Todo el mundo quiere a Otis Redding

Ampliar foto Otis Redding

Otis Redding

LUIS LAPUENTE (RADIO 3)LUIS LAPUENTE (RADIO 3) 

Ottis Redding(1941-1967). Cuarenta y cinco años después de su muerte, sigue siendo el cantante negro más reverenciado por los suyos y el único que suscita la práctica unanimidad de la comunidad del rock. Siempre fue así.

En sólo cinco años de vida artística se metió en el bolsillo a la crítica especializada, a los ejecutivos discográficos, a sus compañeros de los sellos Stax y Atlantic, a los que amaban a Sam Cooke y a Little Richard y abominaban del rock psicodélico y a quienes babeaban con Jefferson Airplane y no podían soportar un solo acorde de “Papa’s got a brand new bag”.

Los blancos le invitaron al Festival de Monterey, donde fue un islote soul entre decenas de artistas de rock y el Movimiento por los Derechos Civiles del Dr. King adoptó una de sus composiciones (“Respect”) como himno y bandera de los ideales de igualdad racial.

La esencia del soul

Así lo recuerda quien fuera uno de sus amigos y colaboradores más íntimos, el ex vicepresidente de Stax Records Al Bell: “La auténtica esencia del soul estaba en Otis Redding. Él fue uno de los seres humanos más grandes que pasaron por mi vida. Yo había trabajado codo con codo con Martin Luther King y después he conocido a muchos otros líderes sociales, pero considero que Otis está por encima de todos ellos”. Un juicio que comparten todos los que lo trataron de cerca.

Como el cofundador de Stax, Jim Stewart: “El Otis Redding que yo conocí era una persona muy tierna, comprensiva, cálida y sincera. El mejor camino para llegar hasta el fondo de su alma es escuchar su interpretación de ‘Try a little tenderness’”.

El que fuera su manager, Phil Walden: “Otis tenía la habilidad de ganarse el cariño de todo el mundo, desde los militantes musulmanes hasta los miembros del Ku-Klux-Klan. Recuerdo que en cierta ocasión le presenté a un amigo de mi padre que era segregacionista convencido, de los de la vieja escuela; después de un rato de conversación, el tipo estaba absolutamente fascinado por Otis y aún hoy tiene un retrato suyo colgado en una pared de su casa. Dice que Otis es una de las personas más grandes que ha conocido”. 

Respeto

Jerry Wexler, uno de los cerebros de Atlantic Records, leyó estas emocionadas palabras en su funeral: “Otis fue un príncipe natural. Cuando estabas con él, te comunicaba amor y una gran fe en las posibilidades del género humano, la certeza de que se avecinaban grandes cambios que mejorarían el mundo… Aparte de su carácter y su dedicación, compró ese magnífico rancho en Macon, Georgia, para convertirlo en su hogar y en el núcleo de sus proyectos empresariales, cuando podía haber elegido cualquier otro lugar para establecerse. Y es que él pensaba que su obligación era permanecer en su tierra, descubrir nuevos talentos y favorecer la educación de sus hermanos de raza, empujarles a construirse un porvenir digno en el Sur, ofrecerles una puerta abierta al futuro. Respeto por sus raíces, ésa fue otra de las cualidades del hombre cuya composición ‘Respect’ se convirtió en un formidable himno de esperanza parta el mundo entero”.

Sonideros celebra este domingo la música inmortal de Otis Redding, cuando se cumplen 50 años de su debut discográfico en el sello Stax Records.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:27333