Enlaces accesibilidad

Antoni Guiral: "Hay muchas páginas de 'TBO' que hoy no se publicarían"

  • El experto en cómics repasa en un libro la historia de la mítica revista
  • TBO nació en 1917 y su último número se imprimió ocho décadas después

Por
Las mañanas de RNE - 100 años de la revista que dio nombre a los tebeos

El periodista y experto en el mundo del cómic Antoni Guiral ha presentado en Las mañanas de RNE el libro 100 años de TBO (Ediciones B), en el que repasa junto a Lluís Giralt la historia de esta mítica revista que dio nombre a los demás tebeos.

"Creo que a partir de 1930, que es cuando se estrena la canción "Yo quiero un tebeo" [interpretada por Pepita Ramos, la Goyita], se empieza a hablar de "tebeos" en general. Yo he detectado en la prensa de 1932 algún artículo que ya habla de "tebeo", pero a partir de los 40 ya todas las publicaciones de cómic, los cuadernillos y las revistas, eran tebeos", explica Guiral, para quien este aspecto evidencia la grandísima popularidad de la cabecera durante esas décadas.

Portada de una de las ediciones del 'TBO'.
Portada de una de las ediciones del 'TBO'.

Portada de una de las ediciones del 'TBO'. EFE EFE

TBO apareció por primera vez entre el 10 y el 17 de marzo de 1917 y albergó a series y personajes tan conocidos como "La familia Ulises", "Los grandes inventos de TBO" o "Josechu el Vasco". Algunas de esas tiras, como las de los Kakikus, una familia de indígenas dibujada por Josep María Blanco Ibarz, no podrían publicarse hoy en día, tal como destaca el periodista. "Blanco utilizó un estilo muy sintético, muy divertido, con una gran carga expresiva, era muy curiosa esa serie, pero a nivel de corrección política posiblemente hoy no se podría publicar", afirma.

La tribu es un ejemplo de cómo la revista reflejaba la sociedad que la leía: "Es un humor costumbrista. En la serie sobre la familia Ulises tú ves perfectamente la evolución sobre todo de la clase media española a todos los niveles: cuando quieren comprar la nevera eléctrica, cuando compran el primer coche, los primeros viajes fuera, las salidas al campo...".

Las mujeres de TBO

Otro botón de muestra es el hecho de que entre la gran cantidad de dibujantes de TBO solo hubiese cinco o seis mujeres. "La mujer en la historieta como profesional -cuenta Guiral- llega hacia los años 40, sobre todo con el éxito de la historieta sentimental, romántica, pero mujeres humoristas de cómic había menos".

La publicación también tuvo que hacer frente a la censura en varias ocasiones. No gustaban demasiado al régimen las formas orondas de las mujeres de Manuel Urda ni tampoco hizo mucha gracia que en 1951 un chiste gráfico se refiriera a un tal Blas Pérez, nombre del ministro de la Gobernación: la policía irrumpió en la redacción de la revista, se incautó de los ejemplares que quedaban por salir a la venta y le impuso una importante multa.

La falta de ventas hizo que el TBO clásico dejase de publicarse en 1983, aunque aparecieron tres números más en 1986, 1988 y 1998. Sin embargo, 100 años después, sus viñetas, sus textos por entregas y sus chistes gráficos y literarios siguen recordándose. No en vano, todavía se escucha eso de "Está más visto que el TBO".