia contada por sus compañeros, admiradores, alumnos, amigos… y por ella misma que ha sido presentado esta mañana en el Instituto Cervantes de Madrid. Al acto han asistido el presidente de RTVE, Alberto Oliart, la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, y la artista cubana. Los espectadores deTVE podrán verlo el próximo jueves 7 de octubre, a las 22:00 horas, en La 2, dentro de la serie “Imprescindibles”.

Un homenaje imprescindible

Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes, ha abierto este acto en el que los asistentes han visto en primicia el documental realizado por TVE que gira en torno a la figura de Alicia Alonso.
Caffarel, que ha querido mostrar públicamente su agradecimiento porque Alicia Alonso la considere “en el núcleo de sus amigos”, ha afirmado que “Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera” presenta “la trayectoria vital y artística de una de las personas más relevantes del siglo XX”.

“Es una lección de vida de una persona vital que ha sabido enseñar a otras generaciones. Alicia Alonso es un ejemplo de tesón, pasión por la belleza… tiene una energía incuestionable y es un ejemplo de cómo debemos crecernos ante las dificultades”, ha añadido Caffarel.

Alberto Oliart, presidente de RTVE, que ha recordado la primera vez que vio a Alicia Alonso, ha afirmado con emoción que el documental es poco comparado con lo que se merece Alicia Alonso: “Eres imprescindible. La emoción que tú me produces es más grande que el homenaje que te podamos rendir en TVE”.

Al finalizar el documental, una Alicia Alonso conmovida ha recibido un largo aplauso por parte de los asistentes, y ha querido dedicar unas palabras sobre este documental realizado por TVE: “Es maravilloso, sobre todo oír a esos artistas hablando de una. Les doy las gracias”.

Una bailarina y coreógrafa excepcional

Producido por TVE en colaboración con Catorce, y dirigido por Nico García, "Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera” explica la aventura de una bailarina genial que quiso bailar siempre a pesar de su ceguera y que, gracias a su pasión y voluntad, cambió para siempre la historia del baile y puso en el mapa de la danza mundial a un país al que no se le esperaba: Cuba.

Alicia Alonso, que recibirá el próximo 10 de octubre una más a su palmarés, el Premio del Otoño Cultural Iberoamericano de Sevilla en reconocimiento a su trayectoria artística, es la protagonista de este documental en el que, además del testimonio de la propia coreógrafa, los telespectadores verán entrevistas con familiares -su marido Pedro Simón-, amigos –Carmen Caffarel y Monserrat Caballé- bailarines –Víctor Ullate- y colegas de toda una vida dedicada a la danza, así como alumnos y profesores del Ballet Nacional de Cuba.

Entrevista exclusiva a TVE

El documental “Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera” gira en torno a una amplia y exclusiva entrevista concedida a Televisión Española por la coreógrafa y bailarina que, a lo largo de sus más de 50 años de trayectoria en el mundo del ballet, ha recibido más de un centenar de reconocimientos internacionales.

Ella será la mejor guía a través de este viaje por su vida en el que los telespectadores podrán ver desde imágenes actuales de Alicia Alonso impartiendo clases en el Ballet Nacional de Cuba a imágenes de archivo de RTVE y otras provenientes del archivo personal de la bailarina, famosa mundialmente por sus representaciones de obras míticas como “Giselle” o “Carmen”.

"Alicia Alonso. para que Giselle no muriera"

En 1959, tras el triunfo de la revolución cubana, Alicia Alonso funda lo que unos años después sería el Ballet Nacional de Cuba, una de las compañías de ballet clásico más importantes del panorama mundial.
Alicia Alonso, nieta de españoles e hija de un veterinario militar, había recibido sus primeras clases de danza en España, en Jerez de la Frontera, donde se encontraba por motivos del trabajo de su padre. De vuelta a Cuba comenzó sus clases de ballet de clásico y, cuando su nivel fue suficientemente elevado, se trasladó a Nueva York  para completar su formación.

En pocos años Alicia pasó de ser una alumna aventajada a una actriz/bailarina de musicales y, por fin, una estrella de la danza clásica con el ballet del New York Theatre. Esos años de intensa actividad la llevaron a ser una de las mujeres más valoradas artística y socialmente en los Estados Unidos de los años 50.

Pero Alicia siempre tuvo su mirada girada hacia su isla. los viajes a Cuba fueron contínuos y, desde muy pronto, intentó enseñar a nuevos valores de la danza lo que su experiencia como bailarina internacional le había enseñado.
En 1959 Alicia regresa a Cuba de forma estable y, apoyada por el nuevo Gobierno surgido de la Revolución, inicia lo que sería el movimiento de la danza en Cuba, que no solo supone la creación de una compañía de prestigio internacional -el Ballet Nacional de Cuba- sino también la formación de un público entendido en este arte y la creación de un sistema formativo que ha dado como fruto infinidad de estrellas del ballet clásico y contemporáneo en todo el mundo.

Alicia Alonso no solo fue una bailarina de peso internacional con una carrera extensísima sino que, al mismo tiempo, ha sido y es una coreógrafa capaz de revisar y actualizar el repertorio clásico y una profesora infatigable que a día de hoy sigue formando personalmente a nuevas generaciones de bailarines.

Pero, además, Alicia Alonso es un ejemplo de vitalidad, de entrega al arte y de sacrificio, anteponiendo siempre la creación a la dificultad sin reparar en el esfuerzo. Una mujer latina capaz de crear una escuela de ballet clásico en un país sin tradición en la danza; una bailarina con un estilo propio, virtuosa en la ejecución, y que nunca utilizó como excusa sus problemas de visión (desde sus primeros años en Nueva York un desprendimiento de retina en los dos ojos redujo considerablemente su visión).
"Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera” es la historia, narrada por ella misma y por todos aquellos que la quieren y la admiran, de una de las mejores bailarinas de la historia del ballet clásico capaz de crear un movimiento artístico y cultural reconocido internacionalmente más allá de su figura.

FICHA TÉCNICA
Dirección y Producción Ejecutiva  Nico García
Producción     Sofía Morate
Realización y montaje   Jesús Marcos
Guión         Nico García / Jesús Marcos / Judith Martín Prieto
Producción Ejecutiva TVE   Irene Marín
Grafismo     Iñaki San Juan / Nieves Herranz
Postproducción de sonido   Diego Cardoso   
Iluminación     Almudena Sánchez / Álvaro Germán
Operadores de cámara  Almudena Sánchez / Álvaro Germán / John Becerra / Pedro de Haro
Sonido Directo    Daniel Muñoz
Auxiliar de Producción   Lidia Machín
Maquillador de Alicia Alonso   Antonio Cañas
Maquinista     Miguel Granda   

ENTREVISTADOS
Alicia Alonso: Primera Bailarina Absoluta/ Fundadora y Directora del Ballet Nacional de Cuba
Pedro Simón: Director del Museo Nacional de Danza/ Marido de Alicia Alonso
Pablo Milanés: Cantante y compositor
Montserrat Caballé: Cantante de ópera
Teresa Berganza: Cantante de ópera
Víctor Ullate: Bailarín y coreógrafo
Carmen Caffarel: Directora del Instituto Cervantes
Alberto García: Director Instituto Universitario de Danza Alicia Alonso. U.R.J.C.
Jose Carlos Martínez: Bailarín Estrella Ballet de la Ópera de París
Lienz Chang: Primer Bailarín BNC y Partenaire de Alicia Alonso/ Maitre de Ballet Teatro Scala de
Milan
Cyril Atanasoff: Partenaire de Alicia Alonso / Bailarín Estrella Ballet de la Ópera de París
Loipa Araujo: Primera Bailarina Ballet Nacional de Cuba y Maître de Ballet
Viengsay Valdés: Primera Bailarina Ballet Nacional de Cuba
Elier Bourzac: Primer Bailarín Ballet Nacional de Cuba
Anette Delgado Primera Bailarina Ballet Nacional de Cuba
Miguel Barnet: Escritor/ Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba
Carlos Manuel de Céspedes: Vicario General del Arzobispado de la Habana
Ramona de Saá: Directora Escuela Nacional de Ballet
Josue Justiz: Alumno Escuela Nacional de Ballet

RTVE

anterior siguiente