Anterior Frecuencias de emisión en onda corta Siguiente Soraya prepara un disco "más pop, con menos ordenadores y más banda" Arriba Ir arriba
Documentos RNE - Altos Hornos de Vizcaya. La memoria del acero - 08/10/16

"Altos Hornos de Vizcaya. La memoria del acero", en 'Documentos RNE'

  • Nacida en 1902, fue la mayor empresa española a principios del siglo XX

  • También fue la primera empresa de España en firmar un convenio colectivo

|

Cuando se cumplen dos décadas del cierre de Altos Hornos de Vizcaya, Documentos RNE dedica un programa a la que fue la mayor empresa de España durante la etapa inicial del siglo XX.

Nacida en 1902 de la unión de tres siderúrgicas de la margen izquierda del Nervión, Altos Hornos de Vizcaya experimentó un rápido crecimiento durante la Primera Guerra Mundial gracias a la exportación de aceros especiales para la industria militar. Tras la Guerra Civil –de la que salió indemne al caer en manos del bando franquista–, Altos Hornos adquirió la Compañía Siderúrgica del Mediterráneo, en Sagunto, y reorganizó la estructura de sus factorías de Sestao y Barakaldo. La escasez de espacio motivada por la orografía de estos municipios vizcaínos forzó una estrecha convivencia entre las zonas residenciales y el alargado polo industrial, que endureció el paisaje de la Ría.

En su historia, Altos Hornos de Vizcaya vivió épocas de bonanza y momentos de incertidumbre debidos a factores políticos y a las fuertes variaciones en la demanda mundial de acero. Sus gestores introdujeron innovaciones como la contabilidad de costes o el control de calidad, y los trabajadores fueron pioneros en la defensa de los derechos laborales; fue la primera empresa española en firmar un convenio colectivo y una de las más reivindicativas, con huelgas que paralizaron la producción durante meses. Además, la lucha contra la elevadísima siniestralidad se convirtió en cuestión prioritaria; hacia el final de su vida, había conseguido reducir prácticamente a cero el número de fallecidos en accidente laboral.

El final de esta emblemática compañía, sustento de decenas de miles de familias durante generaciones, se escribió en verano de 1996. Su último horno alto se apagó como consecuencia de la dura reconversión del sector dictada por Bruselas y acatada por el gobierno español, en la que sólo se salvó la siderúrgica pública asturiana Ensidesa. Actualmente, la regeneración urbana y medioambiental de la Ría es una realidad tan palpable como el descenso de la actividad económica. La pequeña acería compacta ArcelorMittal Sestao, propiedad del gigante indio del acero, es el último rescoldo de la actividad siderúrgica, con una plantilla 100 veces menor que la original y un futuro incierto.

El documental de Álvaro Soto cuenta con la voz de Javier Pérez Agote, antiguo director de Administración y Finanzas de la Compañía, y las de los extrabajadores Néstor Álvarez, sindicalista y asesor de la CECA (Comunidad Europea del Carbón y del Acero), y Miguel Ángel Martínez Vitores, autor de Memoria gráfica de una siderurgia. También aporta los puntos de vista de los profesores de la Universidad del País Vasco Xabier Barrutia, doctor en Economía y autor de Altos Hornos de Vizcaya. Análisis crítico del cierre y testimonios vitales, y Susana Serrano, doctora en Geografía e Historia. El recorrido histórico y sentimental se completa con grabaciones originales realizadas en las fábricas, procedentes del Archivo de RTVE, y declaraciones de antiguos presidentes como Juan Luis Burgos o Juan Miguel Villar Mir.

Documentos RNE se emite los sábados, de 15.00 a 16.00 horas, por Radio Nacional.

Más contenidos de Radio

anterior siguiente